Biblia Reina Valera 1960 (RVR60)
59

Oración pidiendo ser librado de los enemigos

Al músico principal; sobre No destruyas. Mictam de David, cuando Saúl ordenó que vigilaran la casa de David para matarlo.

59 tít.:
1 S. 19.11

591Líbrame de mis enemigos, oh Dios mío;

Ponme a salvo de los que se levantan contra mí.

2Líbrame de los que cometen iniquidad,

Y sálvame de hombres sanguinarios.

3Porque he aquí están acechando mi vida;

Se han juntado contra mí poderosos.

No por falta mía, ni pecado mío, oh Jehová;

4Sin delito mío corren y se aperciben.

Despierta para venir a mi encuentro, y mira.

5Y tú, Jehová Dios de los ejércitos, Dios de Israel,

Despierta para castigar a todas las naciones;

No tengas misericordia de todos los que se rebelan con iniquidad. Selah

6Volverán a la tarde, ladrarán como perros,

Y rodearán la ciudad.

7He aquí proferirán con su boca;

Espadas hay en sus labios,

Porque dicen: ¿Quién oye?

8Mas tú, Jehová, te reirás de ellos;

Te burlarás de todas las naciones.

9A causa del poder del enemigo esperaré en ti,

Porque Dios es mi defensa.

10El Dios de mi misericordia irá delante de mí;

Dios hará que vea en mis enemigos mi deseo.

11No los mates, para que mi pueblo no olvide;

Dispérsalos con tu poder, y abátelos,

Oh Jehová, escudo nuestro.

12Por el pecado de su boca, por la palabra de sus labios,

Sean ellos presos en su soberbia,

Y por la maldición y mentira que profieren.

13Acábalos con furor, acábalos, para que no sean;

Y sépase que Dios gobierna en Jacob

Hasta los fines de la tierra. Selah

14Vuelvan, pues, a la tarde, y ladren como perros,

Y rodeen la ciudad.

15Anden ellos errantes para hallar qué comer;

Y si no se sacian, pasen la noche quejándose.

16Pero yo cantaré de tu poder,

Y alabaré de mañana tu misericordia;

Porque has sido mi amparo

Y refugio en el día de mi angustia.

17Fortaleza mía, a ti cantaré;

Porque eres, oh Dios, mi refugio, el Dios de mi misericordia.

60

Plegaria pidiendo ayuda contra el enemigo

(Sal. 108.6-13)

Al músico principal; sobre Lirios. Testimonio. Mictam de David, para enseñar, cuando tuvo guerra contra Aram-Naharaim y contra Aram de Soba, y volvió Joab, y destrozó a doce mil de Edom en el valle de la Sal.

60 tít.:
2 S. 8.13
1 Cr. 18.12

601Oh Dios, tú nos has desechado, nos quebrantaste;

Te has airado; ¡vuélvete a nosotros!

2Hiciste temblar la tierra, la has hendido;

Sana sus roturas, porque titubea.

3Has hecho ver a tu pueblo cosas duras;

Nos hiciste beber vino de aturdimiento.

4Has dado a los que te temen bandera

Que alcen por causa de la verdad. Selah

5Para que se libren tus amados,

Salva con tu diestra, y óyeme.

6Dios ha dicho en su santuario: Yo me alegraré;

Repartiré a Siquem, y mediré el valle de Sucot.

7Mío es Galaad, y mío es Manasés;

Y Efraín es la fortaleza de mi cabeza;

Judá es mi legislador.

8Moab, vasija para lavarme;

Sobre Edom echaré mi calzado;

Me regocijaré sobre Filistea.

9¿Quién me llevará a la ciudad fortificada?

¿Quién me llevará hasta Edom?

10¿No serás tú, oh Dios, que nos habías desechado,

Y no salías, oh Dios, con nuestros ejércitos?

11Danos socorro contra el enemigo,

Porque vana es la ayuda de los hombres.

12En Dios haremos proezas,

Y él hollará a nuestros enemigos.

61

Confianza en la protección de Dios

Al músico principal; sobre Neginot. Salmo de David.

611Oye, oh Dios, mi clamor;

A mi oración atiende.

2Desde el cabo de la tierra clamaré a ti, cuando mi corazón desmayare.

Llévame a la roca que es más alta que yo,

3Porque tú has sido mi refugio,

Y torre fuerte delante del enemigo.

4Yo habitaré en tu tabernáculo para siempre;

Estaré seguro bajo la cubierta de tus alas. Selah

5Porque tú, oh Dios, has oído mis votos;

Me has dado la heredad de los que temen tu nombre.

6Días sobre días añadirás al rey;

Sus años serán como generación y generación.

7Estará para siempre delante de Dios;

Prepara misericordia y verdad para que lo conserven.

8Así cantaré tu nombre para siempre,

Pagando mis votos cada día.