Sociedad Biblica Argentina

Navidad - Día 5

Texto(s) de la Biblia

María visita a Elisabet

39Por esos mismos días, María fue de prisa a una ciudad de Judá que estaba en las montañas.

40Al entrar en la casa de Zacarías, saludó a Elisabet.

41Y sucedió que, al oír Elisabet el saludo de María, la criatura saltó en su vientre y Elisabet recibió la plenitud del Espíritu Santo.

42Entonces ella exclamó a voz en cuello: «¡Bendita eres tú entre las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre!

43¿Cómo pudo sucederme que la madre de mi Señor venga a visitarme?

44¡Tan pronto como escuché tu saludo, la criatura saltó de alegría en mi vientre!

45¡Dichosa tú, que has creído, porque se cumplirá lo que el Señor te ha anunciado!»

46Entonces María dijo:

«Mi alma glorifica al Señor,

47y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.

48Pues se ha dignado mirar a su humilde sierva,

y desde ahora me llamarán dichosa

por todas las generaciones.

49Grandes cosas ha hecho en mí el Poderoso;

¡Santo es su nombre!

50La misericordia de Dios es eterna

para aquellos que le temen.

51Con su brazo hizo grandes proezas,

y deshizo los planes de los soberbios.

52Derrocó del trono a los poderosos,

y puso en alto a los humildes.

53A los hambrientos los colmó de bienes,

y a los ricos los dejó con las manos vacías.

54Socorrió a su siervo Israel,

y se acordó de su misericordia,

55de la cual habló con nuestros padres,

con Abrahán y con su descendencia para siempre.»

San Lucas 1:39-55RVRCAbrir en el lector de la Biblia

8¡Alabemos la misericordia del Señor

y sus grandes hechos en favor de los mortales!

9El Señor sacia la sed del sediento,

y colma con buena comida al hambriento.

9Dios hace cosas grandes e incomprensibles;

¡imposible contar las maravillas que realiza!

10Con su lluvia cubre toda la tierra;

con el agua empapa los campos.

11A los humildes los enaltece,

y a los afligidos los consuela.

LA EXALTACIÓN DE LOS HUMILDES 

Uno de los temas más importantes para Lucas en el relato de la Navidad es cómo Dios pone al mundo de cabeza por la forma en que Él decidió traernos salvación. Vemos este

énfasis en el canto de María, una alabanza poética llena de gratitud y gozo por la encarnación.

Que Dios decidiera encarnarse y nacer como el bebé de una virgen pobre en una ciudad sin importancia, cumpliendo sus promesas a una nación pequeña y conquistada y sin influencia global, revoluciona nuestra visión de la realidad. Nos muestra cómo nuestra era actual, donde reina el orgullo humano y su superficialidad, empieza a desvanecerse ante el sistema de valores del reino de Dios: un reino en donde no son bienaventurados los que se creen poderosos, autosuficientes y ricos, sino los que se reconocen pobres, los hambrientos, los que lloran y los que son perseguidos por causa del evangelio (Lc 6:20-23).

Si creemos en el Salvador que se humilló para hacernos bienaventurados conforme a sus promesas, lo que reflexionamos aquí debe reflejarse en cómo vemos la vida en este mundo.

¿Cómo serían nuestras vidas si dejamos que el significado bíblico de la Navidad invierta la forma en que entendemos la riqueza y la pobreza, el poder y la debilidad, la grandeza y la pequeñez, el orgullo y la humildad?

*Este es un fragmento adaptado del ebook: Noticias de gran gozo: 25 reflexiones para celebrar el Adviento. (2021, Coalición por el Evangelio), editado por Josué Barrios. Usado con permiso.

Nuestro anhelo

Queremos ayudarte en tu encuentro con Dios a través de la Biblia. Para esto traducimos, publicamos, difundimos y exaltamos la Palabra de Dios.

Sociedad Biblica Argentinav.4.16.16
Seguinos en