Traducción en Lenguaje Actual (TLA)
3

Los hijos de David

(2 S 3.2-5; 5.13-16; 1 Cr 14.3-7)

31-9David reinó en Hebrón siete años y seis meses. Allí nacieron sus primeros seis hijos, en este orden:

Con Ahinóam, su esposa de Jezreel, tuvo a Amnón.

Con Abigail, la viuda de Nabal, tuvo a Quilab.

Con Maacá, la hija de Talmai, rey de Guesur, tuvo a Absalón.

Con Haguit tuvo a Adonías.

Con Abital tuvo a Sefatías.

Con Egla tuvo a Itream.

Después de esto, David reinó en Jerusalén treinta y tres años, y allí tuvo trece hijos más, sin contar los hijos que tuvo con otras mujeres. Con Betsabé, hija de Amiel, tuvo cuatro hijos:

Simá,

Sobab,

Natán,

Salomón.

Los otros nueve hijos que tuvo David fueron:

Ibhar,

Elisúa,

Elifélet,

Nógah,

Néfeg,

Jafía,

Elisamá,

Eliadá,

Elifélet.

David también tuvo una hija llamada Tamar.

Los reyes descendientes de Salomón

10-24Estos son los reyes que fueron descendientes de Salomón:

Roboam,

Abías,

Asá,

Josafat,

Joram,

Ocozías,

Joás,

Amasías,

Azarías,

Jotam,

Ahaz,

Ezequías,

Manasés,

Amón,

Josías.

Josías tuvo cuatro hijos:

Johanán,

Joacín,

Sedequías,

Salum.

Joacín tuvo dos hijos:

Joaquín,

Sedequías.

Joaquín tuvo siete hijos en el destierro:

Salatiel,

Malquiram,

Pedaías,

Senazar,

Jecamías,

Hosamá,

Nedabías.

Pedaías tuvo dos hijos:

Zorobabel,

Simí.

Zorobabel tuvo una hija y siete hijos:

Selomit,

Mesulam,

Hananías,

Hasubá,

Óhel,

Berequías,

Hasadías,

Jusab-hésed.

Los descendientes de Hananías fueron:

Pelatías,

Isaías,

Refaías,

Arnán,

Abdías,

Secanías.

Secanías tuvo seis hijos:

Semaías,

Hatús,

Igal,

Baríah,

Nearías,

Safat.

Nearías tuvo tres hijos:

Elioenai,

Ezequías,

Azricam.

Elioenai tuvo siete hijos:

Hodavías,

Eliasib,

Pelaías,

Acub,

Johanán,

Delaías,

Ananí.

4

Los descendientes de Judá

Hijos y nietos de Judá

41Judá tuvo cinco hijos:

Fares,

Hesrón,

Carmí,

Hur,

Sobal.

2Los descendientes de Sobal fueron:

Reaías,

Jáhat.

Jáhat tuvo dos hijos:

Ahumai,

Láhad.

De los hijos de Jáhat vienen las tribus soratitas.

Hijos y nietos de Hur

3-4Hur, el hijo mayor de Efrata, antepasado de Belén, tuvo tres hijos:

Etam,

Penuel,

Éser.

Etam tuvo una hija y tres hijos:

Haslelponi,

Jezreel,

Ismá,

Idbás.

Penuel tuvo un hijo, Guedor.

Éser tuvo un hijo, Husá.

Hijos de Ashur

5Ashur, el padre de Tecoa, tuvo dos esposas, Helá y Naará. 6Con Naará tuvo cuatro hijos:

Ahuzam,

Héfer,

Temení,

Ahastarí.

7Con Helá tuvo tres hijos:

Séret,

Jesohar,

Etnán.

Hijos de Cos

8Cos tuvo dos hijos:

Anub,

Sobebá.

Cos fue el antepasado de las tribus de Aharhel, el hijo de Harum.

Jabés

9-10Cuando Jabés nació, su madre le puso ese nombre porque le causó mucho dolor4.9-10 El nombre Jabés es muy parecido a la palabra hebrea que significa dolor. durante el nacimiento. En cierta ocasión, Jabés le rogó a Dios: «Bendíceme y dame un territorio muy grande; ayúdame y líbrame de todo mal y sufrimiento». Dios le concedió su petición, y Jabés llegó a ser más importante que sus hermanos.

Hijos y nietos de Quelub

11-12Quelub, hermano de Suhá, vivió en Recá, y tuvo un hijo, Mehír.

Mehír tuvo un hijo, Estón.

Estón tuvo tres hijos:

Bet-rafá,

Paséah,

Tehiná.

