Reina Valera Contemporánea (RVRC)
11

La torre de Babel

111En la tierra todos tenían entonces una sola lengua y unas mismas palabras,

2pero sucedió que, cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar y se establecieron allí.3Y se dijeron unos a otros: «Vamos a hacer ladrillos y a cocerlos en el fuego.» Y los ladrillos les sirvieron como piedras, y el asfalto les sirvió de mezcla,4y dijeron: «Vamos a edificar una ciudad, y una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo. Hagámonos de renombre, por si llegamos a esparcirnos por toda la tierra.»

5Pero el Señor descendió para ver la ciudad y la torre que los hijos de los hombres estaban edificando,

6y dijo:

«Esta gente es una sola, y todos ellos tienen un solo lenguaje. Ya han comenzado su obra, y ahora nada los hará desistir de lo que han pensado hacer.

7Así que descendamos allá y confundamos su lengua, para que ninguno entienda la lengua de su compañero.»

8Así fue como el Señor los esparció por toda la tierra, y como dejaron de edificar la ciudad.

9Por eso la ciudad se llamó Babel, porque allí el Señor confundió11.9 Compárese la palabra hebrea balal, confundir. el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció por toda la superficie de la tierra.

Los descendientes de Sem

(1 Cr 1.24-27)

10Estos son los descendientes de Sem: Dos años después del diluvio, Sem engendró a Arfaxad. Tenía entonces cien años de edad.

11Después de engendrar a Arfaxad, Sem vivió quinientos años, y engendró hijos e hijas.12Arfaxad vivió treinta y cinco años, y engendró a Selaj.13Después de engendrar a Selaj, Arfaxad vivió cuatrocientos tres años, y engendró hijos e hijas.14Selaj vivió treinta años, y engendró a Éber.15Después de engendrar a Éber, Selaj vivió cuatrocientos tres años, y engendró hijos e hijas.16Éber vivió treinta y cuatro años, y engendró a Peleg.17Después de engendrar a Peleg, Éber vivió cuatrocientos treinta años, y engendró hijos e hijas.18Peleg vivió treinta años, y engendró a Reu.19Después de engendrar a Reu, Peleg vivió doscientos nueve años, y engendró hijos e hijas.20Reu vivió treinta y dos años, y engendró a Serug.21Después de engendrar a Serug, Reu vivió doscientos siete años, y engendró hijos e hijas.22Serug vivió treinta años, y engendró a Najor.23Después de engendrar a Najor, Serug vivió doscientos años, y engendró hijos e hijas.24Najor vivió veintinueve años, y engendró a Téraj.25Después de engendrar a Téraj, Najor vivió ciento diecinueve años, y engendró hijos e hijas.26Téraj vivió setenta años, y engendró a Abrán, a Najor y a Harán.

Los descendientes de Téraj

27Estos son los descendientes de Téraj: Téraj engendró a Abrán, a Najor y a Harán; y Harán engendró a Lot.

28Harán murió antes que su padre Téraj, en Ur de los caldeos, que era la tierra donde nació.29Abrán y Najor tomaron mujeres para ellos. La mujer de Abrán se llamaba Saraí, y la mujer de Najor se llamaba Milca, que era hija de Harán, el padre de Milca y de Isca.30Pero Saraí era estéril; no tenía ningún hijo.31Y Téraj tomó a su hijo Abrán y a su nuera Saraí, y a su nieto Lot, hijo de Harán, y salió con ellos de Ur de los caldeos para ir a la tierra de Canaán, pero cuando llegaron a Jarán se quedaron allí.32Y fueron los días de Téraj doscientos cinco años; y murió Téraj en Jarán.
12

Dios llama a Abrán

121Pero el Señor le había dicho a Abrán:

«Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.

12.1:
Hch 7.2-3
Heb 11.8

2Yo haré de ti una nación grande. Te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.3Bendeciré a los que te bendigan, y maldeciré a los que te maldigan; y en ti serán benditas todas las familias de la tierra.»
12.3:
Gl 3.8

4Y Abrán se fue, tal y como el Señor le dijo, y Lot se fue con él. Abrán tenía setenta y cinco años de edad cuando salió de Jarán.

5Tomó Abrán a Saraí, su mujer, y a Lot, hijo de su hermano, y todos los bienes que ellos habían acumulado y las personas que habían adquirido en Jarán, y salieron para ir a la tierra de Canaán. Y llegaron a la tierra de Canaán.

6Abrán cruzó toda aquella tierra, hasta llegar a Siquén, hasta el encino de More. En aquel tiempo los cananeos habitaban esa tierra.

