Traducción en Lenguaje Actual (TLA)
122

¡Que haya paz en Jerusalén!

SALMO 122 (121)

(1a) Cántico de David para las peregrinaciones.

1221 1 (1b) Me da gusto que me digan:

«¡Vamos al templo de Dios!»

2Ciudad de Jerusalén,

¡aquí nos tienes!

¡Ya llegamos a tus portones!

3Ciudad de Jerusalén,

¡construida como punto de reunión

de la comunidad de Israel!

4¡Hasta ti llegan las tribus,

todas las tribus de Israel!

¡Hasta ti llega el pueblo

para adorar a Dios,

tal como él lo ordenó!

5En ti se encuentran

los tribunales de justicia;

en ti se encuentra

el palacio de David.

6Por ti le pedimos a Dios:

«¡Que tengas paz, Jerusalén!

»¡Que vivan en paz los que te aman!

7¡Que dentro de tus murallas

y dentro de tus palacios

haya paz y seguridad!»

8A mis hermanos y amigos

les deseo que tengan paz.

9Y a ti, Jerusalén,

te deseo mucho bienestar

porque en ti se encuentra

el templo de nuestro Dios.

123

De ti dependemos

SALMO 123 (122)

(1a) Cántico para las peregrinaciones.

1231-2 1-2 (1b-2) Dios, rey de los cielos,

de ti dependemos,

como dependen los esclavos

de la compasión de sus amos.

Dios nuestro,

de ti dependemos y esperamos

que nos tengas compasión.

3-4¡Compadécete de nosotros!

¡Ya estamos cansados

de que esos ricos orgullosos

nos ofendan y nos desprecien!

124

Dios siempre nos ayuda

SALMO 124 (123)

(1a) Cántico de David para las peregrinaciones.

1241 1 (1b) Si Dios no nos hubiera ayudado,

¿qué habría sido de nosotros?

¡Todos en Israel lo sabemos!

2Si Dios no nos hubiera ayudado

cuando nos atacaba todo el mundo,

3nos habrían matado a todos,

pues nuestros enemigos

estaban muy enojados con nosotros.

4Habrían acabado con nosotros

como aguas desbordadas

que arrasan con todo a su paso,

5como aguas turbulentas

que todo lo destruyen.

6¡Alabemos a Dios,

que no dejó que esos malvados

nos despedazaran con sus dientes!

7¡La trampa está hecha pedazos!

¡Hemos logrado escapar,

como los pájaros!

8¡El creador de cielo y tierra

nos ayudó a escapar!