Reina Valera Contemporánea (RVRC)
1

Los holocaustos

11El Señor llamó a Moisés desde el tabernáculo de reunión, y habló con él. Le dijo:

2«Habla con los hijos de Israel y diles:

“Cuando alguno de ustedes presente una ofrenda al Señor, la presentará de su ganado vacuno u ovejuno.

3”Si su ofrenda es un holocausto vacuno, ofrecerá de manera voluntaria un macho sin defecto. Lo ofrecerá delante del Señor, a la entrada del tabernáculo de reunión.

4Pondrá su mano sobre la cabeza del holocausto, y le será aceptado para expiación suya.5Entonces degollará el becerro en presencia del Señor, y los sacerdotes, los descendientes de Aarón, rociarán la sangre sobre el altar que está a la entrada del tabernáculo de reunión, y también alrededor de este.6Luego desollará el holocausto y lo cortará en pedazos.7Entonces los hijos del sacerdote Aarón pondrán fuego sobre el altar, y compondrán la leña sobre el fuego.8Luego los sacerdotes hijos de Aarón acomodarán las piezas, la cabeza y la grasa de los intestinos, sobre la leña que estará sobre el fuego, encima del altar,9y enjuagarán los intestinos y las piernas, y el sacerdote quemará todo esto sobre el altar. Se trata de un holocausto. Es una ofrenda encendida de olor grato para el Señor.

10”Si su ofrenda para el holocausto la toma del rebaño de las ovejas o de las cabras, deberá ofrecer un macho sin ningún defecto,

11y degollarlo delante del Señor, al lado norte del altar. Los sacerdotes hijos de Aarón rociarán su sangre sobre el altar y alrededor de este.12Lo cortarán en trozos, junto con la cabeza y la grasa de los intestinos, y el sacerdote acomodará todo ello sobre la leña que arde sobre el altar;13enjuagará las entrañas y las piernas, y el sacerdote lo ofrecerá todo y lo dejará arder sobre el altar. Se trata de un holocausto, de una ofrenda encendida de olor grato para el Señor.

14”Si la ofrenda para el Señor es un holocausto de aves, su ofrenda será de tórtolas o de palominos.

15El sacerdote la ofrecerá sobre el altar, y le quitará la cabeza y hará que arda en el altar, y exprimirá su sangre sobre la pared del altar.16Le quitará el buche y las plumas, las cuales echará hacia el oriente, junto al altar, en el lugar de las cenizas.17Partirá el ave por las alas, pero no en dos, y la dejará que se queme sobre el altar, sobre la leña que estará en el fuego. Es un holocausto. Es una ofrenda encendida de olor grato para el Señor.
2

Las ofrendas

21”Cuando alguien ofrezca oblación al Señor, su ofrenda será de flor de harina, y sobre ella echará aceite e incienso;

2la llevará a los sacerdotes, hijos de Aarón, y un sacerdote tomará un puñado de la flor de harina y del aceite, junto con todo el incienso, y lo quemará sobre el altar como memorial. Se trata de una ofrenda encendida, de olor grato para el Señor.3La parte restante de la ofrenda será para Aarón y sus hijos. Es una parte santísima de las ofrendas que se queman en honor del Señor.

4”Cuando presentes una ofrenda cocida al horno, esta debe ser de tortas de flor de harina sin levadura, amasadas con aceite, y de hojaldras sin levadura untadas con aceite.

5Pero si presentas una ofrenda de sartén, esta debe ser de flor de harina sin levadura, amasada con aceite;6la partirás en pedazos, y sobre ella echarás aceite. Se trata de una ofrenda.

7”Si presentas una ofrenda cocida en cazuela, esta debe ser de flor de harina con aceite.

8La llevarás ante el Señor, es decir, ante el sacerdote, y este la llevará al altar.9Allí el sacerdote tomará parte de la ofrenda como su memorial, y lo quemará sobre el altar. Se trata de una ofrenda encendida de olor grato para el Señor.10La parte restante de la ofrenda será para Aarón y sus hijos. Esta es una parte santísima de las ofrendas que se queman en honor del Señor.

11”No presentarás al Señor ninguna ofrenda con levadura ni con miel. Nada de esto se quemará ante el Señor como ofrenda.

12Se le podrán presentar como ofrenda de primicias, pero no se elevarán sobre el altar en olor grato.

13”Toda ofrenda que presentes la sazonarás con sal. No permitas jamás que en tu ofrenda falte la sal del pacto de tu Dios. Toda ofrenda tuya la ofrecerás con sal.

14”Si presentas al Señor una ofrenda de primicias, tostarás las espigas verdes y ofrecerás el grano desmenuzado como ofrenda de tus primicias.

15Pondrás sobre ella aceite e incienso. Se trata de una ofrenda.16El sacerdote hará arder como memorial suyo una parte del grano desmenuzado y del aceite, junto con todo el incienso. Se trata de una ofrenda encendida en honor del Señor.