Reina Valera Contemporánea (RVRC)
13

David propone trasladar el arca a Jerusalén

131Entonces David pidió consejo a los jefes de millares y de centenas, y al resto de los jefes.

2Y dijo David a toda la asamblea de Israel:

«Si les parece bien, y si es la voluntad del Señor nuestro Dios, convocaremos a nuestros hermanos que están esparcidos por todo Israel, lo mismo que a los sacerdotes y levitas que están con ellos en sus ciudades y ejidos, para que se reúnan con nosotros.

3Traigamos aquí el arca de nuestro Dios, porque desde los días de Saúl no la hemos consultado.»

4Toda la asamblea estuvo de acuerdo en que se hiciera así, pues a todos les pareció bien.

David intenta traer el arca

(2 S 6.1-11)

5Entonces David reunió a todos los israelitas, desde Sijor de Egipto hasta la entrada de Jamat, para que trasladaran el arca de Dios desde Quiriat Yearín.

13.5:
1 S 7.1-2

6Y fue David con todo Israel a Baalá de Quiriat Yearín, que está en Judá, para trasladar de allí el arca sobre la cual se invoca el nombre de Dios el Señor, que habita entre los querubines.
13.6:
Ex 25.22
7Desde la casa de Abinadab llevaron el arca de Dios en un carro nuevo, y Uzá y Ajió guiaban el carro,8mientras David y todo Israel se regocijaban con todas sus fuerzas delante de Dios, entre cánticos y música de arpas, salterios, tamboriles, címbalos y trompetas.

9Cuando llegaron a la era de Quidón, los bueyes tropezaron, y para sostener el arca Uzá extendió la mano.

10Entonces el furor del Señor se encendió contra Uzá por haber extendido su mano hacia el arca, y lo hirió de muerte, y Uzá murió allí, delante de Dios.11A David le pesó que el Señor hubiera fulminado a Uzá; por eso llamó a ese lugar Peres Uzá,13.11 Es decir, el quebrantamiento de Uzá. y hasta el día de hoy se llama así.

12Ese día David temió a Dios, y dijo:

«¿Y cómo voy a llevar el arca de Dios a mi casa?»

13Así que ya no llevó el arca a su casa, en la ciudad de David, sino que la llevó a la casa de Obed Edom, el de Gat.

14Y el arca de Dios se quedó tres meses en la casa de Obed Edom, con su familia, y el Señor bendijo la casa de Obed Edom
13.14:
1 Cr 26.4-5
y todo lo que él tenía.
14

Jirán envía embajadores a David

(2 S 5.11-12)

141El rey Jirán de Tiro envió embajadores a David, y también madera de cedro, albañiles y carpinteros, para que le construyeran una casa.

2Con esto David entendió que el Señor lo había confirmado como rey de Israel, y que había exaltado su reino sobre su pueblo Israel.

Hijos de David nacidos en Jerusalén

(2 S 5.13-16; 1 Cr 3.5-9)

3David tomó otras mujeres en Jerusalén, y tuvo más hijos e hijas.

4Estos son los nombres de los hijos que le nacieron en Jerusalén: Samúa, Sobab, Natán, Salomón,5Ibejar, Elisúa, Elpelet,6Noga, Nefeg, Jafía,7Elisama, Beeliada y Elifelet.

David derrota a los filisteos

(2 S 5.17-25)

8Cuando los filisteos supieron que David había sido ungido rey de todo Israel, fueron en su busca. Pero al saberlo David, salió a enfrentarse con ellos.

9Al llegar, los filisteos se extendieron por el valle de Refayin.10Entonces David consultó a Dios, y le dijo:

«¿Debo atacar a los filisteos? ¿Los entregarás en mi mano?»

Y el Señor le dijo:

«Atácalos, que yo los entregaré en tus manos.»

11Los filisteos llegaron a Baal Perasín, y allí David los derrotó. Después de eso, David dijo:

«Con mi mano Dios partió en dos a mis enemigos, como si abriera en dos las aguas.»

Por eso el nombre de aquel lugar fue llamado «Baal Perasín».14.11 Es decir, el Señor que quebranta.

12Allí los filisteos dejaron a sus dioses, y David ordenó que los quemaran.

13Pero los filisteos volvieron a extenderse por el valle,

14así que David volvió a consultar a Dios, y Dios le dijo:

«No los ataques de frente, sino rodéalos, para que los ataques frente a las balsameras.

15Así, cuando oigas un estruendo por las copas de las balsameras, lánzate a la batalla, porque yo saldré delante de ti y heriré al ejército de los filisteos.»

