Traducción en Lenguaje Actual (TLA)
46

Dios nos brinda protección

SALMO 46 (45)

(1) Poema compuesto por la familia de Coré.

Instrucciones para el director del coro: para cantarlo en un funeral.

461 1 (2) Nuestro Dios es como un castillo

que nos brinda protección.

Dios siempre nos ayuda

cuando estamos en problemas.

2-3 2-3 (3-4) Aunque tiemble la tierra

y se hundan las montañas

hasta el fondo del mar;

aunque se levanten grandes olas

y sacudan los cerros con violencia,

¡no tendremos miedo!

4 4 (5) Un río alegra a los que viven

en la ciudad de Dios;

sus arroyos llenan de alegría

el templo del Dios altísimo.

5 5 (6) La ciudad de Dios jamás caerá

porque Dios habita en ella;

Dios mismo vendrá en su ayuda

al comenzar el día.

6 6 (7) Cuando Dios deja oír su voz,

se asustan las naciones,

se tambalean los reinos

y se estremece la tierra.

7 7 (8) Con nosotros está

el Dios del universo;

él es Dios de nuestro pueblo,

¡él es nuestro refugio!

8 8 (9) ¡Vengan, vengan a ver

las grandes maravillas

que Dios ha hecho

en toda la tierra!

9 9 (10) Hasta en los lugares más lejanos

les puso fin a las guerras;

destrozó arcos y lanzas,

y echó al fuego los escudos.

10 10 (11) Y dijo:

«¡Todas las naciones del mundo

reconocen mi grandeza!

¡Reconózcanme como su Dios

y ya no se peleen!»

11 11 (12) Con nosotros está

el Dios del universo;

él es Dios de nuestro pueblo,

¡él es nuestro refugio!

47

Dios es rey de toda la tierra

SALMO 47 (46)

(1) Poema compuesto por la familia de Coré.

471 1 (2) ¡Aplaudan felices,

pueblos del mundo!

¡Alaben a Dios con alegría!

2 2 (3) ¡El Dios altísimo

es el rey de toda la tierra

y merece toda honra!

3 3 (4) El gran rey nos dio la victoria

sobre pueblos y naciones.

4 4 (5) Dios nos ama,

pues somos su pueblo.

Por eso nos dio

la tierra prometida;

¡esa tierra es nuestro orgullo!

5 5 (6) Dios se ha sentado en su trono

entre gritos de alegría

y toques de trompeta.

6 6 (7) ¡Vamos a cantarle himnos a Dios!

¡Vamos a cantarle a nuestro rey!

7 7 (8) ¡Cantémosle un himno hermoso,

pues él reina en toda la tierra!

8 8 (9) Dios reina desde su templo

sobre todas las naciones.

9 9 (10a) Los jefes de las naciones

y el pueblo del Dios de Abraham,

se juntan para adorarlo,

10 10 (10b) pues a Dios le pertenecen

todos los pueblos del mundo.

48

La ciudad de Dios

SALMO 48 (47)

(1) Himno compuesto por la familia de Coré.

481-2 1-2 (2-3) Poderoso es nuestro Dios

y merece nuestra alabanza.

En el templo del monte Sión

habita nuestro Dios y Rey.

¡Allí la tierra se alegra!

¡Allí la tierra lo adora!

3 3 (4) Dios protege nuestra ciudad;

por él vivimos confiados.

4 4 (5) Algunos reyes se unieron

para atacar la ciudad,

5 5 (6) pero cuando la vieron

ya no supieron qué hacer;

se asustaron por completo

y se echaron a correr.

6 6 (7) Tú los llenaste de miedo.

Como heridos de muerte,

se retorcían de dolor.

7 7 (8) Tú los llenaste de miedo,

parecían marineros

en violenta tempestad.

8 8 (9) Eso ya lo sabíamos;

en la ciudad de nuestro Dios

lo hemos confirmado:

el Dios del universo,

hará que esta ciudad

permanezca para siempre.

9 9 (10) Dios mío, Dios mío,

en tu templo nos ponemos a pensar

en la grandeza de tu amor.

10 10 (11) Tu fama llega

hasta el fin del mundo;

por todas partes

se habla bien de ti.

¡Tú gobiernas con justicia!

11 11 (12) En el monte Sión,

y entre los pueblos de Judá

tus justas decisiones

son motivo de alegría.

12 12 (13) ¡Vengan a Jerusalén!

¡Den un paseo por ella

y vean cuántas torres tiene!

13 13 (14) ¡Fíjense en sus murallas,

y revisen sus fortalezas!

Así podrán contárselo

a los que todavía no han nacido.

14 14 (15) ¡Este es nuestro Dios!

¡Nuestro Dios es un Dios eterno

que siempre guiará nuestra vida!