Reina Valera Contemporánea (RVRC)
21

Ciudades de los levitas

(1 Cr 6.54-81)

211Los jefes de las familias levitas fueron a hablar con el sacerdote Eleazar, y con Josué hijo de Nun y los jefes de las tribus de Israel,

2los cuales estaban en Silo, en la tierra de Canaán, y les dijeron:

«El Señor le ordenó a Moisés que nos dieran ciudades donde pudiéramos habitar, con ejidos para nuestros ganados.»

21.2:
Nm 35.1-8

3Entonces de su propia herencia el pueblo de Israel les dio a los levitas ciudades con sus ejidos, porque el Señor se lo había prometido.

4El primer sorteo fue para las familias de los coatitas, que eran descendientes del sacerdote Aarón y también levitas. Ellos recibieron ciudades de las tribus de Judá, de Simeón y de Benjamín; en total, trece ciudades.

5A los otros hijos de Coat les tocaron por sorteo diez ciudades de las tribus de Efraín, de Dan y de la media tribu de Manasés.

6Los hijos de Guersón recibieron por sorteo trece ciudades de las tribus de Isacar, de Aser, de Neftalí y de la media tribu de Manasés que se había quedado en Basán.

7Los hijos de Merari recibieron doce ciudades de las tribus de Rubén, de Gad y de Zabulón, según el número de sus familias.

8Los hijos de Israel les dieron a los levitas, por sorteo, estas ciudades con sus ejidos, tal y como el Señor se lo ordenó a Moisés.

9Las tribus de los descendientes de Judá y de Simeón cedieron las ciudades que ya han sido mencionadas,

10y que las familias de Coat, hijos de Aarón, recibieron de los hijos de Leví, porque ellos fueron los primeros en el sorteo.11En el monte de Judá les dieron Hebrón, que era Quiriat Arbá, la tierra del gigante Anac, con los ejidos que la rodeaban;12pero a Caleb hijo de Yefune le dieron el campo de la ciudad y sus aldeas.

13A los hijos del sacerdote Aarón les dieron Hebrón con sus ejidos, como ciudad de refugio para los homicidas, y además Libna y sus ejidos,

14Jatir y sus ejidos, Estemoa y sus ejidos,15Holón y sus ejidos, Debir y sus ejidos,16Ayin y sus ejidos, Yutá y sus ejidos, y Bet Semes y sus ejidos; es decir, nueve ciudades para estas dos tribus.17De la tribu de Benjamín recibieron Gabaón y Geba, con sus ejidos;18Anatot y Almón con sus ejidos; cuatro ciudades.19En total, trece ciudades y sus ejidos fueron para los sacerdotes hijos de Aarón.

20Los levitas que aun quedaban, y que pertenecían a las familias de los hijos de Coat, recibieron por sorteo cuatro ciudades de la tribu de Efraín.

21En el monte de Efraín les dieron Siquén, que era una ciudad de refugio para los homicidas, con sus ejidos, y además Guézer,22Quibsayin y Bet Jorón con sus ejidos.23De la tribu de Dan, recibieron cuatro ciudades con sus ejidos: Elteque, Guibetón,24Ayalón y Gat Rimón.25De la media tribu de Manasés recibieron dos ciudades con sus ejidos: Tanac y Gat Rimón.26Las ciudades que recibió el resto de las familias de los hijos de Coat fueron diez, con sus ejidos.

27De la media tribu de Manasés los hijos de Guersón, de las familias levitas, recibieron dos ciudades con sus ejidos: Golán en Basán, ciudad de refugio para los homicidas; y Besterá con sus ejidos.

28De la tribu de Isacar, recibieron cuatro ciudades con sus ejidos; Cisón, Daberat,29Jarmut y Enganín.30De la tribu de Aser, recibieron cuatro ciudades con sus ejidos: Misal, Abdón,31Jelcat y Rejob.32De la tribu de Neftalí, recibieron tres ciudades con sus ejidos: Cedes en Galilea, que era una ciudad de refugio para los homicidas, Jamot Dor y Cartán.33En total, las ciudades que recibieron los guersonitas, con sus ejidos y según el número de sus familias, fueron trece.

34Los levitas que quedaban de las familias de los hijos de Merari recibieron de la tribu de Zabulón cuatro ciudades con sus ejidos: Jocneán, Carta,

35Dimna y Nalal.36De la tribu de Rubén recibieron cuatro ciudades con sus ejidos: Beser, Yahás,37Cademot y Mefagat.38De la tribu de Gad, recibieron cuatro ciudades con sus ejidos: Ramot de Galaad, que era una ciudad de refugio para los homicidas, Majanayin,39Jesbón y Jazer.40En total, las ciudades con sus ejidos que les tocaron por sorteo a los hijos de Merari, es decir, a los levitas que quedaban, según el número de sus familias, fueron doce.

41En total, las ciudades con sus ejidos que recibieron los levitas de entre las posesiones del pueblo de Israel, fueron cuarenta y ocho.

42Estas ciudades estaban distantes entre sí, y todas estaban rodeadas de sus ejidos.

Israel ocupa la tierra

43Así fue como el Señor dio a Israel toda la tierra que había jurado a sus padres que les daría, y de la cual tomaron en posesión para habitarla.

44Y el Señor les dio reposo, conforme a todo lo que les había prometido a sus padres. Ninguno de sus enemigos pudo presentarles batalla, porque el Señor los había vencido.45No faltó una sola de todas las promesas que el Señor le había hecho a la casa de Israel. Todas ellas se cumplieron.