Traducción en Lenguaje Actual (TLA)
10

101»Si doy rienda suelta a mi queja

y a la amargura que llevo dentro,

es porque estoy cansado de la vida.

2Por eso le he dicho a Dios:

“Dios mío, no seas injusto conmigo;

¡dime qué mal he cometido!

3Tú eres mi creador,

y no está bien que me maltrates

ni que permitas que los malvados

hagan planes contra mí.

4Tú no ves las cosas

como nosotros las vemos,

5ni vives los pocos años

que nos toca vivir;

6¿por qué, entonces, quieres saber

qué pecados he cometido?

7¡Tú sabes que no soy culpable,

y yo bien sé que no es posible

que me libre de tu poder!

8-10”Tú, con tus propias manos,

me fuiste dando forma,

como quien hace una olla de barro,

como quien derrama crema

para hacer queso;

¿por qué quieres quitarme la vida

y hacerme volver al polvo?

11Tú recubriste mis huesos

con carne y con piel;

12tú me diste vida

y me trataste con bondad;

¡siempre cuidaste de mí!

13Pero ahora me doy cuenta

de algo que no me dijiste:

14¡que me estarías vigilando

para ver si yo pecaba,

pues no perdonarías mi pecado!

15Pero, inocente o culpable,

estoy en un gran problema

y no puedo mirarte a los ojos.

¡Estoy muy avergonzado

y me muero de tristeza!

16Siempre me estás vigilando,

como si fueras un león al acecho;

apenas hago el menor movimiento,

me haces sentir tu poder.

17Tu enojo contra mí va en aumento;

presentas nuevos testigos que me acusan;

tus ejércitos me atacan sin cesar.

18”¿Por qué me dejaste nacer?

¡Ojalá me hubiera muerto,

sin que nadie llegara a conocerme!

19¡Más me valdría no haber nacido,

y pasar directamente a la tumba!

20Mis días están contados;

ya están llegando a su fin.

¡Por favor, déjame en paz!

¡Quiero tener un momento de alegría,

21-22antes de emprender el viaje sin regreso

al país de las tinieblas y el desorden!”»

11

Primera participación de Zofar

111Al oír las palabras de Job, su amigo Zofar le dijo:

2«¡Tantas palabras sin sentido

no pueden quedar sin respuesta!

¡Un charlatán como este

no puede ser inocente!

3¿Vamos a quedarnos callados

ante tantas tonterías?

¿Y acaso vas a burlarte de nosotros

sin que te respondamos?

4Tú aseguras estar en lo correcto,

y no haber hecho nada malo.

5¡Cómo me gustaría ver

que Dios mismo te acusara,

6y que te hiciera saber

los secretos de la sabiduría!

Así podrías darte cuenta

de que Dios no te ha castigado

como te mereces.

7»¿Crees que puedes llegar a conocer

los secretos del Dios todopoderoso?

8-9¡Nunca podrás llegar a conocerlos!

¡Son más altos que los cielos,

más profundos que el sepulcro,

más extensos que la tierra

y más anchos que la mar!

10-11»Dios sabe quién es tonto

y quién es malvado;

lo sabe, y no los perdona.

Si Dios decide llamarte a cuentas

y meterte en la cárcel,

¿quién se lo impedirá?

12»No es nada fácil

que el tonto llegue a ser sabio,

como tampoco es fácil

que de un burro nazca un hombre.

13»Pero si tú amas a Dios

y le pides perdón,

14y si tú y tu familia

dejan de hacer el mal,

15entonces no tendrás que avergonzarte,

y podrás vivir sin ningún temor.

16Olvidarás tus sufrimientos por completo,

y si acaso los recuerdas,

será como recordar cosas sin importancia.

17Tendrás una vida muy feliz.

¡Tus pesadillas más horribles,

se convertirán en dulces sueños!

18-19Vivirás en paz y protegido por Dios;

dormirás confiado y lleno de esperanza,

sin miedo a nada ni a nadie,

y muchos querrán ser tus amigos.

20Pero los malvados no podrán escapar:

sus ojos se irán apagando,

hasta que les llegue la muerte».

12

Tercera respuesta de Job

121Job le respondió a Zofar:

2«¡Ustedes se creen los maestros del pueblo!

¡Y piensan que al morir,

se acabarán los sabios!

3Pero no creo que ustedes

sean más inteligentes que yo.

¡Ustedes no han dicho nada nuevo!

4»Antes, cuando yo llamaba a Dios,

él siempre me respondía;

en cambio, ahora,

hasta mis amigos se burlan de mí;

no soy culpable de nada,

pero todos se burlan de mí.

5¡Qué fácil es criticar al que sufre,

cuando no se tienen problemas!

6Los ladrones creen

que ya dominaron a Dios,

y por eso viven tranquilos.

7»Pero pregúntales a las aves,

y también a los animales,

y ellos te lo contarán todo;

¡te darán una gran lección!

8Habla con la tierra,

y con los peces del mar,

y hasta ellos te lo dirán.

9Ellos saben muy bien

que Dios lo ha creado todo.

10¡Dios tiene en sus manos

la vida de todos los seres vivos!

11Así como el oído capta los sonidos

y la lengua capta los sabores,

12los que han vivido muchos años

captan la sabiduría y el entendimiento.

13»Dios tiene sabiduría y poder;

hace planes y estos se cumplen.

14Si Dios derriba algo,

nadie puede volver a levantarlo.

Si Dios apresa a alguien,

nadie puede ponerlo en libertad.

15Si él quiere que no llueva,

todo en el campo se seca;

pero si quiere que llueva,

la tierra entera se inunda.

16En sus manos están

el poder y la sabiduría,

el engañador y el engañado.

17-19Dios hace que pierdan su puesto

los jueces y los consejeros,

los sacerdotes y los poderosos;

a los reyes los quita del trono

y los hace trabajar como esclavos;

20a los consejeros les calla la boca,

y hace que los ancianos

pierdan su sabiduría.

21»Dios pone en vergüenza

a los fuertes y poderosos;

22Dios pone al descubierto

las profundidades del sepulcro;

23a las naciones

las hace prosperar o fracasar,

las engrandece o las destruye.

24»A los gobernantes

les hace olvidar su sabiduría

para que no sepan qué hacer.

25Así andarán a tientas en la oscuridad,

tropezando como ciegos y borrachos.