Reina Valera Contemporánea (RVRC)
10

El pueblo promete obedecer la ley

101El compromiso fue firmado por el gobernador Nehemías hijo de Jacalías, y por Sedequías,

2Seraías, Azarías, Jeremías,3Pasjur, Amarías, Malquías,4Jatús, Sebanías, Maluc,5Jarín, Meremot, Abdías,6Daniel, Ginetón, Baruc,7Mesulán, Abías, Mijamín,8Magasías, Bilgay y Semaías, que eran sacerdotes.

9Por los levitas firmaron Josué hijo de Azanías, Binúi de los hijos de Henadad, Cadmiel,

10y sus hermanos Sebanías, Hodías, Kelita, Pelaías, Janán,11Micaía, Rejob, Jasabías,12Zacur, Serebías, Sebanías,13Hodías, Bani y Beninu.

14Por los hombres importantes del pueblo firmaron Paros, Pajat Moab, Elam, Zatu, Bani,

15Binuy, Azgad, Bebay,16Adonías, Bigvay, Adín,17Ater, Ezequías, Azur,18Hodías, Jasún, Besay,19Jarif, Anatot, Nebay,20Magpías, Mesulán, Hezir,21Mesezabel, Sadoc, Jadúa,22Pelatías, Janán, Anaías,23Oseas, Jananías, Jasub,24Halojés, Piljá, Sobec,25Rejún, Jasabná, Maseías,26Ajías, Janán, Anán,27Maluc, Jarín y Baná.

28El resto del pueblo, junto con los sacerdotes, levitas, porteros, cantores, los criados del templo, todos aquellos que se habían apartado de los pueblos extranjeros, y sus esposas, hijos e hijas, y todos los que podían entender y comprender,

29se reunieron con sus hermanos y con los jefes importantes del pueblo para jurar que se comprometían a obedecer la ley que Dios le había dado a su siervo Moisés, y que cumplirían todos los mandamientos, decretos y estatutos del Señor nuestro Dios.30Prometieron que sus hijas no se casarían con extranjeros, y que tampoco sus hijos
10.30:
Ex 34.16
Dt 7.3
se casarían con extranjeras.
31También se comprometieron a observar los días de reposo, y toda fiesta sagrada, y a que en esos días no comprarían ninguna mercancía ni comestibles que vendieran otros pueblos, y que el año séptimo dejarían descansar la tierra
10.31:
Ex 23.10-11
Lv 25.1-7
y condonarían todas las deudas.
10.31:
Dt 15.1-2

32Por ley se impusieron la responsabilidad de entregar cuatro gramos de plata para el mantenimiento del templo de nuestro Dios,

10.32:
Ex 30.11-16

33para el pan de la proposición y para las ofrendas continuas, los holocaustos continuos, los días de reposo, las lunas nuevas, las festividades, las cosas sagradas y los sacrificios para el perdón de los pecados del pueblo, y para todo el servicio de la casa de Dios.

34«Nosotros los sacerdotes, y los levitas y el pueblo en general, echamos suertes, según el origen de nuestras familias, para saber a quién le tocaría llevar al templo del Señor la ofrenda de leña necesaria para ser quemada en el altar, como está escrito en la ley.

35»También nos comprometimos a llevar al templo, cada año, los primeros frutos de nuestras cosechas y de nuestros árboles

10.35:
Ex 23.19
34.26
Dt 26.2
frutales,

36así como nuestros primogénitos y las primeras crías de nuestro ganado, es decir, nuestras vacas y ovejas, y presentarlas ante los sacerdotes que sirven en el templo de Dios.
10.36:
Ex 13.2

37»De igual manera, nos comprometimos a llevar a los almacenes del templo la primera harina, el primer vino y el primer aceite, para los sacerdotes; y entregar a los levitas la décima parte de nuestras cosechas

10.37:
Nm 18.21
y del fruto de nuestro trabajo en todas nuestras ciudades.

