Biblia Reina Valera 1960 (RVR60)
104

Dios cuida de su creación

1041Bendice, alma mía, a Jehová.

Jehová Dios mío, mucho te has engrandecido;

Te has vestido de gloria y de magnificencia.

2El que se cubre de luz como de vestidura,

Que extiende los cielos como una cortina,

3Que establece sus aposentos entre las aguas,

El que pone las nubes por su carroza,

El que anda sobre las alas del viento;

4El que hace a los vientos sus mensajeros,

Y a las flamas de fuego sus ministros.

104.4:
He. 1.7

5Él fundó la tierra sobre sus cimientos;

No será jamás removida.

6Con el abismo, como con vestido, la cubriste;

Sobre los montes estaban las aguas.

7A tu reprensión huyeron;

Al sonido de tu trueno se apresuraron;

8Subieron los montes, descendieron los valles,

Al lugar que tú les fundaste.

9Les pusiste término, el cual no traspasarán,

Ni volverán a cubrir la tierra.

10Tú eres el que envía las fuentes por los arroyos;

Van entre los montes;

11Dan de beber a todas las bestias del campo;

Mitigan su sed los asnos monteses.

12A sus orillas habitan las aves de los cielos;

Cantan entre las ramas.

13Él riega los montes desde sus aposentos;

Del fruto de sus obras se sacia la tierra.

14Él hace producir el heno para las bestias,

Y la hierba para el servicio del hombre,

Sacando el pan de la tierra,

15Y el vino que alegra el corazón del hombre,

El aceite que hace brillar el rostro,

Y el pan que sustenta la vida del hombre.

16Se llenan de savia los árboles de Jehová,

Los cedros del Líbano que él plantó.

17Allí anidan las aves;

En las hayas hace su casa la cigüeña.

18Los montes altos para las cabras monteses;

Las peñas, madrigueras para los conejos.

19Hizo la luna para los tiempos;

El sol conoce su ocaso.

20Pones las tinieblas, y es la noche;

En ella corretean todas las bestias de la selva.

21Los leoncillos rugen tras la presa,

Y para buscar de Dios su comida.

22Sale el sol, se recogen,

Y se echan en sus cuevas.

23Sale el hombre a su labor,

Y a su labranza hasta la tarde.

24¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová!

Hiciste todas ellas con sabiduría;

La tierra está llena de tus beneficios.

25He allí el grande y anchuroso mar,

En donde se mueven seres innumerables,

Seres pequeños y grandes.

26Allí andan las naves;

Allí este leviatán

104.26:
Job 41.1
Sal. 74.14
Is. 27.1
que hiciste para que jugase en él.

27Todos ellos esperan en ti,

Para que les des su comida a su tiempo.

28Les das, recogen;

Abres tu mano, se sacian de bien.

29Escondes tu rostro, se turban;

Les quitas el hálito, dejan de ser,

Y vuelven al polvo.

30Envías tu Espíritu, son creados,

Y renuevas la faz de la tierra.

31Sea la gloria de Jehová para siempre;

Alégrese Jehová en sus obras.

32Él mira a la tierra, y ella tiembla;

Toca los montes, y humean.

33A Jehová cantaré en mi vida;

A mi Dios cantaré salmos mientras viva.

34Dulce será mi meditación en él;

Yo me regocijaré en Jehová.

35Sean consumidos de la tierra los pecadores,

Y los impíos dejen de ser.

Bendice, alma mía, a Jehová.

Aleluya.

105

Maravillas de Jehová a favor de Israel

(1 Cr. 16.7-22)

1051Alabad a Jehová, invocad su nombre;

Dad a conocer sus obras en los pueblos.

2Cantadle, cantadle salmos;

Hablad de todas sus maravillas.

3Gloriaos en su santo nombre;

Alégrese el corazón de los que buscan a Jehová.

4Buscad a Jehová y su poder;

Buscad siempre su rostro.

5Acordaos de las maravillas que él ha hecho,

De sus prodigios y de los juicios de su boca,

6Oh vosotros, descendencia de Abraham su siervo,

Hijos de Jacob, sus escogidos.

7Él es Jehová nuestro Dios;

En toda la tierra están sus juicios.

8Se acordó para siempre de su pacto;

De la palabra que mandó para mil generaciones,

9La cual concertó con Abraham,

105.9:
Gn. 12.7
17.8

Y de su juramento a Isaac.

105.9:
Gn. 26.3

10La estableció a Jacob por decreto,

A Israel por pacto sempiterno,

11Diciendo: A ti te daré la tierra de Canaán

Como porción de vuestra heredad.