7Y el Señor se le apareció a Abrán, y le dijo:

«A tu descendencia le daré esta tierra.»

12.7:
Hch 7.5
Gl 3.16

Y él edificó allí un altar al Señor, que se le había aparecido.

8De allí se fue a un monte al oriente de Betel, donde plantó su tienda. Al occidente tenía a Betel, y al oriente a Hai. Allí edificó un altar al Señor, e invocó el nombre del Señor.9De allí Abrán partió hacia el Néguev, avanzando poco a poco.

Abrán en Egipto

10Sucedió que hubo hambre en la tierra, y Abrán descendió a Egipto para vivir allá, pues arreció el hambre en la tierra.

11Cuando ya estaba él por entrar en Egipto, le dijo a Saraí, su mujer:

«Mira, yo sé bien que eres una mujer de hermoso aspecto,

12así que, cuando los egipcios te vean, dirán: “Esta es su mujer.” Entonces me matarán a mí, y a ti te dejarán con vida.13Por favor, di que eres mi hermana,
12.13:
Gn 20.2
26.7
para que por ti me vaya bien a mí, y por ti también quede yo con vida.»

14Y así sucedió. Cuando Abrán entró en Egipto, los egipcios vieron que su mujer era muy hermosa.

15También la vieron los príncipes del faraón, y la alabaron ante él, así que la mujer fue llevada a la casa del faraón,16quien por causa de ella trató bien a Abrán, pues le dio ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas, asnas y camellos.17Pero el Señor hirió al faraón y a su casa con grandes plagas, también por causa de Saraí, la mujer de Abrán.18Entonces el faraón llamó a Abrán y le dijo:

«¿Qué es lo que me has hecho? ¿Por qué no me aclaraste que ella era tu mujer?

19¿Por qué dijiste: “Es mi hermana”? ¡Pude haberla tomado como mi mujer! Así que aquí está tu mujer; tómala, y vete de aquí.»

20Entonces el faraón dio órdenes a su gente acerca de Abrán, y ellos lo echaron de allí junto con su mujer y con todo lo que él tenía.

13

Abrán y Lot se separan

131Abrán partió de Egipto hacia el Néguev, junto con su mujer y con todo lo que tenía, y Lot se fue con él.

2Abrán era riquísimo en ganado, plata y oro.3Desde el Néguev volvió por sus jornadas hasta Betel, hasta el lugar donde antes había estado su tienda, entre Betel y Hai.4En ese lugar, Abrán había levantado antes un altar. Allí invocó el nombre del Señor.

5Lot, que andaba con Abrán, también tenía ovejas, vacas y tiendas.

6La tierra no era suficiente para que pudieran habitar juntos en un mismo lugar, pues sus posesiones eran muchas,7así que hubo contiendas entre los pastores del ganado de Abrán y los pastores del ganado de Lot. Los cananeos y los ferezeos habitaban entonces en esa tierra.8Abrán le dijo entonces a Lot:

«No debe haber altercados entre nosotros dos, ni entre mis pastores y los tuyos, pues somos hermanos.

9¿Acaso no tienes ante ti toda la tierra? Te ruego que te apartes de mí. Si te vas a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si te vas a la derecha, yo iré a la izquierda.»

10Lot levantó los ojos, y vio que toda la llanura del Jordán era de riego, como el huerto del Señor.

13.10:
Gn 2.10
Era como la tierra de Egipto en dirección de Soar, antes de que el Señor destruyera a Sodoma y a Gomorra.

11Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán y se fue hacia el oriente. Así se apartaron el uno del otro.12Abrán acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma y habitó en las ciudades de la llanura.13Pero los hombres de Sodoma eran malos y grandes pecadores contra el Señor.

14Después de que Lot se apartó de Abrán, el Señor le dijo a Abrán:

«Levanta ahora tus ojos, y desde el lugar donde estás mira hacia el norte y hacia el sur, hacia el oriente y el occidente.

15Toda la tierra que ves, te la daré a ti y a tu descendencia para siempre.
13.15:
Hch 7.5
16Yo haré que tu descendencia sea como el polvo de la tierra. Si hay quien pueda contar el polvo de la tierra, entonces también tu descendencia podrá ser contada.17Levántate, recorre la tierra a todo lo largo y lo ancho de ella, porque a ti te la daré.»

18Entonces Abrán levantó de allí su tienda y se fue a acampar en el encinar de Mamre, que está en Hebrón. Allí edificó un altar al Señor.