Reina Valera Contemporánea (RVRC)
20

Penas por actos de inmoralidad

201El Señor habló con Moisés, y le dijo:

2«Di a los hijos de Israel que todo israelita o extranjero varón que viva en Israel y ofrezca alguno de sus hijos a Moloc, será condenado a muerte. El pueblo entero lo apedreará.

3Yo me pondré en contra de ese hombre. Lo eliminaré de su pueblo por haber entregado sus hijos a Moloc, y por contaminar así mi santuario y profanar mi santo nombre.

4»Si el pueblo de la tierra se desentiende de lo hecho por quien entregue sus hijos a Moloc, y no lo condena a muerte,

5yo mismo me pondré en contra de ese hombre y de su familia, y lo eliminaré de su pueblo, junto con todos los que lo hayan imitado y se hayan prostituido yendo en pos de Moloc.

6»Si alguien presta atención a los encantadores y adivinos, y se prostituye y va tras ellos, yo me pondré en contra de esa persona y la eliminaré de su pueblo.

7»Ustedes deben consagrarse a mí y ser santos, porque yo soy el Señor su Dios.

8»Cumplan con mis estatutos, y pónganlos en práctica. Yo soy el Señor, que los santifica.

9»Todo aquel que maldiga a su padre o a su madre, será condenado a muerte.

20.9:
Ex 21.17
Mt 15.4
Mc 7.10
Ha maldecido a su padre o a su madre, y será el responsable de su propia muerte.

10»El que cometa adulterio con la mujer de su prójimo será condenado a muerte,

20.10:
Ex 20.14
Lv 18.20
Dt 5.18
junto con la adúltera.

11»El que se acueste con la mujer de su padre ha descubierto la desnudez de su padre. Por lo tanto, los dos serán condenados a muerte y serán los responsables de su muerte.

20.11:
Lv 18.8
Dt 22.30
27.20

12»El que se acueste con su nuera será condenado a muerte, junto con ella. Los dos han incurrido en una grave perversión, y serán los responsables de su muerte.

20.12:
Lv 18.15

13»El que se acueste con otro hombre como si se acostara con una mujer, será condenado a muerte, junto con ese hombre. Han incurrido en un acto repugnante, y serán los responsables de su muerte.

20.13:
Lv 18.22

14»El que tome como mujeres a la hija y a la madre, incurre en un acto vil. Para que no se cometan entre ustedes

20.14:
Lv 18.17
Dt 27.23
actos tan viles, a él y a ellas los condenarán a morir quemados.

15»El que tenga cópula con un animal será condenado a muerte, y también se matará al animal.

16»La mujer que se allegue a un animal y tenga cópula con él, será condenada a muerte, y también se matará al animal. Los dos serán responsables de su propia muerte.

20.15-16:
Ex 22.19
Lv 18.23
Dt 27.21

17»El que tome como mujer a su hermana, hija de su padre o hija de su madre, y vea su desnudez, y ella vea la suya, comete un acto condenable. A la vista de todo el pueblo los dos serán condenados a muerte, pues él ha visto la desnudez de su hermana, y cargará con su pecado.

20.17:
Lv 18.9
Dt 27.22

18»El que se acueste con una mujer menstruosa, y descubra su desnudez, será eliminado de su pueblo,

20.18:
Lv 18.19
lo mismo que la mujer, pues los dos han puesto al descubierto la fuente de su sangre.

19»No descubras la desnudez de tu tía materna, ni la de tu tía paterna. Si descubres la desnudez de tu parienta, tanto ella como tú cargarán con su maldad.

20»El que se acueste con la mujer de su tío paterno descubre la desnudez de su tío. Los dos cargarán con su pecado y morirán sin hijos.

20.19-20:
Lv 18.12-14

21»El que tome como mujer a su cuñada comete un acto sucio. Ha descubierto la desnudez de su hermano, y se quedarán sin hijos.

20.21:
Lv 18.16

22»Cumplan con todos mis estatutos y con todas mis ordenanzas. Pónganlas en práctica, para que no los expulse de la tierra a la que yo los llevo para que se establezcan.

