Sociedad Biblica Argentina

Navidad - Día 6

Texto(s) de la Biblia

La visita de los sabios

1Jesús nació en Belén de Judea en los tiempos del rey Herodes. En aquel tiempo, unos sabios que venían desde el oriente llegaron a Jerusalén

2y preguntaron: «¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el oriente, y venimos a adorarlo.»

3Cuando el rey Herodes oyó esto, se turbó, y toda Jerusalén con él.

4Convocó entonces a todos los principales sacerdotes y a los escribas del pueblo, y les preguntó dónde había de nacer el Cristo.

5Ellos le dijeron: «En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:

6“Y tú, Belén, de la tierra de Judá,

no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;

porque de ti saldrá un guía

que apacentará a mi pueblo Israel.”»

7Luego, Herodes llamó en secreto a los sabios para saber de ellos el tiempo preciso en que había aparecido la estrella.

8Los envió a Belén, y les dijo: «Vayan y averigüen con sumo cuidado acerca del niño, y cuando lo encuentren, avísenme, para que yo también vaya a adorarlo.»

9Después de escuchar al rey, los sabios se fueron. La estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño.

10Al ver la estrella, se regocijaron mucho.

11Cuando entraron en la casa, vieron al niño con su madre María y, postrándose ante él, lo adoraron. Luego, abrieron sus tesoros y le ofrecieron oro, incienso y mirra.

12Pero como en sueños se les advirtió que no volvieran a donde estaba Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

San Mateo 2:1-1:12RVRCAbrir en el lector de la Biblia

17»Yo lo veré, pero no en este momento;

lo contemplaré, pero no de cerca.

De Jacob saldrá una estrella;

un cetro surgirá en Israel,

que herirá a Moab en las sienes

y descalabrará a todos los hijos de Set.

La multitud vestida de ropas blancas

9Después de esto vi aparecer una gran multitud compuesta de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas. Era imposible saber su número. Estaban de pie ante el trono, en presencia del Cordero, y vestían ropas blancas; en sus manos llevaban ramas de palma,

10y a grandes voces gritaban: «La salvación proviene de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero.»

Apocalipsis 7:9-10RVRCAbrir en el lector de la Biblia

ADORADO POR GENTILES 

Un viaje largo, nada de comodidad, pero con deseos de encontrar al Rey. No tenemos mucha información sobre la identidad de estos sabios. En la época en que nació Jesús

ese título de «sabios» o «magos» aplicaba a cualquiera que se dedicara a la astrología, la interpretación de sueños, el estudio de escritos sagrados o la magia.

Ellos decidieron emprender una larga travesía con un objetivo: adorar al Rey. Estos viajeros no buscaban al Rey para corroborar una teoría astrológica… ¡lo buscaban para rendirle adoración! Es muy probable que ellos no entendieran todo lo que Jesús significaba y cómo cambiaría al mundo; sin embargo, su actitud era un anuncio de lo que un día ocurrirá.

El Rey que nació en Belén, sin pompa ni atavíos reales, será adorado por gente de toda lengua y nación (Ap 7:9-10). 

Cuando cada año llega la Navidad, tal vez sin darnos cuenta, nos encontramos en la misma situación: podemos actuar no como los sabios, sino como los contemporáneos del tiempo de Jesús. Entre el ajetreo, los compromisos y celebraciones, lo perdemos de vista. A diferencia de los sabios, nos embarcamos en otras travesías que, en lugar de acercarnos a Belén, nos alejan. En lugar de corazón de adoradores para Dios, tenemos corazones distraídos que olvidan que la Navidad se trata de adorar al Rey que nació, murió, resucitó y regresará en toda Su gloria.

¿Cómo puedes procurar adorar más al Señor con tu vida e invitar a otras personas a hacer lo mismo?

*Este es un fragmento adaptado del ebook: Noticias de gran gozo: 25 reflexiones para celebrar el Adviento. (2021, Coalición por el Evangelio), editado por Josué Barrios. Usado con permiso.

 

Nuestro anhelo

Queremos ayudarte en tu encuentro con Dios a través de la Biblia. Para esto traducimos, publicamos, difundimos y exaltamos la Palabra de Dios.

Sociedad Biblica Argentinav.4.16.16
Seguinos en