Biblia Reina Valera 1960 (RVR60)
107

LIBRO V

Dios libra de la aflicción

1071Alabad a Jehová, porque él es bueno;

Porque para siempre es su misericordia.

107.1:
1 Cr. 16.34
2 Cr. 5.13
7.3
Esd. 3.11
Sal. 100.5
106.1
118.1
136.1
Jer. 33.11

2Díganlo los redimidos de Jehová,

Los que ha redimido del poder del enemigo,

3Y los ha congregado de las tierras,

Del oriente y del occidente,

Del norte y del sur.

4Anduvieron perdidos por el desierto, por la soledad sin camino,

Sin hallar ciudad en donde vivir.

5Hambrientos y sedientos,

Su alma desfallecía en ellos.

6Entonces clamaron a Jehová en su angustia,

Y los libró de sus aflicciones.

7Los dirigió por camino derecho,

Para que viniesen a ciudad habitable.

8Alaben la misericordia de Jehová,

Y sus maravillas para con los hijos de los hombres.

9Porque sacia al alma menesterosa,

Y llena de bien al alma hambrienta.

10Algunos moraban en tinieblas y sombra de muerte,

Aprisionados en aflicción y en hierros,

11Por cuanto fueron rebeldes a las palabras de Jehová,

Y aborrecieron el consejo del Altísimo.

12Por eso quebrantó con el trabajo sus corazones;

Cayeron, y no hubo quien los ayudase.

13Luego que clamaron a Jehová en su angustia,

Los libró de sus aflicciones;

14Los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte,

Y rompió sus prisiones.

15Alaben la misericordia de Jehová,

Y sus maravillas para con los hijos de los hombres.

16Porque quebrantó las puertas de bronce,

Y desmenuzó los cerrojos de hierro.

17Fueron afligidos los insensatos, a causa del camino de su rebelión

Y a causa de sus maldades;

18Su alma abominó todo alimento,

Y llegaron hasta las puertas de la muerte.

19Pero clamaron a Jehová en su angustia,

Y los libró de sus aflicciones.

20Envió su palabra, y los sanó,

Y los libró de su ruina.

21Alaben la misericordia de Jehová,

Y sus maravillas para con los hijos de los hombres;

22Ofrezcan sacrificios de alabanza,

Y publiquen sus obras con júbilo.

23Los que descienden al mar en naves,

Y hacen negocio en las muchas aguas,

24Ellos han visto las obras de Jehová,

Y sus maravillas en las profundidades.

25Porque habló, e hizo levantar un viento tempestuoso,

Que encrespa sus ondas.

26Suben a los cielos, descienden a los abismos;

Sus almas se derriten con el mal.

27Tiemblan y titubean como ebrios,

Y toda su ciencia es inútil.

28Entonces claman a Jehová en su angustia,

Y los libra de sus aflicciones.

29Cambia la tempestad en sosiego,

Y se apaciguan sus ondas.

30Luego se alegran, porque se apaciguaron;

Y así los guía al puerto que deseaban.

31Alaben la misericordia de Jehová,

Y sus maravillas para con los hijos de los hombres.

32Exáltenlo en la congregación del pueblo,

Y en la reunión de ancianos lo alaben.

33Él convierte los ríos en desierto,

Y los manantiales de las aguas en sequedales;

34La tierra fructífera en estéril,

Por la maldad de los que la habitan.

35Vuelve el desierto en estanques de aguas,

Y la tierra seca en manantiales.

36Allí establece a los hambrientos,

Y fundan ciudad en donde vivir.

37Siembran campos, y plantan viñas,

Y rinden abundante fruto.

38Los bendice, y se multiplican en gran manera;

Y no disminuye su ganado.

39Luego son menoscabados y abatidos

A causa de tiranía, de males y congojas.

40Él esparce menosprecio sobre los príncipes,

Y les hace andar perdidos, vagabundos y sin camino.

41Levanta de la miseria al pobre,

Y hace multiplicar las familias como rebaños de ovejas.

42Véanlo los rectos, y alégrense,

Y todos los malos cierren su boca.

43¿Quién es sabio y guardará estas cosas,

Y entenderá las misericordias de Jehová?

108

Petición de ayuda contra el enemigo

(Sal. 57.7-11; 60.5-12)

Cántico. Salmo de David.

1081Mi corazón está dispuesto, oh Dios;

Cantaré y entonaré salmos; esta es mi gloria.

