Biblia Reina Valera 1960 (RVR60)
60

Plegaria pidiendo ayuda contra el enemigo

(Sal. 108.6-13)

Al músico principal; sobre Lirios. Testimonio. Mictam de David, para enseñar, cuando tuvo guerra contra Aram-Naharaim y contra Aram de Soba, y volvió Joab, y destrozó a doce mil de Edom en el valle de la Sal.

60 tít.:
2 S. 8.13
1 Cr. 18.12

601Oh Dios, tú nos has desechado, nos quebrantaste;

Te has airado; ¡vuélvete a nosotros!

2Hiciste temblar la tierra, la has hendido;

Sana sus roturas, porque titubea.

3Has hecho ver a tu pueblo cosas duras;

Nos hiciste beber vino de aturdimiento.

4Has dado a los que te temen bandera

Que alcen por causa de la verdad. Selah

5Para que se libren tus amados,

Salva con tu diestra, y óyeme.

6Dios ha dicho en su santuario: Yo me alegraré;

Repartiré a Siquem, y mediré el valle de Sucot.

7Mío es Galaad, y mío es Manasés;

Y Efraín es la fortaleza de mi cabeza;

Judá es mi legislador.

8Moab, vasija para lavarme;

Sobre Edom echaré mi calzado;

Me regocijaré sobre Filistea.

9¿Quién me llevará a la ciudad fortificada?

¿Quién me llevará hasta Edom?

10¿No serás tú, oh Dios, que nos habías desechado,

Y no salías, oh Dios, con nuestros ejércitos?

11Danos socorro contra el enemigo,

Porque vana es la ayuda de los hombres.

12En Dios haremos proezas,

Y él hollará a nuestros enemigos.

61

Confianza en la protección de Dios

Al músico principal; sobre Neginot. Salmo de David.

611Oye, oh Dios, mi clamor;

A mi oración atiende.

2Desde el cabo de la tierra clamaré a ti, cuando mi corazón desmayare.

Llévame a la roca que es más alta que yo,

3Porque tú has sido mi refugio,

Y torre fuerte delante del enemigo.

4Yo habitaré en tu tabernáculo para siempre;

Estaré seguro bajo la cubierta de tus alas. Selah

5Porque tú, oh Dios, has oído mis votos;

Me has dado la heredad de los que temen tu nombre.

6Días sobre días añadirás al rey;

Sus años serán como generación y generación.

7Estará para siempre delante de Dios;

Prepara misericordia y verdad para que lo conserven.

8Así cantaré tu nombre para siempre,

Pagando mis votos cada día.

62

Dios, el único refugio

Al músico principal; a Jedutún. Salmo de David.

621En Dios solamente está acallada mi alma;

De él viene mi salvación.

2Él solamente es mi roca y mi salvación;

Es mi refugio, no resbalaré mucho.

3¿Hasta cuándo maquinaréis contra un hombre,

Tratando todos vosotros de aplastarle

Como pared desplomada y como cerca derribada?

4Solamente consultan para arrojarle de su grandeza.

Aman la mentira;

Con su boca bendicen, pero maldicen en su corazón. Selah

5Alma mía, en Dios solamente reposa,

Porque de él es mi esperanza.

6Él solamente es mi roca y mi salvación.

Es mi refugio, no resbalaré.

7En Dios está mi salvación y mi gloria;

En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.

8Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos;

Derramad delante de él vuestro corazón;

Dios es nuestro refugio. Selah

9Por cierto, vanidad son los hijos de los hombres, mentira los hijos de varón;

Pesándolos a todos igualmente en la balanza,

Serán menos que nada.

10No confiéis en la violencia,

Ni en la rapiña; no os envanezcáis;

Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas.

11Una vez habló Dios;

Dos veces he oído esto:

Que de Dios es el poder,

12Y tuya, oh Señor, es la misericordia;

Porque tú pagas a cada uno conforme a su obra.

62.12:
Job 34.11
Jer. 17.10
Mt. 16.27
Ro. 2.6
Ap. 2.23