Reina Valera Contemporánea (RVRC)
22

Santidad de las ofrendas

221El Señor habló con Moisés, y le dijo:

2«Diles a Aarón y a sus hijos que se abstengan de las cosas santas que los hijos de Israel me han dedicado, y no profanen mi santo nombre. Yo soy el Señor.

3»Diles que todo varón descendiente suyo que, estando impuro, se acerque a las ofrendas sagradas que los hijos de Israel consagran al Señor, será eliminado de mi presencia. Esto vale para todas sus generaciones. Yo soy el Señor.

4»Todo varón descendiente de Aarón que tenga lepra, o tenga un derrame de semen, no podrá comer de las ofrendas sagradas hasta que esté puro.

»El que toque algún objeto de un cadáver, o el que haya tenido un derrame de semen,

5o el que esté impuro por haber tocado algún hombre o reptil impuro, o alguna impureza de sí mismo,6quedará impuro hasta el anochecer y no podrá comer de las ofrendas sagradas hasta que haya lavado su cuerpo con agua.7En cuanto el sol se ponga quedará limpio, y entonces podrá comer de las ofrendas sagradas, porque son su alimento.

8»Ningún sacerdote podrá comer ningún animal que haya sido matado o desgarrado por alguna fiera, pues se contaminará con eso. Yo soy el Señor.

9»Cumplan con mis ordenanzas, para que no mueran por profanarlas ni tengan que cargar con su pecado. Yo soy el Señor, que los santifico.

10»Nadie ajeno al sacerdocio comerá de las ofrendas sagradas, ni siquiera los huéspedes de los sacerdotes ni sus jornaleros.

11Solo podrán comer de las ofrendas sagradas los esclavos que los sacerdotes compren por dinero y los criados que nazcan en su casa.

12»Si la hija de un sacerdote se casa con alguien ajeno al sacerdocio ya no podrá comer de las ofrendas sagradas.

13Solo podrá comer de los alimentos de su padre sacerdote si es viuda o divorciada, y si por no tener hijos vuelve a la casa paterna y vive allí como cuando era joven. Pero ningún extraño podrá comer de esas ofrendas.

14»Si alguien, sin proponérselo, come de alguna ofrenda sagrada, devolverá al sacerdote la ofrenda sagrada más el equivalente a una quinta parte.

15»No profanen las ofrendas sagradas que los hijos de Israel apartan para mí.

16Si ustedes les permiten comer de esas ofrendas, los harán cargar con su pecado. Yo soy el Señor, que los santifico.»

17El Señor habló con Moisés, y le dijo:

18«Habla con Aarón y con sus hijos, y con todos los hijos de Israel, y diles que si algún israelita, o algún extranjero que viva en Israel, me presenta su ofrenda en pago de sus votos, o como ofrenda voluntaria para quemarla como holocausto,

19para que yo la acepte debe ofrecerme un macho sin defecto, que puede tomar del ganado vacuno, o de sus corderos o cabras.20No deben presentarme ningún animal que tenga algún defecto, porque yo no lo aceptaré.
22.20:
Dt 17.1

21»Si alguien me presenta una vaca o una oveja como sacrificio de paz, o como ofrenda voluntaria para cumplir un voto, para que yo acepte la ofrenda el animal no debe tener ningún defecto.

22No podrán ofrecer sobre mi altar, como ofrenda encendida, ningún animal que esté ciego, o con una pierna rota, o mutilado, verrugoso, sarnoso o roñoso.23Como ofrenda voluntaria podrán ofrecer un buey o un carnero que tenga de más o de menos, pero un animal así no lo aceptaré en pago de un voto.

24»No me ofrezcan ningún animal con testículos heridos o magullados, rasgados o extirpados. No ofrezcan en su tierra esta clase de animales.

25Tampoco reciban de manos de los extranjeros animales así, ni me los ofrezcan como mi alimento, porque esos animales están defectuosos y corrompidos, y yo no los aceptaré.»

26El Señor habló con Moisés, y le dijo:

27«Cuando nazca un becerro, un cordero o una cabra, podrá quedarse con su madre siete días, pero a partir del octavo día lo aceptaré como ofrenda de sacrificio encendido.

28»No degüellen en un mismo día a una vaca u oveja, junto con su cría.

29»Cuando ustedes me ofrezcan un sacrificio de acción de gracias, deberán hacerlo de tal manera que me sea aceptable.

30Deberán comer la carne ese mismo día, sin dejar nada para el día siguiente. Yo soy el Señor.

31»Cumplan mis mandamientos. Pónganlos en práctica. Yo soy el Señor.

32»No profanen mi santo nombre, sino santifíquenme en medio de los hijos de Israel. Yo soy el Señor, que los santifico.

