Traducción en Lenguaje Actual (TLA)
4

Caín y Abel

41El hombre tuvo relaciones sexuales con su mujer Eva, y ella quedó embarazada y tuvo un hijo. Lo llamó Caín porque dijo: «¡Gracias a Dios he tenido4.1 He tenido. El nombre Caín tiene un sonido parecido a la palabra hebrea que significa he tenido. un varoncito!» 2Después volvió a tener otro hijo, que se llamó Abel. Caín se dedicó a cultivar la tierra, mientras que Abel fue pastor de ovejas.

3Pasó el tiempo, y un día Caín le presentó a Dios una ofrenda de los frutos que cultivaba. 4Por su parte Abel escogió las primeras crías más gordas de sus ovejas, y se las llevó a Dios como ofrenda. Dios recibió con mucho agrado la ofrenda de Abel, 5pero no recibió con el mismo gusto la ofrenda de Caín. Esto le molestó mucho a Caín, y en su cara se le veía lo enojado que estaba.

6Entonces Dios le preguntó a Caín:

«¿Por qué estás tan triste y enojado? 7Si haces lo correcto, siempre te aceptaré con agrado, pero si haces lo malo, el pecado está listo para atacarte como un león. ¡No te dejes dominar por él!»

8Un día, Caín invitó a su hermano. Cuando llegaron al campo, Caín golpeó a su hermano y lo mató.

9Más tarde, Dios le preguntó a Caín:

—¿Dónde está tu hermano?

Y Caín le respondió:

—No lo sé. ¡No tengo por qué cuidarlo!

10Entonces Dios le dijo:

—¿Por qué has matado a tu hermano? ¡Desde la tierra la sangre de tu hermano pide venganza! ¡Esto no puede dejarse sin castigo! 11-12Maldito serás, y la tierra que cultives no te producirá nada, pues has matado a tu hermano y esa misma tierra se bebió su sangre. Por eso andarás por la tierra como un vagabundo, que no tiene donde vivir.

13Entonces Caín le dijo a Dios:

—Ese castigo es más de lo que puedo soportar. 14Hoy me estás condenando a vivir en la tierra como un vagabundo. Tendré que andar escondiéndome de ti, y cualquiera que me encuentre me matará.

15Pero Dios le respondió:

—De ninguna manera. Si alguien se atreve a matarte, sufrirá un castigo siete veces peor.

Entonces Dios le puso a Caín una marca, para que nadie se atreviera a matarlo. 16Así fue como Caín se apartó de la presencia de Dios y se fue a vivir al país de los vagabundos, al este del Edén.

17Caín tuvo relaciones sexuales con su esposa, y ella quedó embarazada y tuvo un hijo al que llamó Henoc. En ese tiempo Caín estaba construyendo una ciudad, y en honor de su hijo también la llamó Henoc.

18Esta es la lista de los descendientes de Caín:

Henoc,

Irad,

Mehujael,

Metusael,

Lámec.

19Lámec tuvo dos esposas. Una de ellas se llamaba Adá, y la otra se llamaba Sila. 20Adá fue la madre de Jabal, que fue el primero en habitar en tiendas de campaña y en dedicarse a la cría de ganado. 21Jabal tuvo un hermano llamado Jubal, que fue quien inventó el arpa y la flauta.

22Sila tuvo también un hijo. Se llamaba Tubal-caín, y se dedicaba a fabricar toda clase de herramientas de bronce y de hierro. Su hermana se llamaba Naamá.

23Un día, Lámec les dijo a sus dos esposas:

«Adá y Sila, esposas mías:

¡escúchenme, préstenme atención!

Si alguien me hiere,

o me hace algún daño,

sea niño o sea hombre,

lo mataré.

24Si el que hiera a Caín

será castigado siete veces,

el que me hiera a mí

será castigado setenta y siete veces».

25Adán4.25 Adán. A partir de este versículo, la palabra hebrea hasta ahora traducida como hombre o ser humano se usa también como nombre propio. volvió a tener relaciones sexuales con su esposa, y ella tuvo un hijo, al cual le puso por nombre Set, pues dijo: «Dios me concedió4.25 Me concedió. El nombre Set tiene un sonido parecido a la palabra hebrea que significa me concedió. otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín.» 26También Set tuvo un hijo, y le puso por nombre Enós. A partir de entonces se comenzó a adorar a Dios usando su nombre.4.26 Su nombre, es decir, Yahveh.

5

Los descendientes de Adán

51-2Dios creó al ser humano a su semejanza. Creó al hombre y a la mujer, luego los bendijo y los llamó «seres humanos».5.1-2 Seres humanos. Véase nota en 4.25. Aquí se encuentran anotados los nombres de sus descendientes.

3-4Adán tuvo un hijo semejante a él en todo, al que llamó Set. También tuvo más hijos y más hijas. Adán tenía ciento treinta años cuando nació Set, y después vivió ochocientos años más. 5Así que Adán murió cuando tenía novecientos treinta años.

6Set tenía ciento cinco años cuando nació su hijo Enós. 7También tuvo más hijos y más hijas. Después de que nació Enós, Set vivió ochocientos siete años más. 8Así que Set murió cuando tenía novecientos doce años.

