Reina Valera Contemporánea (RVRC)
24

241»Cuando alguien tome una mujer y se case con ella, si después no le agrada por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá una carta de divorcio,

24.1:
Mt 5.31
19.7
Mc 10.4
se la entregará personalmente, y la despedirá de su casa.

2»Al salir de su casa, ella podrá casarse con otro hombre.

3Pero si el segundo esposo la aborrece y le escribe una carta de divorcio, y se la entrega personalmente y la despide de su casa, o si este segundo esposo muere,4el primer marido que la despidió no podrá volver a tomarla por esposa, pues ha quedado impura. Eso sería un acto repugnante delante del Señor, y tú no debes corromper la tierra que el Señor tu Dios te da en posesión.

5»Cuando alguien esté recién casado, no podrá ser enviado a la guerra, ni se le ocupará en ninguna otra cosa. Durante un año se quedará libre en su casa, para disfrutar de la mujer que tomó por esposa.

6»No tomes en prenda las piedras del molino, porque es lo mismo que tomar en prenda la vida de un hombre.

7»Si alguien secuestra a uno de sus compatriotas israelitas, y se descubre que lo ha hecho esclavo, o lo ha vendido, ese bandido

24.7:
Ex 21.16
será condenado a muerte. Así quitarás de en medio de ti el mal.

8»En cuanto a alguna plaga de lepra, ten cuidado de aplicar diligentemente todas las enseñanzas de los sacerdotes levitas y de seguir al pie de la letra las instrucciones que yo les he dado.

24.8:
Lv 13.1—14.54

9Acuérdate de lo que el Señor tu Dios hizo en el camino con María,
24.9:
Nm 12.10
después de que ustedes salieron de Egipto.

10»Cuando des a tu prójimo algo en préstamo, no entres en su casa para recibir algo en prenda.

11Quédate afuera, y deja que el hombre a quien hiciste el préstamo sea quien te entregue la prenda.12Si ese hombre es pobre, no retendrás su prenda durante la noche,13sino que sin falta se la devolverás al ponerse el sol. Así él podrá dormir con su ropa, y te bendecirá, y delante del Señor tu Dios
24.10-13:
Ex 22.26-27
se te contará como un acto de justicia.

14»No oprimas al jornalero pobre y menesteroso, ya sea este uno de tus compatriotas o algún extranjero de los que habitan en tu tierra y dentro de tus ciudades.

15Le pagarás su jornal el mismo día, antes de que se ponga el sol, pues ese hombre es pobre y necesita su paga para vivir. De lo contrario, pedirá ayuda al Señor, y esto será un pecado
24.14-15:
Lv 19.13
en tu contra.

16»Ningún padre morirá en lugar de su hijo, ni tampoco ningún hijo morirá en lugar de su padre; cada uno responderá por su propio pecado.

24.16:
2 R 14.6
2 Cr 25.4
Ez 18.20

17»No tuerzas el derecho de los extranjeros ni de los huérfanos, ni tomes en prenda la ropa de las viudas.

18Acuérdate de que fuiste esclavo en Egipto, y que de allí te rescató el Señor tu Dios. Por lo tanto, yo te mando que actúes así.
24.17-18:
Ex 23.9
Lv 19.33-34
Dt 27.19

19»Cuando siegues el trigo de tu campo, y dejes algún manojo en el campo, no regreses a recogerlo; déjalo allí para los extranjeros, los huérfanos y las viudas. Así te bendecirá el Señor tu Dios en todo lo que hagas.

20»Cuando sacudas tus olivos, no recorras todas las ramas que dejes tras de ti; déjalas para los extranjeros, los huérfanos y las viudas.

21»Cuando vendimies tu viña, no rebusques lo que se haya quedado; déjalo para los extranjeros, los huérfanos y las viudas.

24.19-21:
Lv 19.9-10
23.22

22Acuérdate de que fuiste esclavo en Egipto. Por lo tanto, yo te mando que actúes así.
25

251»Cuando surja algún pleito, las partes acudirán al tribunal para que los jueces juzguen el caso, y absuelvan al inocente y condenen al culpable.

2Si el culpable merece ser azotado, el juez le ordenará tenderse en el suelo para que sea azotado en su presencia. El número de azotes dependerá del delito cometido,3aunque no podrá recibir más de cuarenta azotes, pues recibir más azotes sería humillante para tu compatriota.

4»No le pondrás bozal al buey que trille.

25.4:
1 Co 9.9
1 Ti 5.18

5»Cuando dos hermanos vivan juntos, y uno de ellos llega a morir sin haber procreado hijos, la viuda no podrá casarse con alguien ajeno a la familia, sino que su cuñado la tomará por esposa, se allegará a ella, y cumplirá con ella su deber de cuñado.

6El primer hijo que ella dé a luz recibirá el nombre del hermano muerto, para que su nombre no sea borrado de Israel.
25.5-6:
Mt 22.24
Mc 12.19
Lc 20.28

7»Si el hermano del muerto no quiere tomar a su cuñada por esposa, esta irá a la entrada de la ciudad y les dirá a los ancianos: “Mi cuñado no quiere perpetuar en Israel el nombre de su hermano. No quiere cumplir conmigo su deber de cuñado.”