Tehiná fundó la ciudad de Nahas.

Hijos y nietos de Quenaz

13-14Quenaz tuvo dos hijos:

Otoniel,

Seraías.

Otoniel tuvo dos hijos:

Hatat,

Meonotai.

Meonotai tuvo un hijo, Ofrá.

Seraías tuvo un hijo, Joab.

Joab fue el antepasado de los artesanos que habitaron el valle de Harasim.

Hijos y nietos de Caleb

15Caleb hijo de Jefuné, tuvo tres hijos:

Ir,

Elá,

Náam.

Elá tuvo un hijo, Quenaz.

Hijos de Jahaleel

16Jahaleel tuvo cuatro hijos:

Zif,

Zifá,

Tirías,

Asarel.

Hijos y nietos de Esdras

17-18Esdras tuvo cuatro hijos:

Jéter,

Méred,

Éfer,

Jalón.

Méred tuvo tres hijos con su esposa Bitiá, la hija del rey de Egipto:

Isbah,

Samai,

María.

Isbah tuvo un hijo, Estemoa.

Méred tenía otra esposa de la tribu de Judá; con ella tuvo tres hijos:

Jéred,

Héber,

Jecutiel.

Jéred tuvo un hijo, Guedor.

Héber tuvo un hijo, Socó.

Jecutiel tuvo un hijo, Zanóah.

Hijos de Odías

19Odías se casó con la hermana de Náham, y con ella tuvo dos hijos:

Queilá,

Estemoa.

Queilá perteneció a la tribu garmita, y Estemoa, a la de los maacateos.

Hijos de Simón

20Simón tuvo cuatro hijos:

Amnón,

Riná,

Ben-hanán,

Tilón.

Hijos de Isí

Isí tuvo dos hijos:

Zohet,

Ben-zohet.

Hijos y nietos de Selá

21-23En documentos muy antiguos se encuentra esta lista de los descendientes de Selá hijo de Judá:

Er,

Ladá,

Joacín,

Joás,

Saraf.

Er tuvo un hijo, Lecá.

Ladá tuvo un hijo, Maresá.

Joás y Saraf se casaron con mujeres moabitas, pero regresaron a vivir a Netaim y Guederá, cerca de Belén. Eran alfareros al servicio del rey.

Las tribus de tejedores que vivían en Bet-asbea, y los habitantes de Cozebá, también eran descendientes de Selá.

Los descendientes de Simeón

24-27Simeón tuvo cinco hijos:

Nemuel,

Jamín,

Jarib,

Zérah,

Saúl.

Saúl tuvo un hijo, Salum.

Salum tuvo un hijo, Mibsam.

Mibsam tuvo un hijo, Mismá.

Mismá tuvo un hijo, Hamuel.

Hamuel tuvo un hijo, Zacur.

Zacur tuvo un hijo, Simí.

Simí tuvo dieciséis hijos y seis hijas. A pesar de eso no tuvo tantos descendientes como Judá, porque sus hermanos no tuvieron muchos hijos.

28-33Según cierto documento, antes de que David fuera rey, los descendientes de Simeón vivían en los siguientes lugares:

Beerseba,

Moladá,

Hasar-sual,

Bilhá,

Ésem,

Tolad,

Betuel,

Hormá,

Siclag,

Bet-marcabot,

Hasar-susim,

Bet-birai,

Saaraim,

Etam,

Ain,

Rimón,

Toquen,

Asán.

Además, habitaron las aldeas que estaban alrededor de estas ciudades, y las que estaban en el camino que lleva a la región de Baal.

34-38Esta es la lista de los jefes cuyos grupos familiares eran los más numerosos:

Mesobab,

Jamlec,

Josías hijo de Amasías;

Joel,

Jehú,

Elioenai,

Jaacoba,

Jesohaías,

Asaías,

Adiel,

Jesimiel,

Benaías,

Ziza,

Jedaías.

Jehú fue hijo de Josibías, nieto de Seraías y bisnieto de Asiel; Ziza fue hijo de Sifi, nieto de Alón, y bisnieto de Jedaías; y Jedaías fue hijo de Simrí y nieto de Semaías.

39-41En los días de Ezequías, rey de Judá, todos los que están en la lista anterior se fueron a vivir al este del valle, a la entrada de Guerar. Allí el terreno era muy amplio, seguro y tranquilo; además, había buenos y abundantes pastos para sus rebaños. Cuando llegaron a ese lugar, mataron a los descendientes de Cam que vivían allí, y destruyeron para siempre sus campamentos y viviendas.