23No sigan las prácticas de las naciones que voy a arrojar de la presencia de ustedes, porque ellos cometieron todos esos actos, y me fueron repugnantes.24Pero a ustedes les he prometido darles posesión de la tierra de esas naciones. Es una tierra que fluye leche y miel, y yo se la entregaré a ustedes para que la posean como su herencia. Yo soy el Señor su Dios, que los ha apartado de los pueblos.25Por lo tanto, ustedes harán distinción entre los animales puros y los impuros, y entre las aves puras e impuras. No se contaminen ustedes con los animales, ni con las aves ni con ninguno de los reptiles, a los que he apartado de ustedes por ser animales impuros.26Ustedes tienen que serme santos, porque yo, el Señor, soy santo. Yo los he apartado a ustedes de los otros pueblos, para que sean míos.

27»El hombre y la mujer que evoquen espíritus de muertos, o que se entreguen a la adivinación, morirán apedreados y serán los responsables de su muerte.»

21

Santidad de los sacerdotes

211El Señor le dijo a Moisés:

«Habla con los sacerdotes hijos de Aarón, y diles que no se contaminen por ningún muerto de su pueblo,

2a menos que se trate de un pariente cercano, de su madre o su padre, de su hijo o su hermano,3o de una hermana soltera y cercana al sacerdote, y que no haya tenido marido. Por alguien así podrán contaminarse.4Pero no se contaminarán ni se harán impuros, como cualquier hombre del pueblo.

5»No se harán tonsuras en la cabeza, ni se recortarán la punta de la barba, ni se harán heridas

21.5:
Lv 19.27-28
Dt 14.1
en la carne.

6Se consagrarán a mí, su Dios, y no profanarán mi nombre, porque ellos me presentan las ofrendas encendidas y el pan que se me ofrece. Por lo tanto, deberán ser santos.

7»No podrán casarse con una ramera ni con una mujer de mala fama, ni con una mujer a la que su marido haya repudiado, porque los sacerdotes están consagrados a mi servicio.

8Ustedes deben mantenerlos santos, pues ofrecen mi pan. Para ustedes, ellos serán santos, porque yo, el Señor, que los santifico, soy santo.

9»Si la hija de un sacerdote comienza a prostituirse, deshonra a su padre y será condenada a morir quemada.

10»El que sea sumo sacerdote entre sus hermanos, y en cuya cabeza se haya derramado el aceite de la unción, y que haya sido consagrado para llevar puestas las vestiduras, no deberá descubrirse la cabeza ni rasgarse las vestiduras,

11ni tampoco entrar en donde haya algún cadáver. Ni siquiera por su padre o por su madre se contaminará.12No podrá salir de mi santuario, ni profanarlo, porque él ha sido consagrado para mí, por el aceite de la unción. Yo soy el Señor.13Deberá tomar por esposa a una doncella.14No se casará con ninguna mujer que sea viuda, o repudiada, o de mala fama, o ramera, sino que de su pueblo tomará por mujer a una doncella,15para que no profane su descendencia entre su pueblo. Yo soy el Señor, que los santifico.»

16El Señor habló con Moisés, y le dijo:

17«Habla con Aarón y dile que, en ningún momento, ninguno de sus descendientes que tenga algún defecto podrá acercarse a mí, su Dios, para ofrecer mi pan.

18No podrá acercarse ningún varón con algún defecto, sea este ciego, cojo, mutilado, deforme,19o que tenga roto un pie o una mano,20o sea jorobado o enano, o que tenga una nube en el ojo, o sarna, o alguna irritación de la piel, o un testículo magullado.21Ningún descendiente del sacerdote Aarón podrá acercarse ante mí para presentarme las ofrendas encendidas, si tiene algún defecto. Por tener ese defecto no podrá acercarse a mí para ofrecerme el pan.22Podrá comer de mi pan, del alimento muy santo y de las cosas santificadas,23pero por tener un defecto no podrá acercarse a la parte posterior del velo ni al altar, para que no profane mi santuario, porque yo soy el Señor, que los santifico.»

24Y Moisés les comunicó todo esto a Aarón y a sus hijos, y a todos los hijos de Israel.

22

Santidad de las ofrendas

221El Señor habló con Moisés, y le dijo:

2«Diles a Aarón y a sus hijos que se abstengan de las cosas santas que los hijos de Israel me han dedicado, y no profanen mi santo nombre. Yo soy el Señor.

3»Diles que todo varón descendiente suyo que, estando impuro, se acerque a las ofrendas sagradas que los hijos de Israel consagran al Señor, será eliminado de mi presencia. Esto vale para todas sus generaciones. Yo soy el Señor.

