Reina Valera Contemporánea (RVRC)
147

Alabanza por el retorno del cautiverio

1471¡Aleluya!

¡Cuán bueno es cantar salmos a nuestro Dios!

¡Cuán grato y hermoso es alabarlo!

2El Señor reconstruye a Jerusalén,

y hace volver a los israelitas desterrados.

3El Señor reanima a los descorazonados,

y sana sus heridas.

4El Señor creó todas la estrellas del cielo,

y a cada una le puso nombre.

5Nuestro Señor es grande y poderoso,

y su sabiduría no tiene límite.

6El Señor exalta a los humildes,

y humilla hasta el polvo a los malvados.

7¡Cantemos alabanzas al Señor!

¡Cantemos salmos a nuestro Dios al son del arpa!

8El Señor cubre de nubes los cielos,

y hace que llueva sobre la tierra;

el Señor hace crecer la hierba de los montes,

9da de comer a los ganados,

y también a los polluelos de los cuervos, cuando piden.

10El Señor no se deleita en los caballos briosos,

ni se complace en la agilidad de los jinetes;

11el Señor se complace en los que le honran,

y en los que confían en su misericordia.

12Jerusalén, ¡alaba al Señor!

Sión, ¡alaba a tu Dios!

13El Señor refuerza los cerrojos de tus puertas,

y bendice a los que habitan dentro de tus muros.

14El Señor mantiene en paz tus fronteras,

y te sacia con lo mejor del trigo.

15El Señor envía su palabra a la tierra,

y sus órdenes se cumplen de inmediato.

16Cae la nieve como copos de lana,

y la escarcha se esparce como ceniza.

17Deja caer las piedrecillas de granizo;

y a causa del frío todo se congela.

18Pero da otra orden, y el hielo se derrite;

sopla el viento, y las aguas vuelven a correr.

19El Señor comunicó a Jacob, que es Israel,

sus estatutos y sus sentencias.

20No hizo lo mismo con ninguna otra nación;

nadie más conoció sus mandamientos.

¡Aleluya!

148

Exhortación a la alabanza universal

Aleluya.

1481¡Alabado sea el Señor desde los cielos!

¡Alabado sea el Señor en las alturas!

2¡Que alaben al Señor todos sus ángeles!

¡Que alaben al Señor todos sus ejércitos!

3¡Que alaben al Señor el sol y la luna!

¡Que alaben al Señor las estrellas refulgentes!

4¡Que alaben al Señor los cielos de los cielos,

y las aguas que están sobre los cielos!

5¡Alabado sea el nombre del Señor!

El Señor dio una orden, y todo fue creado.

6Todo quedó para siempre en su lugar;

el Señor dio una orden que no se debe alterar.

7Que alaben al Señor, desde la tierra,

los monstruos marinos y el mar profundo;

8el fuego y el granizo, la nieve y el rocío,

y el viento tempestuoso que ejecuta su palabra;

9los montes y las colinas,

los árboles frutales y los cedros,

10los animales salvajes y los domésticos,

los reptiles y los pájaros,

11los reyes de la tierra y todos los pueblos,

todos los jefes y gobernantes de la tierra,

12los jóvenes y las doncellas,

los ancianos y los niños.

13¡Alabado sea el nombre del Señor!

¡Solo su nombre merece ser exaltado!

¡Su gloria domina los cielos y la tierra!

14¡Que alaben al Señor todos sus fieles!

¡Que lo alabe Israel, su pueblo cercano!

¡El Señor ha dado poder a su pueblo!

¡Aleluya!

149

Exhortación a la alabanza

Aleluya.

1491¡Canten al Señor un cántico nuevo!

¡Alábenlo en la comunidad de los justos!

2¡Que Israel se alegre en su creador!

¡Que los hijos de Sión se regocijen por su Rey!

3¡Que dancen en honor a su nombre!

¡Que le canten al son de arpas y panderos!

4El Señor se complace en su pueblo,

y bendice a los humildes con su salvación.

5¡Que se alegren sus fieles por su triunfo!

¡Que salten de alegría allí, en su lecho!

6¡Que exalten a Dios a voz en cuello

mientras agitan en sus manos las espadas!

7¡Que se venguen de todas las naciones!

¡Que castiguen a todos los pueblos!

8¡Que sujeten a sus reyes con grilletes,

y a sus jefes con cadenas de hierro!

9¡Que ejecuten en ellos la sentencia escrita!

Esto será motivo de alegría para los fieles.

¡Aleluya!