Reina Valera Contemporánea (RVRC)
95

Cántico de alabanza y de adoración

951¡Vengan y con alegría aclamemos al Señor!

¡Cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación!

2¡Lleguemos ante su presencia con alabanza!

¡Aclamémosle con cánticos!

3¡Grande es el Señor, nuestro Dios!

¡Gran Rey es él sobre todos los dioses!

4En su mano están las profundidades de la tierra,

y las alturas de los montes son suyas.

5Suyo es también el mar, pues él lo hizo,

y sus manos formaron la tierra seca.

6¡Vengan, y rindámosle adoración!

¡Arrodillémonos delante del Señor, nuestro Creador!

7El Señor es nuestro Dios,

y nosotros somos el pueblo de su prado;

¡somos las ovejas de su mano!

«Si hoy escuchan ustedes mi voz,

8no endurezcan su corazón,

95.7-8:
Heb 3.15
4.7
como en Meriba,

como en el día de Masah, en el desierto.

9Allí los padres de ustedes me tentaron;

me pusieron a prueba,

95.8-9:
Ex 17.1-7
Nm 20.2-13
aunque vieron mis obras.

10Cuarenta años estuve disgustado con esa gente,

y me dije: “El corazón de este pueblo divaga;

no han conocido mis caminos.”

11Por eso, en mi furor juré

que no entrarían en mi reposo.»

95.11:
Nm 14.26-35
Dt 1.34-36
Heb 4.3,5
95.7-11:
Heb 3.7-11

96

Cántico de alabanza

(1 Cr 16.23-33)

961¡Canten al Señor un cántico nuevo!

¡Canten al Señor todos en la tierra!

2¡Canten al Señor! ¡Bendigan su nombre!

¡Anuncien su salvación todos los días!

3¡Proclamen su gloria entre las naciones,

y sus maravillas entre todos los pueblos!

4El Señor es grande, y digno de alabanza;

¡es temible, más que todos los dioses!

5Todos los dioses de los pueblos son ídolos,

pero el Señor es quien creó los cielos.

6En su presencia hay alabanza y magnificencia;

en su santuario hay poder y gloria.

7Ustedes, familias de los pueblos,

¡tributen al Señor la gloria y el poder!

8¡Tributen al Señor la honra que merece su nombre!

¡Traigan sus ofrendas, y vengan a sus atrios!

9¡Adoren al Señor en la hermosura de la santidad!

96.7-9:
Sal 29.1-2

¡Tiemblen ante él todos en la tierra!

10Digan entre las naciones: «¡El Señor es rey!

El Señor afirmó el mundo, y no será conmovido;

el Señor juzga a los pueblos con justicia.»

11¡Que se alegren los cielos y se regocije la tierra!

¡Que brame el mar y todo lo que contiene!

12¡Que se alegre el campo y todo lo que hay en él!

¡Que todos los árboles del bosque rebosen de gozo

13delante del Señor, que ya viene!

¡Sí, el Señor viene a juzgar la tierra!

¡Juzgará al mundo con justicia,

y a los pueblos con su verdad!

97

Dominio y poder del Señor

971¡El Señor reina!

¡Que se regocije la tierra!

¡Que se alegren las muchas costas!

2¡El Señor está rodeado de densas nubes!

¡Su trono se basa en la justicia y el derecho!

3¡Un fuego avanza delante de él,

que consumirá a los enemigos que lo rodean!

4¡Sus relámpagos alumbran el mundo!

¡Al verlos, la tierra se estremece!

5¡En presencia del Señor,

en presencia del Señor de toda la tierra,

los montes se derriten como cera!

6Los cielos anuncian su justicia;

todos los pueblos contemplan su gloria.

7¡Avergüéncense todos ustedes,

que rinden culto a las imágenes de talla!

¡Y ustedes, que se jactan de los ídolos!

¡Póstrense ante él todos los dioses!

8Sión lo supo, Señor, y se regocijó;

las ciudades de Judá se alegraron por tus juicios,

9porque tú, Señor, estás por encima de toda la tierra;

¡estás por encima de todos los dioses!

10Ustedes, los que aman al Señor,

¡aborrezcan la maldad!

El Señor protege la vida de sus fieles,

y los libra del poder de los impíos.

11La luz se difunde sobre los justos,

y alegra a los rectos de corazón.

12Ustedes, los justos,

¡alégrense en el Señor y alaben su santo nombre!