Reina Valera Contemporánea (RVRC)
11

Dios se compadece de su obstinado pueblo

111«Yo amé a Israel desde que era un niño. De Egipto llamé a mi hijo.

11.1:
Mt 2.15

2Pero mientras más los llamaba yo, más se alejaban de mí, y ofrecían sacrificios a los baales y quemaban incienso para honrar a los ídolos.

3»Yo tomé en mis brazos a Efraín y le enseñé a caminar, pero él nunca reconoció que era yo quien lo cuidaba.

4Yo los atraje a mí con cuerdas humanas, ¡con cuerdas de amor! Estaban sometidos al yugo de la esclavitud, pero yo les quité ese yugo y les di de comer.

5»Pero no quisieron volverse a mí. Por eso, no volverán a Egipto, sino que el asirio mismo será su rey.

6La espada caerá sobre sus ciudades, y acabará con sus aldeas. Acabará con ellas por causa de sus malas intenciones.7Mi pueblo insiste en rebelarse contra mí; me llaman el Dios altísimo, pero ninguno de ellos me quiere enaltecer.

8»¿Cómo podría yo abandonarte, Efraín? ¿Podría yo entregarte, Israel? ¿Podría yo hacerte lo mismo que hice con Adma y con Zeboyin?

11.8:
Dt 29.23
Dentro de mí, el corazón se me estremece, toda mi compasión se inflama.

9Pero no daré paso al ardor de mi ira, ni volveré a destruir a Efraín. Dentro de esta ciudad estoy yo, el Dios Santo, y no un simple hombre. Así que no entraré en la ciudad.

10»Ellos vendrán en pos de mí. Yo, el Señor, rugiré como un león, y mis hijos vendrán temblando desde el occidente.

11Saldrán de Egipto temblorosos como aves. Saldrán de Asiria temblorosos como palomas. Yo haré que vuelvan a habitar sus casas.

—Palabra del Señor.

12»Efraín siempre me habla con mentiras, y la casa de Israel siempre me habla con engaños. Judá anda perdido, lejos de mí, su Dios santo y fiel.»

12

Reprensión de la falsedad y opresión de Efraín

121Efraín anda tras el viento; va en pos del solano; constantemente aumenta la mentira y la destrucción, porque hace pactos con los asirios y se lleva a Egipto el aceite.

2El Señor tiene pleito con Judá. Va a castigar a Jacob por sus acciones; va a darle su merecido por sus hechos.3En el seno materno agarró a su hermano por el talón,
12.3:
Gn 25.26
y cuando creció luchó con un ángel
4y logró vencerlo. Luego lloró, y cuando lo encontró en Betel
12.4:
Gn 28.10-22
le rogó.
12.4:
Gn 32.24-26
Allí él habló con nosotros;
5habló el Señor y Dios de los ejércitos. Su nombre es el Señor.6Por lo tanto, vuélvete a tu Dios, haz misericordia e imparte justicia, y confía siempre en tu Dios.

7«Como un mercader que sostiene pesas falsas en su mano, y que ama la opresión,

8Efraín dijo: “¡Qué rico soy! ¡Tengo muchas riquezas! ¡Y nadie puede acusarme de haber pecado ni de haber ganado todo esto de manera indebida!”9Pero desde que estabas en Egipto yo soy el Señor tu Dios; y todavía he de hacerte vivir en tiendas de campaña, como en los días de fiesta.
12.9:
Lv 23.39-43

10»Yo les he hablado a los profetas, y aumenté las visiones, y por medio de ellos me comuniqué en parábolas.

11¿Hay iniquidad en Galaad? La verdad, los de Galaad no valen nada. En Gilgal ofrecieron bueyes en sacrificio. Por eso sus altares quedarán como los montones de tierra en los surcos del campo.12Jacob huyó a tierra de Aram. Allí, Israel trabajó como pastor para ganarse una esposa.
12.12:
Gn 29.1-20
13Por medio de un profeta, yo, el Señor, saqué a Israel de Egipto,
12.13:
Ex 12.50-51
y por medio de ese profeta lo cuidé.
14¡Pero cuántos amargos disgustos Efraín me ha causado! Por lo tanto, yo, el Señor, haré que recaiga sobre él la sangre que ha derramado, y le devolveré sus ofensas.
13

Anuncio de la destrucción total de Efraín

131»Efraín era muy importante en Israel. Cuando hablaba, había temor. Pero murió por haber pecado con Baal.

2Y ahora ha añadido más a su pecado, pues con su plata, y según su entender, se ha hecho imágenes fundidas de becerros, ídolos fabricados por artífices, y piden a la gente que les ofrezcan sacrificios y los besen.3Por lo tanto, desaparecerán como la niebla matutina, como el rocío de la madrugada, como el tamo que el viento arrebata de la era, ¡como el humo que sale de la chimenea!

4»Yo soy el Señor tu Dios. Yo te saqué de Egipto. No conocerás a otro dios fuera de mí, pues yo soy tu único salvador.

5Yo te conocí en la aridez del desierto.
13.5:
Dt 8.12-16
6Yo los cuidé, y ustedes comieron hasta saciarse, pero luego su corazón se llenó de soberbia y se olvidaron de mí.7Por lo tanto, yo voy a ser para ellos como un león; voy a acecharlos en el camino como un leopardo.8Voy a buscarlos como una osa que ha perdido a sus cachorros y, cuando los encuentre, como león les desgarraré las fibras de su corazón y los devoraré; ¡los despedazaré como una fiera salvaje!

9»Tú, Israel, te has corrompido, a pesar de que contabas con mi ayuda.

10¿Dónde está tu rey? ¡Que venga a proteger todas tus ciudades! ¿Y dónde están los jueces, y el rey y los príncipes que me pediste?
13.10:
1 S 8.5-6
11En mi furor te di rey,
13.11:
1 S 10.17-24
y en mi ira te lo quité.
13.11:
1 S 15.26

12»Pero no he olvidado la maldad de Efraín, ni su pecado.

13Es un hijo poco inteligente, que al momento de nacer no encuentra la salida. ¡Por eso le sobrevendrán dolores como de mujer parturienta!

14»¿Y habré entonces de librarlos del poder de la muerte? ¿Habré de ponerlos a salvo del sepulcro? ¿Y dónde están las plagas de la muerte? ¿Y dónde está la destrucción del sepulcro?

13.14:
1 Co 15.55
Por mi parte, ¡ya no tengo compasión!»

15Aun cuando Efraín prospere entre sus hermanos, desde el desierto vendrá, de parte del Señor, el viento solano; y se levantará para secar su manantial y agotar su fuente. ¡El Señor saqueará sus tesoros y todas sus preciosas alhajas!

16Samaria quedará asolada por haberse rebelado contra su Dios; sus hombres caerán a filo de espada, sus niños serán estrellados contra el suelo, y sus mujeres encintas serán abiertas en canal.