105.10-11:
Gn. 28.13

12Cuando ellos eran pocos en número,

Y forasteros en ella,

13Y andaban de nación en nación,

De un reino a otro pueblo,

14No consintió que nadie los agraviase,

Y por causa de ellos castigó a los reyes.

15No toquéis, dijo, a mis ungidos,

Ni hagáis mal a mis profetas.

105.14-15:
Gn. 20.3-7

16Trajo hambre sobre la tierra,

Y quebrantó todo sustento de pan.

105.16:
Gn. 41.53-57

17Envió un varón delante de ellos;

A José, que fue vendido por siervo.

105.17:
Gn. 37.28
45.5

18Afligieron sus pies con grillos;

En cárcel fue puesta su persona.

19Hasta la hora que se cumplió su palabra,

El dicho de Jehová le probó.

105.18-19:
Gn. 39.20—40.23

20Envió el rey, y le soltó;

El señor de los pueblos, y le dejó ir libre.

105.20:
Gn. 41.14

21Lo puso por señor de su casa,

Y por gobernador de todas sus posesiones,

105.21:
Gn. 41.39-41

22Para que reprimiera a sus grandes como él quisiese,

Y a sus ancianos enseñara sabiduría.

23Después entró Israel en Egipto,

105.23:
Gn. 46.6

Y Jacob moró en la tierra de Cam.

105.23:
Gn. 47.11

24Y multiplicó su pueblo en gran manera,

Y lo hizo más fuerte que sus enemigos.

25Cambió el corazón de ellos para que aborreciesen a su pueblo,

Para que contra sus siervos pensasen mal.

105.24-25:
Ex. 1.7-14

26Envió a su siervo Moisés,

Y a Aarón, al cual escogió.

105.26:
Ex. 3.1—4.17

27Puso en ellos las palabras de sus señales,

Y sus prodigios en la tierra de Cam.

28Envió tinieblas que lo oscurecieron todo;

105.28:
Ex. 10.21-23

No fueron rebeldes a su palabra.

29Volvió sus aguas en sangre,

Y mató sus peces.

105.29:
Ex. 7.17-21

30Su tierra produjo ranas

Hasta en las cámaras de sus reyes.

105.30:
Ex. 8.1-6

31Habló, y vinieron enjambres de moscas,

105.31:
Ex. 8.20-24

Y piojos

105.31:
Ex. 8.16-17
en todos sus términos.

32Les dio granizo por lluvia,

Y llamas de fuego en su tierra.

33Destrozó sus viñas y sus higueras,

Y quebró los árboles de su territorio.

105.32-33:
Ex. 9.22-25

34Habló, y vinieron langostas,

Y pulgón sin número;

35Y comieron toda la hierba de su país,

Y devoraron el fruto de su tierra.

105.34-35:
Ex. 10.12-15

36Hirió de muerte a todos los primogénitos en su tierra,

Las primicias de toda su fuerza.

105.36:
Ex. 12.29

37Los sacó con plata y oro;

Y no hubo en sus tribus enfermo.

38Egipto se alegró de que salieran,

Porque su terror había caído sobre ellos.

105.37-38:
Ex. 12.33-36

39Extendió una nube por cubierta,

Y fuego para alumbrar la noche.

105.39:
Ex. 13.21-22

40Pidieron, e hizo venir codornices;

Y los sació de pan del cielo.

105.40:
Ex. 16.2-15

41Abrió la peña, y fluyeron aguas;

Corrieron por los sequedales como un río.

105.41:
Ex. 17.1-7
Nm. 20.2-13

42Porque se acordó de su santa palabra

Dada a Abraham su siervo.

43Sacó a su pueblo con gozo;

Con júbilo a sus escogidos.

44Les dio las tierras de las naciones,

105.44:
Jos. 11.16-23

Y las labores de los pueblos heredaron;

45Para que guardasen sus estatutos,

Y cumpliesen sus leyes.

Aleluya.

106

La rebeldía de Israel

1061Aleluya.

Alabad a Jehová, porque él es bueno;

Porque para siempre es su misericordia.

106.1:
1 Cr. 16.34
2 Cr. 5.13
7.3
Esd. 3.11
Sal. 100.5
107.1
118.1
136.1
Jer. 33.11

2¿Quién expresará las poderosas obras de Jehová?

¿Quién contará sus alabanzas?

3Dichosos los que guardan juicio,

Los que hacen justicia en todo tiempo.

4Acuérdate de mí, oh Jehová, según tu benevolencia para con tu pueblo;

Visítame con tu salvación,

5Para que yo vea el bien de tus escogidos,

Para que me goce en la alegría de tu nación,

Y me gloríe con tu heredad.

6Pecamos nosotros, como nuestros padres;

Hicimos iniquidad, hicimos impiedad.

