Traducción en Lenguaje Actual (TLA)
95

Cantemos a Dios con alegría

SALMO 95 (94)

951¡Vamos, cantemos con alegría!

¡Alabemos a nuestro Dios!

¡Él nos salva y nos protege!

2¡Vayamos a darle gracias!

¡Cantémosle himnos de alabanza!

3Nuestro Dios es poderoso,

¡es el rey de todos los dioses!

4Nuestro Dios tiene en sus manos

lo más profundo de la tierra;

suyas son las montañas más altas.

5Suyos son el mar y la tierra,

pues él mismo los creó.

6¡Vamos, adoremos de rodillas

a nuestro Dios y creador!

7Pertenecemos a Dios;

nosotros somos su pueblo.

Él es nuestro pastor,

y nosotros somos su rebaño;

¡estamos bajo su cuidado!

Si hoy escuchamos su voz,

8no seamos tercos,

como cuando nos rebelamos

en el desierto, cerca de Masá.

9Dios dice:

«En aquella ocasión,

sus antepasados me pusieron a prueba,

a pesar de que vieron lo que hice.

10Durante cuarenta años

estuve muy enojado contra ellos,

y al fin les hice ver

que vivían en el error,

pues no obedecían mis mandamientos.

11Por eso, ya enojado decidí:

“No voy a permitirles

entrar en la tierra prometida,

donde los habría hecho descansar”».

96

Dios es nuestro rey

SALMO 96 (95)

961¡Vamos, habitantes de este mundo!

¡Cantemos a Dios un nuevo himno!

2¡Cantemos alabanzas a nuestro Dios!

¡Celebremos día tras día sus victorias!

3¡Anunciemos su grandeza y maravillas

entre todas las naciones!

4¡Grande y digno de alabanza

es nuestro Dios,

y más temible que todos los dioses!

5Los dioses de otras naciones

son dioses falsos,

pero Dios hizo los cielos.

6Lleno está su santuario

de majestad y esplendor,

de poder y belleza.

7Pueblos todos,

¡reconozcan el poder de nuestro Dios

y ríndanle homenaje!

8¡Vengan a los patios de su templo

y traigan sus ofrendas!

¡Adórenlo como él se merece!

9¡Inclínense ante él

en su santuario majestuoso!

¡Que toda la tierra le rinda homenaje!

10Que digan las naciones:

«¡Dios es nuestro rey!»

Él estableció el mundo con firmeza,

y el mundo jamás se moverá.

¡Él gobierna las naciones con justicia!

11¡Que se alegren los cielos!

¡Que grite la tierra de alegría!

¡Que ruja el mar,

con todo lo que contiene!

12¡Que canten alegres los campos,

con todo lo que hay en ellos!

¡Que griten de alegría

todos los árboles del bosque!

13¡Que canten en presencia de Dios,

que viene ya para gobernar al mundo!

¡Dios gobernará con verdadera justicia

a todos los pueblos de la tierra!

97

Dios es un rey justo

SALMO 97 (96)

971¡Dios es nuestro rey!

¡Que lo celebre la tierra!

¡Que lo festejen las islas lejanas!

2-3Dios es un rey justo,

que hace valer el derecho.

Su trono está rodeado

de oscuros nubarrones.

De su presencia sale fuego

que consume a sus enemigos.

4Sus relámpagos iluminan el mundo.

Al verlos, la tierra se estremece.

5En presencia de nuestro Dios,

que domina el mundo entero,

las montañas se derriten como cera;

6los cielos reconocen su justicia,

los pueblos contemplan su poder,

7y los dioses se inclinan ante él.

Así quedan en vergüenza

todos los que adoran dioses falsos.

8Cuando lo sepan en Jerusalén

y en las ciudades de Judá,

todos se llenarán de alegría

porque tú eres un Dios justo.

9¡Tú eres el Dios altísimo!

¡Eres más grande que toda la tierra!

¡Eres más grande que todos los dioses!

10Tú amas y proteges

a quienes odian el mal y te obedecen;

tú los libras de los malvados;

11tú derramas luz y alegría

sobre la gente honrada.

12Ustedes los justos,

¡alégrense en Dios!

¡Alábenlo porque es nuestro Dios!