42-43Algo parecido hicieron quinientos hombres de los descendientes de Simeón. Bajo las órdenes de Pelatías, Nearías, Refaías y Uziel, hijos de Isí, se fueron a vivir al monte de Seír. Cuando llegaron a ese lugar, mataron a los amalecitas que aún quedaban allí.

5

Los descendientes de Rubén

51-3Aunque Rubén fue el hijo mayor de Jacob, no es el primero que se menciona en estas listas, pues perdió sus derechos como primer hijo por haber tenido relaciones sexuales con una de las esposas de su padre.

Los derechos de Rubén le fueron dados a su hermano José, y los descendientes de José mantuvieron esos derechos, aun cuando la tribu de su hermano Judá llegó a ser la más poderosa de todas, y de ella surgió un gran gobernante.

Rubén tuvo cuatro hijos:

Hanoc,

Falú,

Serón,

Carmí.

Hijos de Joel

4Estos fueron los descendientes de Joel:

Semaías,

Gog,

Simí,

5Micaías,

Reaías,

Baal,

6Beerá.

Beerá fue jefe de los descendientes de Rubén, pero Tiglat-piléser, rey de Asiria, se lo llevó prisionero. 7En la lista de los descendientes de Beerá están registrados los siguientes grupos familiares:

Grupo de Jeiel,

Grupo de Zacarías,

8-9Grupo de Bela.

El grupo de Jeiel fue el principal, y Bela fue hijo de Azaz, nieto de Sema y bisnieto de Joel. Bela vivía en Aroer, pero como sus ganados se multiplicaban mucho y ya no cabían en la tierra de Galaad, extendió su territorio hasta Nebo y Baal-megón. También se estableció hacia el oriente, desde el río Éufrates hasta donde empieza el desierto.

10Cuando Saúl era rey, los descendientes de Rubén lucharon contra los agarenos y los derrotaron. Luego se quedaron a vivir en las casas que los agarenos tenían en toda la parte oriental de la región de Galaad.

Los descendientes de Gad

11-17En los días en que Jotam era rey de Judá y Jeroboam era rey de Israel, se hizo la siguiente lista de los descendientes de Gad, de acuerdo a su orden de importancia:

Joel,

Safán,

Jaanai,

Safat.

Sus parientes más cercanos fueron las familias de los siete hijos de Abihail hijo de Hurí:

Micael,

Mesulam,

Sebá,

Jorai,

Jacán,

Zía,

Éber.

Esta es la lista de los antepasados de esas familias:

Abihail,

Hurí,

Jaróah,

Galaad,

Micael,

Jesisai,

Jahdó,

Buz,

Aguí,

Abdiel,

Guní.

Aguí fue el jefe de todos estos, quienes vivieron en los siguientes lugares, frente al territorio de los descendientes de Rubén: la región de Galaad y los pueblos de Basán, hasta Salcá y hasta donde terminan los campos de pastoreo de Sarón.

18Las tribus de Rubén y Gad, y la media tribu de Manasés, tenían un total de cuarenta y cuatro mil setecientos sesenta hombres capaces de ir a la guerra. Eran valientes y estaban bien entrenados para usar el escudo, la espada y el arco. 19-22También eran hombres que confiaban en la ayuda de Dios. Por ejemplo, cuando pelearon contra los agarenos y contra Jetur, Nafís y Nodab, le pidieron ayuda a Dios, y él les dio la victoria. Así fue como mataron a muchos de los agarenos y de sus aliados; se llevaron a cien mil prisioneros; se apropiaron de cincuenta mil camellos, doscientas cincuenta mil ovejas y dos mil burros; además, se quedaron a vivir en la tierra de sus enemigos hasta que ellos mismos fueron llevados prisioneros a otras tierras.

La media tribu de Manasés

23-24Los descendientes de la media tribu de Manasés fueron:

Éfer,

Isí,

Eliel,

Azriel,

Jeremías,

Hodavías,

Jahdiel.

Todos estos fueron jefes de sus grupos familiares; eran soldados valientes y muy famosos. Sus familias eran tan numerosas que vivían en la región que se extiende desde Basán hasta Baal-hermón, Senir y el monte Hermón. 25Sin embargo, abandonaron al Dios de Israel por adorar a los dioses de los pueblos que Dios había destruido. 26Por eso el Dios de Israel envió a Tiglat-piléser, rey de Asiria, para que se llevara prisioneros a los de la tribu de Rubén y Gad, y a la media tribu de Manasés. Esa es la razón por la que ellos continuaron viviendo en Halah, Habor, Hará y el río Gozán, hasta el momento en que esto se escribió.