Reina Valera Contemporánea (RVRC)
10

101Israel es una viña frondosa y muy fructífera, pero la abundancia de sus frutos fue semejante a la abundancia de sus altares. ¡Mientras más le produjo la tierra, más aumentó sus ídolos!

2Tiene el corazón dividido. Pero tendrá que cargar con su culpa. El Señor derribará sus altares y destruirá sus ídolos.

3Seguramente van a decir:

«No tenemos rey, porque no tuvimos temor del Señor. Y si lo tuviéramos, ¿qué podría hacer por nosotros?»

4Profieren palabras sin sentido al momento de hacer el pacto. Eso que llaman «justicia» abunda como el ajenjo en los surcos del campo.

5Por causa de las becerras de Bet Avén
10.5:
1 R 12.28-29
los habitantes de Samaria se llenarán de temor; por causa del becerro su pueblo estará de luto, lo mismo que sus sacerdotes. Se regocijan por el becerro, del cual están orgullosos, pero ese becerro les será arrebatado;
6será llevado a Asiria como un regalo para el rey Jareb. Y Efraín quedará avergonzado, e Israel se avergonzará de sus proyectos.7Su rey desaparecerá de Samaria, como desaparece la espuma de la superficie de las aguas.8Los lugares altos de Avén, donde Israel pecaba, serán destruidos; sobre sus altares crecerán cardos y espinos. Entonces suplicarán a los montes que los cubran, y a las colinas les rogarán que caigan sobre ellos.
10.8:
Lc 23.30
Ap 6.16

9«Tú, Israel, has pecado desde aquellos días de Gabaa,

10.9:
Jue 19.1-30
y en tu pecado has persistido. ¡Pues ahora la guerra los atrapará en Gabaa!

10Yo los castigaré cuando quiera castigarlos, y los pueblos se juntarán contra ellos cuando paguen por su doble crimen.11Efraín es una novilla domada, a la que le gusta trillar. Pero yo pasaré sobre su lozana cerviz, y haré que Efraín lleve el yugo mientras Judá abre surco y Jacob rompe los terrones.

12»Siembren para ustedes la justicia, y cosecharán misericordia. Hagan para ustedes el barbecho,

10.12:
Jer 4.3
porque este es el momento de buscarme. Entonces yo, el Señor, vendré y los instruiré en la justicia.»

13Ustedes abrieron surcos para la impiedad, y lo que cosecharon fue la iniquidad. Por eso comerán el fruto de la mentira, pues confiaron en sus propias ideas y en la multitud de sus guerreros.

14Por eso habrá alboroto en sus pueblos, y todas sus fortalezas serán destruidas, como destruyó Salmán a Bet Arbel en el día de la batalla, cuando madres e hijos fueron destrozados.15Lo mismo hará Betel con ustedes, por causa de su gran maldad. ¡El rey de Israel será derrotado al amanecer!
11

Dios se compadece de su obstinado pueblo

111«Yo amé a Israel desde que era un niño. De Egipto llamé a mi hijo.

11.1:
Mt 2.15

2Pero mientras más los llamaba yo, más se alejaban de mí, y ofrecían sacrificios a los baales y quemaban incienso para honrar a los ídolos.

3»Yo tomé en mis brazos a Efraín y le enseñé a caminar, pero él nunca reconoció que era yo quien lo cuidaba.

4Yo los atraje a mí con cuerdas humanas, ¡con cuerdas de amor! Estaban sometidos al yugo de la esclavitud, pero yo les quité ese yugo y les di de comer.

5»Pero no quisieron volverse a mí. Por eso, no volverán a Egipto, sino que el asirio mismo será su rey.

6La espada caerá sobre sus ciudades, y acabará con sus aldeas. Acabará con ellas por causa de sus malas intenciones.7Mi pueblo insiste en rebelarse contra mí; me llaman el Dios altísimo, pero ninguno de ellos me quiere enaltecer.

8»¿Cómo podría yo abandonarte, Efraín? ¿Podría yo entregarte, Israel? ¿Podría yo hacerte lo mismo que hice con Adma y con Zeboyin?

11.8:
Dt 29.23
Dentro de mí, el corazón se me estremece, toda mi compasión se inflama.

9Pero no daré paso al ardor de mi ira, ni volveré a destruir a Efraín. Dentro de esta ciudad estoy yo, el Dios Santo, y no un simple hombre. Así que no entraré en la ciudad.

10»Ellos vendrán en pos de mí. Yo, el Señor, rugiré como un león, y mis hijos vendrán temblando desde el occidente.

11Saldrán de Egipto temblorosos como aves. Saldrán de Asiria temblorosos como palomas. Yo haré que vuelvan a habitar sus casas.

—Palabra del Señor.

12»Efraín siempre me habla con mentiras, y la casa de Israel siempre me habla con engaños. Judá anda perdido, lejos de mí, su Dios santo y fiel.»

12

Reprensión de la falsedad y opresión de Efraín

121Efraín anda tras el viento; va en pos del solano; constantemente aumenta la mentira y la destrucción, porque hace pactos con los asirios y se lleva a Egipto el aceite.

2El Señor tiene pleito con Judá. Va a castigar a Jacob por sus acciones; va a darle su merecido por sus hechos.3En el seno materno agarró a su hermano por el talón,
12.3:
Gn 25.26
y cuando creció luchó con un ángel
4y logró vencerlo. Luego lloró, y cuando lo encontró en Betel
12.4:
Gn 28.10-22
le rogó.
12.4:
Gn 32.24-26
Allí él habló con nosotros;
5habló el Señor y Dios de los ejércitos. Su nombre es el Señor.6Por lo tanto, vuélvete a tu Dios, haz misericordia e imparte justicia, y confía siempre en tu Dios.

7«Como un mercader que sostiene pesas falsas en su mano, y que ama la opresión,

8Efraín dijo: “¡Qué rico soy! ¡Tengo muchas riquezas! ¡Y nadie puede acusarme de haber pecado ni de haber ganado todo esto de manera indebida!”9Pero desde que estabas en Egipto yo soy el Señor tu Dios; y todavía he de hacerte vivir en tiendas de campaña, como en los días de fiesta.
12.9:
Lv 23.39-43

10»Yo les he hablado a los profetas, y aumenté las visiones, y por medio de ellos me comuniqué en parábolas.

11¿Hay iniquidad en Galaad? La verdad, los de Galaad no valen nada. En Gilgal ofrecieron bueyes en sacrificio. Por eso sus altares quedarán como los montones de tierra en los surcos del campo.12Jacob huyó a tierra de Aram. Allí, Israel trabajó como pastor para ganarse una esposa.
12.12:
Gn 29.1-20
13Por medio de un profeta, yo, el Señor, saqué a Israel de Egipto,
12.13:
Ex 12.50-51
y por medio de ese profeta lo cuidé.
14¡Pero cuántos amargos disgustos Efraín me ha causado! Por lo tanto, yo, el Señor, haré que recaiga sobre él la sangre que ha derramado, y le devolveré sus ofensas.