4»Todo varón descendiente de Aarón que tenga lepra, o tenga un derrame de semen, no podrá comer de las ofrendas sagradas hasta que esté puro.

»El que toque algún objeto de un cadáver, o el que haya tenido un derrame de semen,

5o el que esté impuro por haber tocado algún hombre o reptil impuro, o alguna impureza de sí mismo,6quedará impuro hasta el anochecer y no podrá comer de las ofrendas sagradas hasta que haya lavado su cuerpo con agua.7En cuanto el sol se ponga quedará limpio, y entonces podrá comer de las ofrendas sagradas, porque son su alimento.

8»Ningún sacerdote podrá comer ningún animal que haya sido matado o desgarrado por alguna fiera, pues se contaminará con eso. Yo soy el Señor.

9»Cumplan con mis ordenanzas, para que no mueran por profanarlas ni tengan que cargar con su pecado. Yo soy el Señor, que los santifico.

10»Nadie ajeno al sacerdocio comerá de las ofrendas sagradas, ni siquiera los huéspedes de los sacerdotes ni sus jornaleros.

11Solo podrán comer de las ofrendas sagradas los esclavos que los sacerdotes compren por dinero y los criados que nazcan en su casa.

12»Si la hija de un sacerdote se casa con alguien ajeno al sacerdocio ya no podrá comer de las ofrendas sagradas.

13Solo podrá comer de los alimentos de su padre sacerdote si es viuda o divorciada, y si por no tener hijos vuelve a la casa paterna y vive allí como cuando era joven. Pero ningún extraño podrá comer de esas ofrendas.

14»Si alguien, sin proponérselo, come de alguna ofrenda sagrada, devolverá al sacerdote la ofrenda sagrada más el equivalente a una quinta parte.

15»No profanen las ofrendas sagradas que los hijos de Israel apartan para mí.

16Si ustedes les permiten comer de esas ofrendas, los harán cargar con su pecado. Yo soy el Señor, que los santifico.»

17El Señor habló con Moisés, y le dijo:

18«Habla con Aarón y con sus hijos, y con todos los hijos de Israel, y diles que si algún israelita, o algún extranjero que viva en Israel, me presenta su ofrenda en pago de sus votos, o como ofrenda voluntaria para quemarla como holocausto,

19para que yo la acepte debe ofrecerme un macho sin defecto, que puede tomar del ganado vacuno, o de sus corderos o cabras.20No deben presentarme ningún animal que tenga algún defecto, porque yo no lo aceptaré.
22.20:
Dt 17.1

21»Si alguien me presenta una vaca o una oveja como sacrificio de paz, o como ofrenda voluntaria para cumplir un voto, para que yo acepte la ofrenda el animal no debe tener ningún defecto.

22No podrán ofrecer sobre mi altar, como ofrenda encendida, ningún animal que esté ciego, o con una pierna rota, o mutilado, verrugoso, sarnoso o roñoso.23Como ofrenda voluntaria podrán ofrecer un buey o un carnero que tenga de más o de menos, pero un animal así no lo aceptaré en pago de un voto.

24»No me ofrezcan ningún animal con testículos heridos o magullados, rasgados o extirpados. No ofrezcan en su tierra esta clase de animales.

25Tampoco reciban de manos de los extranjeros animales así, ni me los ofrezcan como mi alimento, porque esos animales están defectuosos y corrompidos, y yo no los aceptaré.»

26El Señor habló con Moisés, y le dijo:

27«Cuando nazca un becerro, un cordero o una cabra, podrá quedarse con su madre siete días, pero a partir del octavo día lo aceptaré como ofrenda de sacrificio encendido.

28»No degüellen en un mismo día a una vaca u oveja, junto con su cría.

29»Cuando ustedes me ofrezcan un sacrificio de acción de gracias, deberán hacerlo de tal manera que me sea aceptable.

30Deberán comer la carne ese mismo día, sin dejar nada para el día siguiente. Yo soy el Señor.

31»Cumplan mis mandamientos. Pónganlos en práctica. Yo soy el Señor.

32»No profanen mi santo nombre, sino santifíquenme en medio de los hijos de Israel. Yo soy el Señor, que los santifico.

33Yo los saqué de la tierra de Egipto, para ser su Dios. Yo soy el Señor.»