2Despiértate, salterio y arpa;

Despertaré al alba.

3Te alabaré, oh Jehová, entre los pueblos;

A ti cantaré salmos entre las naciones.

4Porque más grande que los cielos es tu misericordia,

Y hasta los cielos tu verdad.

5Exaltado seas sobre los cielos, oh Dios,

Y sobre toda la tierra sea enaltecida tu gloria.

6Para que sean librados tus amados,

Salva con tu diestra y respóndeme.

7Dios ha dicho en su santuario: Yo me alegraré;

Repartiré a Siquem, y mediré el valle de Sucot.

8Mío es Galaad, mío es Manasés,

Y Efraín es la fortaleza de mi cabeza;

Judá es mi legislador.

9Moab, la vasija para lavarme;

Sobre Edom echaré mi calzado;

Me regocijaré sobre Filistea.

10¿Quién me guiará a la ciudad fortificada?

¿Quién me guiará hasta Edom?

11¿No serás tú, oh Dios, que nos habías desechado,

Y no salías, oh Dios, con nuestros ejércitos?

12Danos socorro contra el adversario,

Porque vana es la ayuda del hombre.

13En Dios haremos proezas,

Y él hollará a nuestros enemigos.

109

Clamor de venganza

Al músico principal. Salmo de David.

1091Oh Dios de mi alabanza, no calles;

2Porque boca de impío y boca de engañador se han abierto contra mí;

Han hablado de mí con lengua mentirosa;

3Con palabras de odio me han rodeado,

Y pelearon contra mí sin causa.

4En pago de mi amor me han sido adversarios;

Mas yo oraba.

5Me devuelven mal por bien,

Y odio por amor.

6Pon sobre él al impío,

Y Satanás esté a su diestra.

7Cuando fuere juzgado, salga culpable;

Y su oración sea para pecado.

8Sean sus días pocos;

Tome otro su oficio.

109.8:
Hch. 1.20

9Sean sus hijos huérfanos,

Y su mujer viuda.

10Anden sus hijos vagabundos, y mendiguen;

Y procuren su pan lejos de sus desolados hogares.

11Que el acreedor se apodere de todo lo que tiene,

Y extraños saqueen su trabajo.

12No tenga quien le haga misericordia,

Ni haya quien tenga compasión de sus huérfanos.

13Su posteridad sea destruida;

En la segunda generación sea borrado su nombre.

14Venga en memoria ante Jehová la maldad de sus padres,

Y el pecado de su madre no sea borrado.

15Estén siempre delante de Jehová,

Y él corte de la tierra su memoria,

16Por cuanto no se acordó de hacer misericordia,

Y persiguió al hombre afligido y menesteroso,

Al quebrantado de corazón, para darle muerte.

17Amó la maldición, y esta le sobrevino;

Y no quiso la bendición, y ella se alejó de él.

18Se vistió de maldición como de su vestido,

Y entró como agua en sus entrañas,

Y como aceite en sus huesos.

19Séale como vestido con que se cubra,

Y en lugar de cinto con que se ciña siempre.

20Sea este el pago de parte de Jehová a los que me calumnian,

Y a los que hablan mal contra mi alma.

21Y tú, Jehová, Señor mío, favoréceme por amor de tu nombre;

Líbrame, porque tu misericordia es buena.

22Porque yo estoy afligido y necesitado,

Y mi corazón está herido dentro de mí.

23Me voy como la sombra cuando declina;

Soy sacudido como langosta.

24Mis rodillas están debilitadas a causa del ayuno,

Y mi carne desfallece por falta de gordura.

25Yo he sido para ellos objeto de oprobio;

Me miraban, y burlándose meneaban su cabeza.

109.25:
Mt. 27.39
Mr. 15.29

26Ayúdame, Jehová Dios mío;

Sálvame conforme a tu misericordia.

27Y entiendan que esta es tu mano;

Que tú, Jehová, has hecho esto.

28Maldigan ellos, pero bendice tú;

Levántense, mas sean avergonzados, y regocíjese tu siervo.

29Sean vestidos de ignominia los que me calumnian;

Sean cubiertos de confusión como con manto.

30Yo alabaré a Jehová en gran manera con mi boca,

Y en medio de muchos le alabaré.

31Porque él se pondrá a la diestra del pobre,

Para librar su alma de los que le juzgan.