8Entonces los ancianos de la ciudad lo llamarán y hablarán con él; y si él se resiste y declara: “No quiero tomarla por esposa”,9entonces su cuñada se acercará a él y, delante de los ancianos, le quitará del pie la sandalia y le escupirá en el rostro, y dirá: “Esto se merece el hombre que no quiere mantener viva la familia de su hermano.”10Y esta familia será conocida en Israel con el nombre de “La familia del descalzo”.
25.7-10:
Rt 4.7-8

11»En caso de que dos hombres riñan, si la mujer de uno de ellos se acerca para librar a su marido de ser lastimado por el otro, y alarga la mano y sujeta al otro por sus partes vergonzosas,

12tú no la perdonarás sino que le cortarás la mano.

13»No llevarás en tu bolsa una pesa grande y una pesa chica,

14ni tendrás en tu casa una medida grande y una medida pequeña.15Deberás usar pesas exactas y justas, y medidas completas y justas, para que vivas muchos años en la tierra que el Señor tu Dios te da.16Ciertamente al Señor tu Dios le repugna todo aquel que comete esta clase de injusticia.
25.13-16:
Lv 19.35-36

Orden de exterminar a Amalec

17»Acuérdate de lo que te hizo Amalec en el camino, cuando saliste de Egipto,

18y de cómo, cuando tú estabas cansado y agobiado, te salió al encuentro en el camino y, sin ningún temor de Dios, te atacó por la retaguardia e hirió a todos los que, débiles, venían a la zaga.19Por lo tanto, cuando ya estés en la tierra que el Señor tu Dios te da en posesión, y el Señor tu Dios te haga descansar de todos los enemigos que te rodean, borrarás de debajo del cielo la memoria de Amalec. ¡No lo olvides!
25.17-19:
Ex 17.8-14
1 S 15.2-9
26

Primicias y diezmos

261»Cuando hayas entrado en la tierra que el Señor tu Dios te da en posesión, y la hayas tomado y habites en ella,

2tomarás una parte de todos los primeros frutos que obtengas de la tierra que el Señor tu Dios te da, la pondrás en una canasta, y te dirigirás al lugar que el Señor tu Dios escoja como residencia de su nombre.
26.2:
Ex 23.19
3Te presentarás ante el sacerdote que en esos días esté en funciones, y le dirás: “Hoy declaro, ante el Señor tu Dios, que he entrado en la tierra que el Señor juró dar a nuestros padres.”4El sacerdote recibirá de tu mano la canasta y la colocará ante el altar del Señor tu Dios.5Entonces tomarás la palabra, y delante del Señor tu Dios dirás:

»“Un arameo errante fue mi padre. Con pocos hombres emigró a Egipto, y allí se quedó a vivir. Y allí creció y llegó a ser una nación grande, fuerte y numerosa.

6Los egipcios nos maltrataron, nos oprimieron, y nos impusieron una cruel esclavitud.

7Pero clamamos al Señor, el Dios de nuestros padres, y el Señor oyó nuestra voz, y vio nuestra aflicción, nuestros pesados trabajos y nuestra opresión.

8Entonces el Señor nos sacó de Egipto con mano fuerte y brazo extendido, y con señales y portentos que causaban terror,

9y nos trajo a este lugar, y nos dio esta tierra, ¡tierra que fluye leche y miel!

10Por eso ahora vengo aquí, con los primeros frutos de la tierra que tú, Señor, me diste.”

»Todo eso lo pondrás delante del Señor tu Dios, y delante de él te postrarás.

11Después de eso, tú y tu familia, y los levitas y extranjeros que convivan contigo, harán fiesta por todo el bien que el Señor tu Dios te haya dado.

12»Cuando en el año tercero, que es el año del diezmo, hayas apartado la décima parte de tus frutos, la repartirás entre los levitas, extranjeros, huérfanos y viudas que haya en tus aldeas, para que coman hasta quedar satisfechos.

26.12:
Dt 14.28-29

13Entonces dirás delante del Señor tu Dios: “Todo lo consagrado a ti lo he sacado de mi casa, y se lo he dado a los levitas y extranjeros, y a los huérfanos y a las viudas, conforme a todo lo que me has mandado. No he desobedecido tus mandamientos, ni los he olvidado.14No comí nada de ello mientras estuve de luto, ni lo consumí mientras estaba yo impuro. Tampoco ofrecí nada de ello a los muertos. Más bien, mi Señor y Dios, he obedecido tu voz y he cumplido con todo lo que me has mandado.15Dígnate asomarte desde el cielo, desde tu santa mansión, y bendice a Israel, que es tu pueblo, y bendice la tierra que nos has dado, tierra que fluye leche y miel, tal y como se lo juraste a nuestros padres.”

16»Este día el Señor tu Dios te manda que cumplas estos estatutos y decretos. Ten cuidado de ponerlos por obra con todo tu corazón y con toda tu alma.

17Este día declaras solemnemente que el Señor es tu Dios, que andarás en sus caminos y cumplirás sus estatutos, mandamientos y decretos, y que obedecerás su voz.18Este día el Señor declara que tú eres su pueblo, su posesión exclusiva,
26.18:
Ex 19.5
Dt 4.20
7.6
14.2
Tit 2.14
1 P 2.9
tal y como te lo ha prometido. Así que cumple todos sus mandamientos;
19y exáltalo sobre todas las naciones que él ha creado, para que seas un pueblo santo al Señor tu Dios, digno de alabanza, renombre y gloria, como él lo ha dicho.»