9Enós tenía noventa años cuando nació su hijo Cainán. 10También tuvo más hijos y más hijas. Después de que nació Cainán, Enós vivió ochocientos quince años más. 11Así que Enós murió cuando tenía novecientos cinco años.

12Cainán tenía setenta años cuando nació su hijo Mahalalel. 13También tuvo más hijos y más hijas. Después de que nació Mahalalel, Cainán vivió ochocientos cuarenta años más. 14Así que Cainán murió cuando tenía novecientos diez años.

15Mahalalel tenía sesenta y cinco años cuando nació su hijo Jéred. 16También tuvo más hijos y más hijas. Después de que nació Jéred, Mahalalel vivió ochocientos treinta años más. 17Así que Mahalalel murió cuando tenía ochocientos noventa y cinco años.

18Jéred tenía ciento sesenta y dos años cuando nació su hijo Henoc. 19También tuvo más hijos y más hijas. Después de que nació Henoc, Jéred vivió ochocientos años más. 20Así que Jéred murió cuando tenía novecientos sesenta y dos años.

21Henoc tenía sesenta y cinco años cuando nació su hijo Matusalén. 22-24También tuvo más hijos y más hijas. Después de que nació Matusalén, Henoc vivió trescientos años más. Como obedecía a Dios en todo, ya no volvió a saberse de él porque Dios se lo llevó. Así que Henoc vivió trescientos sesenta y cinco años.

25Matusalén tenía ciento ochenta y siete años cuando nació su hijo Lámec. 26También tuvo más hijos y más hijas. Después de que nació Lámec, Matusalén vivió setecientos ochenta y dos años más. 27Así que Matusalén murió cuando tenía novecientos sesenta y nueve años.

28Lámec tenía ciento ochenta y dos años cuando tuvo un hijo, 29al que llamó Noé porque dijo: «Dios ha maldecido la tierra, pero este niño nos dará consuelo5.29 Consuelo. El nombre Noé suena parecido al verbo hebreo que significa consolar. en nuestros trabajos y en nuestros dolores». 30Lámec tuvo también más hijos y más hijas. Después de que nació Noé, Lámec vivió quinientos noventa y cinco años más. 31Así que Lámec murió cuando tenía setecientos setenta y siete años.

32Noé tenía quinientos años cuando nacieron sus hijos Sem, Cam y Jafet.

6

El origen de los gigantes

61Los hombres y las mujeres se fueron haciendo cada vez más numerosos sobre la tierra, y tuvieron hijas. 2Cuando los hijos de Dios vieron que las mujeres de este mundo eran muy bonitas, eligieron a las más hermosas y se casaron con ellas. 3Pero Dios dijo: «No permitiré que los seres humanos vivan para siempre. ¡No van a pasar de los ciento veinte años!»

4Los hijos de Dios tuvieron hijos con las mujeres de este mundo, que fueron los gigantes de los tiempos antiguos. Estos llegaron a ser guerreros muy fuertes y famosos.

Dios se enoja con la gente

5En este mundo, la maldad de hombres y mujeres iba en aumento. Siempre estaban pensando en hacer lo malo, y solo lo malo. Cuando Dios vio tanta maldad en ellos, 6se puso muy triste de haberlos hecho, y lamentó haberlos puesto en la tierra. 7Por eso dijo: «¡Voy a borrar de este mundo a la humanidad que he creado! ¡Voy a acabar con toda la gente y con todos los animales! ¡Estoy muy triste de haberlos hecho!» 8Sin embargo, Dios se fijó en Noé y le gustó su buena conducta.

Noé construye una casa flotante

9Noé siempre obedeció a Dios. Entre la gente de su tiempo no había nadie más bueno ni honrado que él. 10Noé tuvo tres hijos, que fueron Sem, Cam y Jafet.

11-12Dios se dio cuenta de que los habitantes de la tierra eran rebeldes y violentos. 13Por eso le dijo a Noé:

«Voy a acabar con todos los seres vivientes de este mundo, y dejaré la tierra inhabitable porque está llena de violencia. 14Así que toma madera y hazte una casa flotante. Úntala con brea6.14 Brea. Sustancia parecida al betún, que se encontraba en Mesopotamia y en el valle del Jordán. Se untaba en las rendijas de los barcos o de los canastos para que el agua no penetrara. por dentro y por fuera, y constrúyele varios cuartos. 15-16La casa debe ser de tres pisos, y medir ciento treinta y cinco metros de largo, veintidós metros de ancho y trece metros de alto. Hazle un techo y una puerta en el costado, y también ventanas a medio metro del techo. 17Yo voy a enviar sobre la tierra una lluvia tan fuerte que acabará con todo lo que tenga vida en este mundo. ¡No quedará nada con vida!

18»Sin embargo, voy a hacer un trato contigo. Tú, tus hijos, tu esposa y tus nueras entrarán en la casa flotante, 19-20y también un macho y una hembra de toda clase de aves, reptiles y animales domésticos y salvajes. Los meterás contigo, para que no mueran. 21Toma toda clase de alimentos y guárdalos en la bodega, para que todos tengan qué comer».

22Y Noé siguió con cuidado todas las instrucciones que Dios le dio.