16David hizo lo que Dios le ordenó, y derrotaron al ejército de los filisteos desde Gabaón hasta Guézer.

17Y la fama de David se extendió por todas aquellas tierras, y el Señor infundió el temor ante David en todas las naciones.
15

David lleva el arca a Jerusalén

(2 S 6.12-23)

151David también se construyó casas en la ciudad de David, y preparó un lugar para el arca de Dios y le instaló una tienda.

2Luego dijo:

«El arca de Dios debe ser llevada solo por los levitas; porque fue a ellos a quienes el Señor eligió para que la lleven y le sirvan siempre.»

15.2:
Dt 10.8

3Y David congregó a todo Israel en Jerusalén para que se llevara el arca del Señor al lugar que le había preparado.

4David reunió además a los aaronitas y a los levitas.

5De los descendientes de Coat, reunió a Uriel, que era su jefe, y a sus parientes: ciento veinte personas.

6De los descendientes de Merari, a Asaías, que era su jefe, y a sus parientes: doscientas veinte personas.

7De los hijos de Guersón, a Joel, que era su jefe, y a sus parientes: ciento treinta personas.

8De los hijos de Elisafán, a Semaías, que era su jefe, y a sus parientes: doscientas personas.

9De los hijos de Hebrón, a Eliel, que era su jefe, y a sus parientes: ochenta personas.

10De los hijos de Uziel, a Aminadab, que era su jefe, y a sus parientes: ciento doce personas.

11Después, David llamó a los sacerdotes Sadoc y Abiatar, y a los levitas Uriel, Asaías, Joel, Semaías, Eliel y Aminadab,

12y les dijo:

«Ustedes son los principales padres de familia de los levitas, así que santifíquense, ustedes y sus hermanos, y lleven el arca del Señor, Dios de Israel, al lugar que le he preparado.

13Como ustedes no lo hicieron así la primera vez, el Señor nuestro Dios nos castigó, pues no lo consultamos como debimos hacerlo.»

14Los sacerdotes y los levitas se santificaron para transportar el arca del Señor, el Dios de Israel.

15Por medio de las barras, los descendientes de los levitas llevaron el arca de Dios sobre sus hombros, conforme a la palabra del Señor
15.15:
Ex 25.14
y tal y como lo había ordenado Moisés.
16Además, David les dijo a los jefes de los levitas que de entre sus parientes designaran cantores con instrumentos musicales, es decir, con salterios y arpas y címbalos, y que los tocaran y levantaran alegremente la voz.

17Los levitas designaron a Hemán hijo de Joel, y de sus parientes designaron a Asaf hijo de Berequías.

De los descendientes de Merari y de sus parientes, designaron a Etán hijo de Cusaías.

18Además de todos ellos, designaron como porteros a sus parientes del orden inmediato, es decir, a Zacarías, Jaziel, Semiramot, Yejiel, Uní, Eliab, Benaías, Maseías, Matatías, Elifelu, Micnías, Obed Edom y Yejiel.

19Hemán, Asaf y Etán, que eran cantores, tocaban címbalos de bronce.

20Zacarías, Aziel, Semiramot, Yejiel, Uní, Eliab, Maseías y Benaías, tocaban salterios sobre Alamot.

21Matatías, Elifelu, Micnías, Obed Edom, Yeguiel y Azazías tenían arpas afinadas y fungían como directores.

22Quenanías, que era jefe de los levitas, fue nombrado director de los cantos, pues sabía mucho de música.

23Berequías y Elcana vigilaban el arca.

24Los sacerdotes Sebanías, Josafat, Natanael, Amasay, Zacarías, Benaías y Eliezer tocaban las trompetas delante del arca de Dios.

Obed Edom y Yejías estaban también a cargo de la vigilancia del arca.

25Con gran alegría David y los ancianos de Israel y los capitanes de legiones fueron a trasladar el arca del pacto del Señor, de casa de Obed Edom.

26Dios el Señor ayudó a los levitas a llevar el arca del pacto, y se sacrificaron siete novillos y siete carneros.27David iba vestido de lino fino, y además llevaba sobre sí un efod de lino. Todos los levitas que llevaban el arca, y los cantores, iban vestidos de lino. Entre los cantores, Quenanías era el maestro de canto.28Fue así como todo Israel transportó el arca del pacto del Señor, en medio de jubilosos sonidos de bocinas, trompetas y címbalos, y al son de salterios y arpas.29Mical, la hija de Saúl, miraba por una ventana cuando el arca del pacto del Señor llegó a la ciudad de David, y al ver que el rey David saltaba y danzaba, sintió en su corazón mucho desprecio por él.