33Yo los saqué de la tierra de Egipto, para ser su Dios. Yo soy el Señor.»
23

Las fiestas solemnes

(Nm 28.16—29.40)

231El Señor habló con Moisés, y le dijo:

2«Habla con los hijos de Israel y diles que deben proclamar mis fiestas solemnes como santas convocaciones en mi honor. Estas son mis fiestas:

3»Seis días trabajarán, pero el séptimo día será de reposo y de convocación santa. No harán

23.3:
Ex 20.8-10
23.12
31.15
34.21
35.2
Dt 5.12-14
ningún trabajo. Dondequiera que ustedes vivan será día de reposo en honor del Señor.

4»Las fiestas solemnes en mi honor, las convocaciones santas que ustedes celebrarán en las fechas señaladas, son las siguientes:

5»El día catorce del mes primero, entre la tarde y la noche, será la pascua del Señor.

23.5:
Ex 12.1-13
Dt 16.1-2

6»El día quince del mismo mes será la fiesta solemne de los panes sin levadura

23.6-8:
Ex 12.14-20
23.15
34.18
Dt 16.3-8
en honor del Señor. Siete días comerán panes sin levadura.

7El primer día celebrarán una convocación santa, y no harán ningún trabajo de esclavos.8Durante siete días me presentarán una ofrenda encendida, y el séptimo día celebrarán una convocación santa. No harán ningún trabajo de esclavos.»

9El Señor habló con Moisés, y le dijo:

10«Habla con los hijos de Israel, y diles que cuando ustedes hayan entrado en la tierra que voy a darles, y cosechen su trigo, deberán llevar al sacerdote una gavilla como primicia de los primeros frutos de su cosecha.

11El sacerdote mecerá ante mí la gavilla, para que yo la acepte. La mecerá un día después del día de reposo.

12»El día que ustedes ofrezcan la gavilla, ofrecerán también, como holocausto en mi honor, un cordero de un año, sin defecto.

13Como ofrenda encendida de olor gratísimo me presentarán cuatro litros de flor de harina amasada con aceite, y como libación un litro de vino.14No comerán pan, ni grano tostado, ni espigas frescas, hasta el mismo día en que me presenten esta ofrenda. Este es un estatuto perpetuo para todos sus descendientes, dondequiera que ustedes habiten.

15»Deberán contar siete semanas completas a partir del primer día después del día de reposo, es decir, a partir del día en que ofrecieron la gavilla de la ofrenda mecida.

16Contarán cincuenta días, hasta el día siguiente al séptimo día de reposo. Entonces ofrecerán al Señor el grano nuevo.17Desde el lugar en que residan traerán dos panes hechos con cuatro litros de flor de harina, y cocidos con levadura, que serán las primicias ofrecidas al Señor como ofrenda mecida.18Con el pan ofrecerán siete corderos de un año, sin defecto, un becerro del ganado, y dos carneros. Los ofrecerán en holocausto al Señor, junto con su ofrenda y sus libaciones, como ofrenda encendida de olor grato al Señor.19También ofrecerán como expiación un macho cabrío, y dos corderos de un año como sacrificio de ofrenda de paz.20El sacerdote los presentará delante del Señor como ofrenda mecida, junto con el pan de las primicias y los dos corderos. Serán una ofrenda consagrada al Señor, para el sacerdote.21Y ese mismo día celebrarán ustedes una convocación santa. No harán ningún trabajo de esclavos. Este será un estatuto perpetuo para ustedes y sus descendientes,
23.15-21:
Ex 23.16
34.22
Dt 16.9-12
en dondequiera que habiten.

22»Cuando cosechen el trigo de sus campos, no sieguen hasta el último rincón ni recojan todas las espigas. Déjenlas para los pobres y los extranjeros. Yo soy el Señor su Dios.»

23.22:
Lv 19.9-10
Dt 24.19-22

23El Señor habló con Moisés, y le dijo:

24«Habla con los hijos de Israel, y diles que el día primero del mes séptimo será para ustedes día de reposo, en el que al son de las trompetas deberán celebrar una santa convocación.

25Ese día no deben realizar ningún trabajo de esclavos, y en mi honor presentarán una ofrenda encendida.»

26El Señor habló con Moisés, y le dijo:

27«El día diez del mes séptimo será el día de la expiación.

23.26-32:
Lv 16.29-34
Ese día celebrarán una convocación santa, y ayunarán y me presentarán una ofrenda encendida.

28Es el día de la expiación, en que se reconciliarán conmigo, así que ese día no harán ningún trabajo.29Todo aquel que no ayune ese día, será eliminado de su pueblo.30A quien realice algún trabajo en ese día, yo lo eliminaré de su pueblo.31Dondequiera que ustedes habiten, este será un estatuto perpetuo para todos sus descendientes: No deben realizar ningún trabajo.32Será para ustedes un día de reposo, y desde el atardecer del día nueve del mes hasta el atardecer del día siguiente deberán ayunar y reposar.»

33El Señor habló con Moisés, y le dijo:

34«Habla con los hijos de Israel, y diles que a partir del día quince del mes séptimo, y durante los siete días siguientes, celebrarán la fiesta solemne de las enramadas

23.33-36:
Dt 16.13-15
en honor del Señor.

