Biblia Reina Valera 1960 (RVR60)
6

Oración pidiendo misericordia en tiempo de prueba

Al músico principal; en Neginot, sobre Seminit. Salmo de David.

61Jehová, no me reprendas en tu enojo,

Ni me castigues con tu ira.

6.1:
Sal. 38.1

2Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy enfermo;

Sáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen.

3Mi alma también está muy turbada;

Y tú, Jehová, ¿hasta cuándo?

4Vuélvete, oh Jehová, libra mi alma;

Sálvame por tu misericordia.

5Porque en la muerte no hay memoria de ti;

En el Seol, ¿quién te alabará?

6Me he consumido a fuerza de gemir;

Todas las noches inundo de llanto mi lecho,

Riego mi cama con mis lágrimas.

7Mis ojos están gastados de sufrir;

Se han envejecido a causa de todos mis angustiadores.

8Apartaos de mí, todos los hacedores de iniquidad;

6.8:
Mt. 7.23
Lc. 13.27

Porque Jehová ha oído la voz de mi lloro.

9Jehová ha oído mi ruego;

Ha recibido Jehová mi oración.

10Se avergonzarán y se turbarán mucho todos mis enemigos;

Se volverán y serán avergonzados de repente.

7

Plegaria pidiendo vindicación

Sigaión de David, que cantó a Jehová acerca de las palabras de Cus hijo de Benjamín.

71Jehová Dios mío, en ti he confiado;

Sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame,

2No sea que desgarren mi alma cual león,

Y me destrocen sin que haya quien me libre.

3Jehová Dios mío, si yo he hecho esto,

Si hay en mis manos iniquidad;

4Si he dado mal pago al que estaba en paz conmigo

(Antes he libertado al que sin causa era mi enemigo),

5Persiga el enemigo mi alma, y alcáncela;

Huelle en tierra mi vida,

Y mi honra ponga en el polvo. Selah

6Levántate, oh Jehová, en tu ira;

Álzate en contra de la furia de mis angustiadores,

Y despierta en favor mío el juicio que mandaste.

7Te rodeará congregación de pueblos,

Y sobre ella vuélvete a sentar en alto.

8Jehová juzgará a los pueblos;

Júzgame, oh Jehová, conforme a mi justicia,

Y conforme a mi integridad.

9Fenezca ahora la maldad de los inicuos, mas establece tú al justo;

Porque el Dios justo prueba la mente y el corazón.

7.9:
Ap. 2.23

10Mi escudo está en Dios,

Que salva a los rectos de corazón.

11Dios es juez justo,

Y Dios está airado contra el impío todos los días.

12Si no se arrepiente, él afilará su espada;

Armado tiene ya su arco, y lo ha preparado.

13Asimismo ha preparado armas de muerte,

Y ha labrado saetas ardientes.

14He aquí, el impío concibió maldad,

Se preñó de iniquidad,

Y dio a luz engaño.

15Pozo ha cavado, y lo ha ahondado;

Y en el hoyo que hizo caerá.

16Su iniquidad volverá sobre su cabeza,

Y su agravio caerá sobre su propia coronilla.

17Alabaré a Jehová conforme a su justicia,

Y cantaré al nombre de Jehová el Altísimo.

8

La gloria de Dios y la honra del hombre

Al músico principal; sobre Gitit. Salmo de David.

81¡Oh Jehová, Señor nuestro,

Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra!

Has puesto tu gloria sobre los cielos;

2De la boca de los niños y de los que maman,

8.2:
Mt. 21.16
fundaste la fortaleza,

A causa de tus enemigos,

Para hacer callar al enemigo y al vengativo.

3Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos,

La luna y las estrellas que tú formaste,

4Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,

Y el hijo del hombre, para que lo visites?

8.4:
Job 7.17-18
Sal. 144.3
He. 2.6-8

5Le has hecho poco menor que los ángeles,

Y lo coronaste de gloria y de honra.

6Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos;

Todo lo pusiste debajo de sus pies:

8.6:
1 Co. 15.27
Ef. 1.22
He. 2.8

7Ovejas y bueyes, todo ello,

Y asimismo las bestias del campo,

8Las aves de los cielos y los peces del mar;

Todo cuanto pasa por los senderos del mar.

9¡Oh Jehová, Señor nuestro,

Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!