7Nuestros padres en Egipto no entendieron tus maravillas;

No se acordaron de la muchedumbre de tus misericordias,

Sino que se rebelaron junto al mar, el Mar Rojo.

106.7:
Ex. 14.10-12

8Pero él los salvó por amor de su nombre,

Para hacer notorio su poder.

9Reprendió al Mar Rojo y lo secó,

106.9-12:
Ex. 14.21-31

Y les hizo ir por el abismo como por un desierto.

10Los salvó de mano del enemigo,

Y los rescató de mano del adversario.

11Cubrieron las aguas a sus enemigos;

No quedó ni uno de ellos.

12Entonces creyeron a sus palabras

Y cantaron su alabanza.

106.12:
Ex. 15.1-21

13Bien pronto olvidaron sus obras;

No esperaron su consejo.

14Se entregaron a un deseo desordenado en el desierto;

Y tentaron a Dios en la soledad.

15Y él les dio lo que pidieron;

Mas envió mortandad sobre ellos.

106.14-15:
Nm. 11.4-34

16Tuvieron envidia de Moisés en el campamento,

Y contra Aarón, el santo de Jehová.

17Entonces se abrió la tierra y tragó a Datán,

Y cubrió la compañía de Abiram.

18Y se encendió fuego en su junta;

La llama quemó a los impíos.

106.16-18:
Nm. 16.1-35

19Hicieron becerro en Horeb,

Se postraron ante una imagen de fundición.

106.19-23:
Ex. 32.1-14

20Así cambiaron su gloria

Por la imagen de un buey que come hierba.

21Olvidaron al Dios de su salvación,

Que había hecho grandezas en Egipto,

22Maravillas en la tierra de Cam,

Cosas formidables sobre el Mar Rojo.

23Y trató de destruirlos,

De no haberse interpuesto Moisés su escogido delante de él,

A fin de apartar su indignación para que no los destruyese.

24Pero aborrecieron la tierra deseable;

No creyeron a su palabra,

25Antes murmuraron en sus tiendas,

Y no oyeron la voz de Jehová.

26Por tanto, alzó su mano contra ellos

Para abatirlos en el desierto,

106.24-26:
Nm. 14.1-35

27Y humillar su pueblo entre las naciones,

Y esparcirlos por las tierras.

106.27:
Lv. 26.33

28Se unieron asimismo a Baal-peor,

Y comieron los sacrificios de los muertos.

29Provocaron la ira de Dios con sus obras,

Y se desarrolló la mortandad entre ellos.

30Entonces se levantó Finees e hizo juicio,

Y se detuvo la plaga;

31Y le fue contado por justicia

De generación en generación para siempre.

106.28-31:
Nm. 25.1-13

32También le irritaron en las aguas de Meriba;

Y le fue mal a Moisés por causa de ellos,

33Porque hicieron rebelar a su espíritu,

Y habló precipitadamente con sus labios.

106.32-33:
Nm. 20.2-13

34No destruyeron a los pueblos

Que Jehová les dijo;

35Antes se mezclaron con las naciones,

Y aprendieron sus obras,

36Y sirvieron a sus ídolos,

Los cuales fueron causa de su ruina.

106.34-36:
Jue. 2.1-3
3.5-6

37Sacrificaron sus hijos y sus hijas a los demonios,

106.37:
2 R. 17.17

38Y derramaron la sangre inocente, la sangre de sus hijos y de sus hijas,

Que ofrecieron en sacrificio a los ídolos de Canaán,

Y la tierra fue contaminada con sangre.

106.38:
Nm. 35.33

39Se contaminaron así con sus obras,

Y se prostituyeron con sus hechos.

40Se encendió, por tanto, el furor de Jehová sobre su pueblo,

Y abominó su heredad;

41Los entregó en poder de las naciones,

Y se enseñorearon de ellos los que les aborrecían.

42Sus enemigos los oprimieron,

Y fueron quebrantados debajo de su mano.

43Muchas veces los libró;

Mas ellos se rebelaron contra su consejo,

Y fueron humillados por su maldad.

44Con todo, él miraba cuando estaban en angustia,

Y oía su clamor;

45Y se acordaba de su pacto con ellos,

Y se arrepentía conforme a la muchedumbre de sus misericordias.

46Hizo asimismo que tuviesen de ellos misericordia todos los que los tenían cautivos.

106.40-46:
Jue. 2.14-18

47Sálvanos, Jehová Dios nuestro,

Y recógenos de entre las naciones,

Para que alabemos tu santo nombre,

Para que nos gloriemos en tus alabanzas.

48Bendito Jehová Dios de Israel,

Desde la eternidad y hasta la eternidad;

Y diga todo el pueblo, Amén.

Aleluya.

106.47-48:
1 Cr. 16.35-36