38Al momento de hacer la entrega a los levitas, un sacerdote descendiente de Aarón debería estar presente, y los levitas a su vez llevarían a los almacenes del templo la décima parte de esa décima parte
10.38:
Nm 18.26
recibida.
39Como es obligación de todos los israelitas y los levitas llevar a los almacenes del templo las ofrendas de grano, vino y aceite, porque allí están los utensilios sagrados que usan los sacerdotes, los porteros y los cantores, nos comprometimos a no abandonar el templo de nuestro Dios.»
11

Los habitantes de Jerusalén

(1 Cr 9.1-34)

111Los hombres importantes del pueblo se quedaron a vivir en Jerusalén; el resto del pueblo echó suertes para que uno de cada diez se quedara a vivir en la ciudad santa, y los nueve restantes vivieran en las demás ciudades.

2Varios hombres se ofrecieron voluntariamente a quedarse a vivir en Jerusalén, y el pueblo les dio su bendición.

3Esta es la lista de los jefes de provincia que se quedaron a vivir en Jerusalén. En las otras ciudades de Judá se establecieron en sus respectivas tierras los sacerdotes, los levitas, los criados del templo y los descendientes de los siervos de Salomón.

4En Jerusalén se quedaron a vivir algunos de los descendientes de Judá y de Benjamín.
11.3-4:
1 Cr 9.2-3
Neh 7.73

De los descendientes de Judá se quedó Ataías, descendiente en línea directa de Uzías, Zacarías, Amarías, Sefatías y Malalel.

De los descendientes de Fares se quedó

5Maseías, descendiente en línea directa de Baruc, Coljozé, Jazaías, Adaías, Joyarib, Zacarías y Siloni.6Todos los descendientes de Fares que se quedaron a vivir en Jerusalén fueron cuatrocientos sesenta y ocho hombres aguerridos.

7Los descendientes de Benjamín:

11.7:
1 Cr 9.7
Salú, descendiente en línea directa de Mesulán, Joed, Pedaías, Colaías, Maseías, Itiel y Jesaías.

8Con sus hermanos Gabay y Salay sumaban novecientos veintiocho.9Al frente de ellos estaba Joel hijo de Zicri. El segundo en importancia en la ciudad era Judá hijo de Senuá.

10De los sacerdotes: Jedaías, descendiente en línea directa de Joyarib, Jaquín,

11Seraías, Hilcías, Mesulán, Sadoc, Merayot y Ajitob, hombre importante del templo de Dios,12y sus hermanos, que trabajaban en la obra del templo. En total, eran ochocientos veintidós.

Adaías, descendiente en línea directa de Jeroán, Pelalías, Amsi, Zacarías, Pasjur, Malquías,

13y sus hermanos, que eran jefes de familias. En total, sumaban doscientos cuarenta y dos.

Amasay, descendiente en línea directa de Azareel, Ahzai, Mesilemot e Imer,

14y sus hermanos, hombres aguerridos. En total, sumaban ciento veintiocho, y el jefe de ellos era Zabdiel hijo de Guedolín.

15De los levitas: Semaías, descendiente en línea directa de Jasub, Azricán, Jasabías, Binuy,

16Sabetay y Jozabad, que eran de los principales levitas y los capataces de la obra exterior del templo de Dios.

17Matanías, descendiente en línea directa de Micaía, Zabdi, Asaf, que era el principal y quien daba inicio a las alabanzas y acciones de gracias durante la oración.

Bacbuquías, que era el segundo entre sus hermanos.

Abda, descendiente en línea directa de Samúa, Galal y Jedutún.

18Todos los levitas en la ciudad santa eran doscientos ochenta y cuatro.

19Los porteros: Acub, Talmón y sus hermanos, estaban a cargo de las puertas y sumaban ciento setenta y dos.

20El resto de los israelitas, de los sacerdotes y de los levitas habitaron en todas las ciudades de Judá, cada uno en su propiedad.

21Los criados del templo habitaban en Ofel, y Sijá y Gispa eran los jefes de los criados del templo.22Y el jefe de los levitas que vivían en Jerusalén era Uzi, descendiente en línea directa de Bani, Jasabías, Matanías y Micaía.