35El primer día habrá una convocación santa, y no deben hacer ningún trabajo de esclavos.36Durante siete días me presentarán una ofrenda encendida, y el octavo día celebrarán una convocación santa, en la que me presentarán una ofrenda encendida. Se trata de una fiesta, así que no harán ningún trabajo de esclavos.

37»Estas son mis fiestas solemnes. Para celebrarlas, convocarán a reuniones santas y, en el momento debido, me presentarán ofrendas encendidas, holocaustos, ofrendas, sacrificios y libaciones,

38además de los donativos, votos y todas las ofrendas voluntarias que ustedes acostumbran presentarme los días de reposo.

39»A los quince días del mes séptimo, cuando hayan recogido ya sus cosechas, durante toda la semana

23.39-43:
Ex 23.16
34.22
harán una fiesta en mi honor. Tanto el primer día como el octavo serán días de reposo.

40El primer día tomarán ramas con frutos de los mejores árboles, es decir, ramas de palmeras, de árboles frondosos, y de sauces de los arroyos, y durante siete días harán fiesta en mi presencia.41Esta fiesta de siete días en mi honor la deben celebrar cada año. Es un estatuto perpetuo para todos sus descendientes, y la celebrarán en el mes séptimo.42Durante siete días todos ustedes, los que hayan nacido en Israel, vivirán en tabernáculos.43Así sabrán los descendientes de ustedes que, cuando yo saqué de Egipto a los hijos de Israel, los hice habitar en enramadas. Yo soy el Señor su Dios.»

44Así habló Moisés con los hijos de Israel acerca de las fiestas solemnes del Señor.

24

Aceite para las lámparas

(Ex 27.20-21)

241El Señor habló con Moisés, y le dijo:

2«Manda a los hijos de Israel que te traigan aceite puro de oliva para el alumbrado, para mantener las lámparas encendidas siempre.

3Aarón pondrá las lámparas delante de mí en el tabernáculo de reunión, fuera del velo del testimonio, desde la tarde hasta el amanecer. Este es un estatuto perpetuo para sus descendientes.4Las pondrá siempre en orden delante de mí, sobre el candelero limpio.

El pan de la proposición

5»Tomarás flor de harina, y con ella harás doce tortas, cada una con cuatro litros de harina.

6Las pondrás en mi presencia
24.5-6:
Ex 25.30
sobre la mesa de oro puro, en dos hileras de seis panes cada una.
7Sobre cada hilera pondrás también incienso puro, que aromatizará el pan como ofrenda encendida en mi honor.8Se trata de un pacto perpetuo. Todos los días de reposo, sin falta, Aarón pondrá el pan en orden delante de mí, de parte de los hijos de Israel.9Este pan será para Aarón y sus descendientes,
24.9:
Mt 12.4
Mc 2.26
Lc 6.4
por derecho perpetuo. Deberán comerlo en un lugar santo, porque de las ofrendas encendidas en mi honor esta es una ofrenda muy santa.»

Castigo para la blasfemia

10Por esos días, un hombre que era hijo de una israelita y de un egipcio, y que vivía entre los hijos de Israel, salió del campamento y se peleó con un israelita.

11La israelita, madre de ese hombre, se llamaba Selomit, y era hija de un danita llamado Dibri. Y sucedió que ese hombre blasfemó contra el nombre del Señor y lanzó una maldición, así que lo llevaron ante Moisés12y lo pusieron en la cárcel, hasta tener una palabra del Señor al respecto.

13El Señor habló con Moisés, y le dijo:

14«Saca del campamento a ese blasfemo, para que todos los que lo oyeron maldecir pongan las manos sobre su cabeza, y toda la congregación lo apedree.

15Habla luego con los hijos de Israel, y diles que todo el que maldiga a su Dios tendrá que cargar con su pecado;16que todo el que blasfeme contra mi nombre será condenado a muerte, y que toda la congregación lo apedreará. Esto vale tanto para los extranjeros como para los israelitas por nacimiento: si blasfeman contra mi Nombre, serán condenados a muerte.

17»El que hiera de muerte a otra persona, será condenado a muerte.

24.17:
Ex 21.12

18»El que hiera a un animal tendrá que restituirlo con otro animal.

19»Al que hiera a su prójimo se le infligirá el mismo daño:

20rotura por rotura, ojo por ojo, diente por diente.
24.20:
Ex 21.23-25
Dt 19.21
Mt 5.38
Según el daño que cause a otro, será el daño que recibirá.

21»El que hiera a un animal tendrá que restituirlo, pero el que hiera de muerte a un hombre será condenado a muerte.

22»Un mismo estatuto se aplicará al extranjero y al israelita por nacimiento.

24.22:
Nm 15.16
Yo soy el Señor su Dios.»

23Y Moisés habló con los hijos de Israel, y ellos sacaron del campamento al blasfemo y lo apedrearon. Así cumplieron los hijos de Israel con lo que el Señor le había ordenado a Moisés.