Reina Valera Contemporánea (RVRC)
69

Un grito de angustia

Al músico principal. Sobre Lirios. Salmo de David.

691Sálvame, oh Dios,

porque las aguas me han llegado hasta el cuello.

2Me encuentro hundido en profundo pantano,

y no hallo dónde poner el pie.

He caído en aguas abismales, y me cubre la corriente.

3Ya me canso de llamar; ronca está mi garganta;

mis ojos desfallecen en espera de mi Dios.

4Son más los que me odian sin motivo,

69.4:
Sal 35.19
Jn 15.25

que los cabellos de mi cabeza.

Son muy poderosos mis enemigos,

los que sin razón quieren destruirme.

¿Acaso he de pagar lo que no he robado?

5Tú, mi Dios, sabes que soy un insensato;

mis pecados no son para ti un secreto.

6Señor, Dios de los ejércitos y Dios de Israel,

¡no permitas que por mi culpa

sean avergonzados los que en ti confían!

¡No permitas que por mi culpa

sean confundidos los que te buscan!

7Por ti he sido objeto de insultos;

¡mi rostro se ha cubierto de confusión!

8Soy un extraño para mis propios hermanos;

¡los hijos de mi madre me desconocen!

9Y es que mi amor por tu casa

69.9:
Jn 2.17
me consume;

¡caen sobre mí

69.9:
Ro 15.3
los insultos de los que te ofenden!

10Aflijo mi cuerpo con ayunos y sollozos,

y por esto la gente me insulta.

11Dejé mi ropa y me vestí de cilicio,

y ahora soy para la gente motivo de burla.

12Los consejeros del pueblo hablan mal de mí,

¡y hasta los borrachos me componen parodias!

13Pero yo oro a ti, Señor, en el momento de tu buena voluntad;

¡escúchame, Dios mío, por tu gran misericordia

y por la verdad de tu salvación!

14¡Sácame del lodo! ¡No dejes que me hunda!

¡Líbrame de los que me odian, y de las aguas profundas!

15¡No dejes que me ahogue la corriente!

¡No permitas que me trague el abismo,

ni que este pozo cierre sobre mí sus fauces!

16Señor, por tu bondad y misericordia, ¡respóndeme!

Por tu infinita piedad, ¡dígnate mirarme!

17¡No le vuelvas la espalda a este siervo tuyo!

¡Date prisa, y escúchame, que estoy angustiado!

18¡Acércate, y ven a salvarme la vida!

¡Líbrame, por causa de mis enemigos!

19Tú sabes de mi afrenta, mi confusión y mi oprobio;

ante ti están todos mis adversarios.

20Las burlas me han roto el corazón, y estoy acongojado.

Esperaba compasión, y nadie me la tuvo;

alguien que me consolara, y a nadie hallé.

21Cuando tuve hambre, me dieron ajenjo;

cuando tuve sed, me dieron vinagre.

69.21:
Mt 27.48
Mc 15.36
Jn 19.28-29

22¡Que sean sus banquetes una trampa para ellos!

¡Que sus sacrificios de paz les sean un tropiezo!

23¡Que sus ojos se nublen y pierdan la vista!

¡Haz que pierdan para siempre su vigor!

69.22-23:
Ro 11.9-10

24¡Descarga tu enojo sobre ellos!

¡Que el furor de tu enojo los alcance!

25¡Que sea destruido su campamento,

y no haya en sus tiendas quien las habite!

69.25:
Hch 1.20

26Porque persiguen al que tú has herido,

y divulgan el dolor de los que tú has golpeado.

27Añade maldad a su maldad;

¡no les concedas tu perdón!

28¡Bórralos del libro de la vida!

69.28:
Ap 3.5
13.8
17.8

¡Que no queden registrados entre los justos!

29Pero a mí, que estoy pobre y afligido,

¡ponme, oh Dios, en alto con tu salvación!

30Así alabaré entre cánticos tu nombre;

¡te exaltaré con alabanzas!

31Así, Señor, te agradarás de mí

más que si te ofreciera un toro o un becerro.

32Al ver esto, los oprimidos se alegrarán.

Busquen a Dios, y vivirá su corazón;

33porque el Señor escucha a los menesterosos,

y no rechaza a los que están prisioneros.

34¡Que lo alaben los cielos y la tierra,

los mares y todo lo que hay en ellos!

35Dios salvará a Sión, y reconstruirá las ciudades de Judá,

y su pueblo las recuperará y las habitará.

36Los descendientes de sus siervos las heredarán,

y los que aman su nombre habitarán en ellas.