Los descendientes de Asaf eran cantores y estaban a cargo de las obras en el templo de Dios.

23Por orden del rey, cada uno de los cantores tenía asignado su turno para cada día.

24Petajías, descendiente en línea directa de Mesezabel, Zeraj y Judá, estaba al servicio del rey en todos los asuntos relacionados con el pueblo.

Lugares habitados fuera de Jerusalén

25En cuanto a las aldeas y sus parcelas, algunos de los descendientes de Judá se quedaron a vivir en las aldeas de Quiriat Arbá, Dibón, Yecabsel,

26Josué, Molada, Bet Pélet,27Jasar Súal, Berseba,28Siclag, Mecona,29Enrimón, Sorá, Jarmut,30Zanoaj, Adulán, Laquis, y Azeca, ocupando el territorio que va de Berseba al valle de Jinón.

31Los benjaminitas vivieron en Geba, Micmas, Aía, Betel,

32Anatot, Nob, Ananías,33Jazor, Ramá, Guitayin,34Jadid, Seboguín, Nebalat,35Lod, y Onó, que era el valle de los artífices.

36Algunos de los levitas vivieron en las parcelas asignadas a las familias de Judá y de Benjamín.

12

Sacerdotes y levitas

121Esta es la lista de los sacerdotes y levitas que volvieron de Babilonia con Zorobabel hijo de Salatiel, y con Josué:

Seraías, Jeremías, Esdras,

2Amarías, Maluc, Jatús,3Secanías, Rejún, Meremot,4Iddo, Gineto, Abías,5Mijamín, Madías, Bilgá,6Semaías, Joyarib, Jedaías,7Salú, Amoc, Hilcías y Jedaías. Todos estos eran los jefes de los sacerdotes y sus hermanos en el tiempo de Josué.

8De los levitas volvieron Josué, Binúi, Cadmiel, Serebías, Judá y Matanías, que con sus hermanos participaba en los cantos de alabanza;

9y sus hermanos Bacbuquías y Uní, que ejercían cada uno su ministerio.

10Josué fue padre de Joyacín, Joyacín fue padre de Eliasib, Eliasib fue padre de Joyadá;

11Joyadá fue padre de Jonatán, y Jonatán fue padre de Jadúa.

12En el tiempo de Joyacín, los sacerdotes jefes de familias eran: de Seraías, Meraías; de Jeremías, Jananías;

13de Esdras, Mesulán; de Amarías, Johanán;14de Melicú, Jonatán; de Sebanías, José;15de Jarín, Adna; de Merayot, Jelcay;16de Iddo, Zacarías; de Ginetón, Mesulán;17de Abías, Zicri; de Miniamín, de Moadías, Piltay;18de Bilgá, Samúa; de Semaías, Jonatán;19de Joyarib, Matenay; de Jedaías, Uzi;20de Salay, Calay; de Amoc, Eber;21de Hilcías, Jasabías; de Jedaías, Natanael.

22En los días de Eliasib, Joyadá, Johanán y Jadúa, los levitas fueron inscritos por jefes de familias, lo mismo que los sacerdotes, hasta el reinado de Darío el persa.

23Los descendientes de Leví que eran jefes de familia fueron inscritos en el libro de las crónicas hasta los días de Johanán hijo de Eliasib.

24Los jefes de los levitas fueron Jasabías, Serebías, Josué hijo de Cadmiel, y sus hermanos, que estaban al frente de ellos para alabar y dar gracias al Señor, de acuerdo con los estatutos de David, varón de Dios, y según su turno.

25Los guardias Matanías, Bacbuquías, Abdías, Mesulán, Talmón y Acub vigilaban las entradas.

26Todos ellos vivieron en los días de Joyacín hijo de Josué y nieto de Josadac, cuando Nehemías era gobernador y Esdras fungía como escriba y sacerdote.

