Traducción en Lenguaje Actual (TLA)
11

Dios lo controla todo

SALMO 11 (10)

(1a) Himno de David.

111 1 (1b) Dios es mi protector,

¡no me digan que huya a los cerros,

como si fuera un pájaro!

2Fíjense en los malvados:

se esconden en las sombras,

y esperan a la gente honrada,

para atacarla cuando pase.

3¡Si este mundo parece estar

bajo el control de los malvados,

qué puede hacer la gente honrada!

4-5Pero Dios está en su santo templo;

desde su palacio celestial

vigila a la humanidad entera.

Dios pone a prueba a los justos;

él mismo los examina,

pero odia con toda su alma

a los malvados y a los violentos.

6Sobre ellos dejará caer

una lluvia de brasas de fuego

y de azufre encendido.

¡Un viento caliente los acabará!

7Dios es justo de verdad,

y ama la justicia;

¡por eso la gente honrada

habrá de verlo cara a cara!

12

Tú siempre nos proteges

SALMO 12 (11)

(1) Himno de David.

Instrucciones para el director del coro: Este himno deberá cantarse acompañado de instrumentos de ocho cuerdas.

121 1 (2) Sálvanos, Dios mío,

pues ya no hay en este mundo

gente que te sea fiel.

2 2 (3) Todo el mundo dice mentiras

y unos a otros se engañan;

ahora dicen una cosa,

y luego dicen otra.

3 3 (4) Tú acabarás con esa gente

mentirosa y arrogante,

4 4 (5) con esa gente que dice:

«Lo que nos sobra es lengua;

sabemos hablar muy bien.

¡Nadie podrá dominarnos!»

5 5 (6) Pero tú mismo has dicho:

«La gente pobre y humilde

ya no aguanta tanto maltrato;

voy a entrar en acción

y los pondré a salvo».

6-8 6-8 (7-9) Dios mío,

tú siempre cumples tus promesas

y lo has demostrado una y otra vez.

Tus promesas son más valiosas

que plata refinada.

Podrá haber malvados en el mundo,

y la maldad ir en aumento,

pero tú siempre nos proteges

y nos defiendes de esa gente.

13

Mírame y respóndeme

SALMO 13 (12)

(1) Himno de David.

131-3 1-3 (2-4) Mi Señor y Dios,

¿vas a tenerme siempre olvidado?

¿Vas a negarte a mirarme?

¿Debe seguir mi corazón

siempre angustiado,

siempre sufriendo?

¿Hasta cuándo el enemigo

me va a seguir dominando?

Mírame y respóndeme;

¡ayúdame a entender lo que pasa!

De lo contrario, perderé la vida;

4 4 (5) mi enemigo cantará victoria

y se alegrará de mi fracaso.

5-6 5-6 (6-7) Pero yo, Dios mío,

confío en tu gran amor

y me lleno de alegría

porque me salvaste.

¡Voy a cantarte himnos

porque has sido bueno conmigo!