Biblia Reina Valera 1960 (RVR60)
19

Las obras y la palabra de Dios

Al músico principal. Salmo de David.

191Los cielos cuentan la gloria de Dios,

Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

2Un día emite palabra a otro día,

Y una noche a otra noche declara sabiduría.

3No hay lenguaje, ni palabras,

Ni es oída su voz.

4Por toda la tierra salió su voz,

Y hasta el extremo del mundo sus palabras.

19.4:
Ro. 10.18

En ellos puso tabernáculo para el sol;

5Y este, como esposo que sale de su tálamo,

Se alegra cual gigante para correr el camino.

6De un extremo de los cielos es su salida,

Y su curso hasta el término de ellos;

Y nada hay que se esconda de su calor.

7La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;

El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.

8Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;

El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.

9El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;

Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.

10Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado;

Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.

11Tu siervo es además amonestado con ellos;

En guardarlos hay grande galardón.

12¿Quién podrá entender sus propios errores?

Líbrame de los que me son ocultos.

13Preserva también a tu siervo de las soberbias;

Que no se enseñoreen de mí;

Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.

14Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti,

Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.

20

Oración pidiendo la victoria

Al músico principal. Salmo de David.

201Jehová te oiga en el día de conflicto;

El nombre del Dios de Jacob te defienda.

2Te envíe ayuda desde el santuario,

Y desde Sion te sostenga.

3Haga memoria de todas tus ofrendas,

Y acepte tu holocausto. Selah

4Te dé conforme al deseo de tu corazón,

Y cumpla todo tu consejo.

5Nosotros nos alegraremos en tu salvación,

Y alzaremos pendón en el nombre de nuestro Dios;

Conceda Jehová todas tus peticiones.

6Ahora conozco que Jehová salva a su ungido;

Lo oirá desde sus santos cielos

Con la potencia salvadora de su diestra.

7Estos confían en carros, y aquellos en caballos;

Mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria.

8Ellos flaquean y caen,

Mas nosotros nos levantamos, y estamos en pie.

9Salva, Jehová;

Que el Rey nos oiga en el día que lo invoquemos.

21

Alabanza por haber sido librado del enemigo

Al músico principal. Salmo de David.

211El rey se alegra en tu poder, oh Jehová;

Y en tu salvación, ¡cómo se goza!

2Le has concedido el deseo de su corazón,

Y no le negaste la petición de sus labios. Selah

3Porque le has salido al encuentro con bendiciones de bien;

Corona de oro fino has puesto sobre su cabeza.

4Vida te demandó, y se la diste;

Largura de días eternamente y para siempre.

5Grande es su gloria en tu salvación;

Honra y majestad has puesto sobre él.

6Porque lo has bendecido para siempre;

Lo llenaste de alegría con tu presencia.

7Por cuanto el rey confía en Jehová,

Y en la misericordia del Altísimo, no será conmovido.

8Alcanzará tu mano a todos tus enemigos;

Tu diestra alcanzará a los que te aborrecen.

9Los pondrás como horno de fuego en el tiempo de tu ira;

Jehová los deshará en su ira,

Y fuego los consumirá.

10Su fruto destruirás de la tierra,

Y su descendencia de entre los hijos de los hombres.

11Porque intentaron el mal contra ti;

Fraguaron maquinaciones, mas no prevalecerán,

12Pues tú los pondrás en fuga;

En tus cuerdas dispondrás saetas contra sus rostros.

13Engrandécete, oh Jehová, en tu poder;

Cantaremos y alabaremos tu poderío.