Consagración de la muralla

27«Para la consagración de la muralla de Jerusalén fueron convocados a Jerusalén los levitas de todos los lugares, a fin de celebrar la dedicación con una gran fiesta de alabanzas y cánticos al son de címbalos, salterios y cítaras.

28Se llamó a los cantores profesionales que vivían cerca de Jerusalén y en las aldeas de los netofatitas,29y a los cantores de la familia de Gilgal, y a los de los campos de Geba y de Azmavet, que habían edificado aldeas alrededor de Jerusalén.30Los sacerdotes y los levitas se purificaron, lo mismo que el pueblo, las puertas y la muralla.31A los jefes de Judá les pedí subir a la muralla, e hice desfilar en procesión dos grande coros, uno a la derecha y otro a la izquierda. El que iba a la derecha caminaba sobre la muralla, en dirección a la puerta del Basurero.32Tras el coro iban Osaías, la mitad de los jefes de Judá,33Azarías, Esdras, Mesulán,34Judá, Benjamín, Semaías y Jeremías.35Los sacerdotes iban tocando las trompetas, y entre ellos iba Zacarías, descendiente en línea directa de Jonatán, Semaías, Matanías, Micaías, Zacur y Asaf,36y sus hermanos Semaías, Azarael, Milalay, Guilalay, May, Natanael, Judá y Jananí, quienes llevaban los instrumentos musicales que habían pertenecido a David, el varón de Dios. El escriba Esdras avanzaba al frente de ellos.37Los sacerdotes subieron por los escalones que están frente a la Puerta de la Fuente, que conduce a la ciudad de David; usaron la subida de la muralla y pasaron cerca del palacio de David, hasta la parte oriental de la Puerta de las Aguas.

38»Yo iba detrás del segundo coro, el que desfilaba a la izquierda, junto con la mitad del pueblo que caminaba sobre la muralla, desde la torre de los Hornos hasta la muralla ancha.

39Caminamos desde la Puerta de Efraín hasta la Puerta Vieja, seguimos a la Puerta del Pescado, la torre de Jananel, la torre de Hamea y la Puerta de las Ovejas, y nos detuvimos en la Puerta de la Cárcel.40Entonces los dos coros, la mitad de los oficiales del templo y yo, nos reunimos en la casa de Dios.

41»Los sacerdotes Eliaquín, Maseías, Miniamín, Micaías, Elioguenay, Zacarías y Jananías, tocaban sus trompetas,

42lo mismo que Maseías, Semaías, Eleazar, Uzi, Johanán, Malquías, Elam y Ezer. Israías era el director de los cantores, los cuales alababan a Dios a voz en cuello.43Ese día se ofrecieron numerosos sacrificios de animales. El pueblo entero, hombres, mujeres y niños, rebosaba de alegría porque Dios los había alegrado en gran manera. Era tal el alborozo que había en Jerusalén, que se escuchaba desde lejos.»

Porciones para sacerdotes y levitas

44Aquel día varios hombres fueron elegidos para encargarse de los almacenes del templo, de las ofrendas, las primicias y los diezmos, y para que, de lo que llegaba de las diferentes ciudades, recogieran las porciones que les correspondían a los sacerdotes y los levitas. Y es que el pueblo de Judá estaba feliz por los sacerdotes y levitas que servían en el templo,

45pues habían servido al Señor y habían intercedido por los pecados del pueblo, lo mismo que los cantores
12.45:
1 Cr 25.1-8
y los porteros,
12.45:
1 Cr 26.12
conforme a lo establecido por el rey David y su hijo Salomón.
46Desde tiempos inmemoriales, y desde el reinado de David y los días de Asaf, había habido un director de los cantores que organizaba las alabanzas y las acciones de gracias al Señor.47Y tanto en la época de Zorobabel como en la de Nehemías, el pueblo se preocupaba por alimentar a los cantores y a los porteros, según los días que estaban de servicio; apartaban las porciones que les correspondían a los levitas, y ellos apartaban lo que les correspondía a los sacerdotes.