Traducción en Lenguaje Actual (TLA)
140

Dios me protege

SALMO 140 (139)

(1) Himno de David.

1401 1 (2) Dios mío,

¡líbrame de la gente malvada!

¡Protégeme de la gente violenta,

2 2 (3) que solo piensa hacer lo malo

y todo el tiempo busca pleito!

3 3 (4) Más que gente, parecen víboras;

hablan, y sus palabras

son venenosas e hirientes.

4 4 (5) Dios mío,

protégeme de esos malvados;

protégeme de esos violentos,

que solo quieren verme fracasar.

5 5 (6) Son gente muy orgullosa.

A mi paso pusieron trampas

para hacerme caer en ellas.

6 6 (7) Pero yo te reconozco

como mi único Dios;

¡por favor, escucha mis ruegos!

7 7 (8) Tú eres mi Dios;

eres mi poderoso Salvador;

tú me salvas la vida

en el día de la batalla.

8 8 (9) Dios mío,

no permitas que los malvados

se salgan con la suya;

no permitas que triunfen sus planes.

9 9 (10) ¡Haz caer sobre mis enemigos

todo el mal que me desean!

10 10 (11) ¡Que caigan sobre ellos

carbones encendidos!

¡Que caigan en pozos profundos

y nunca más salgan de allí!

11 11 (12) ¡Que la gente mentirosa

no vuelva a vivir en la tierra!

¡Que acabe la calamidad

con toda la gente violenta!

12 12 (13) Dios mío,

de una cosa estoy seguro:

¡tú defiendes y haces justicia

a los pobres y necesitados!

13 13 (14) Por eso la gente honrada

te alaba y vive contigo.

141

¡Protégeme, Dios mío!

SALMO 141 (140)

(1a) Himno de David.

1411 1 (1b) Dios mío, te estoy llamando:

¡Préstame atención

y ven pronto en mi ayuda!

2¡Recibe mi oración

como una ofrenda de incienso!

¡A ti elevo mis manos

como una ofrenda en la tarde!

3Dios mío,

¡no me dejes decir

ni una sola tontería!

4¡No me dejes tener

malos pensamientos,

ni cometer maldad alguna!

¡No me dejes tomar parte

en fiestas de gente malvada!

5Considero una muestra de amor

que una persona honrada

me regañe o me golpee;

para mí, sus reprensiones

son como fino perfume.

Dios mío, yo siempre te pido

que castigues a los malvados.

6Cuando los gobernantes malvados

acaben en la ruina,

se acordarán de mis palabras

y sabrán que les hablé con dulzura.

7Entonces la gente dirá:

«Sus huesos han quedado

esparcidos por el suelo».

8Por mi parte, Dios mío,

de ti dependo,

y en ti busco refugio.

¡No dejes que me maten!

9¡Líbrame de las trampas

que esos malvados me tienden!

10¡Haz que sean ellos mismos

los que caigan en sus redes!

Pero a mí, ¡ponme a salvo!

142

Dios es mi refugio

SALMO 142 (141)

(1) David compuso este himno cuando huía de Saúl y se escondió en una cueva.

1421 1 (2) Mi Dios,

a ti elevo mi voz

para pedirte ayuda;

a ti elevo mi voz

para pedirte compasión.

2-3 2-3 (3-4) Cuando me siento deprimido,

a ti te hago saber lo que me angustia.

Tú sabes cómo me comporto.

Hay algunos que a mi paso

me tienden una trampa.

4 4 (5) Mira bien a mi derecha:

¡nadie me presta atención!

¡No hay nadie que me proteja!

¡A nadie le importo!

5 5 (6) Dios mío,

a ti te ruego y te digo:

«¡Tú eres mi refugio!

¡En este mundo

tú eres todo lo que tengo!»

6 6 (7) ¡Atiende mis ruegos,

pues me encuentro muy débil!

¡Líbrame de mis enemigos,

pues son más fuertes que yo!

7 7 (8) ¡Sácame de esta angustia,

para que pueda alabarte!

Al ver que me tratas bien,

los justos harán fiesta.