Dios habla Hoy (DHH)
65

SALMO 65 (64)

Dios es digno de alabanza

1 (1) Del maestro de coro. Salmo y cántico de David.

651 1 (2) Oh Dios de Sión,

¡tú eres digno de alabanza!,

¡tú mereces que te cumplan lo prometido,

2 2 (3) pues escuchas la oración!

Todo el mundo viene a ti.

3 3 (4) Nuestras maldades nos dominan,

pero tú perdonas nuestros pecados.

4 4 (5) Feliz el hombre a quien escoges

y lo llevas a vivir cerca de ti,

en las habitaciones de tu templo.

¡Que seamos colmados con lo mejor de tu casa,

con la santidad de tu templo!

5 5 (6) Dios y Salvador nuestro,

tú nos respondes

con maravillosos actos de justicia;

la tierra entera confía en ti,

y también el mar lejano;

6 6 (7) tú mantienes firmes las montañas

con tu poder y tu fuerza.

7 7 (8) Tú calmas el estruendo de las olas

y el alboroto de los pueblos;

8 8 (9) aun los que habitan en lejanas tierras

tiemblan ante tus maravillas;

por ti hay gritos de alegría

del oriente al occidente.

9 9 (10) Tú tienes cuidado de la tierra;

le envías lluvia y la haces producir;

tú, con arroyos caudalosos,65.9 Arroyos caudalosos: El texto hebreo habla del canal de Dios, aludiendo tal vez a la fuente de la que proceden las lluvias. Cf. Gn 1.6-8.

haces crecer los trigales.

¡Así preparas el campo!

10 10 (11) Tú empapas los surcos de la tierra

y nivelas sus terrones;

ablandas la tierra con lluvias abundantes

y bendices sus productos.

11 11 (12) Tú colmas el año de bendiciones,

tus nubes65.11 Tus nubes: texto probable. Heb. tus caminos. derraman abundancia;

12 12 (13) los pastos del desierto están verdes

y los montes se visten de gala;

13 13 (14) los llanos se cubren de rebaños,

los valles se revisten de trigales;

¡todos cantan y gritan de alegría!

66

SALMO 66 (65)

Tus obras son maravillosas

1a (1a) Del maestro de coro. Salmo, cántico.

661 1 (1b) Canten a Dios con alegría,

habitantes de toda la tierra;

2canten himnos a su glorioso nombre;

cántenle gloriosas alabanzas.

3Díganle a Dios:

«Tus obras son maravillosas.

Por tu gran poder

tus enemigos caen aterrados ante ti;

4todo el mundo te adora

y canta himnos a tu nombre.»

5Vengan a ver las obras de Dios,

las maravillas que ha hecho por los hombres:

6convirtió el mar en tierra seca,

y nuestros antepasados cruzaron el río a pie;

¡alegrémonos en Dios!66.6 Alusión al paso milagroso a través del Mar Rojo (Ex 14.21-22) y del río Jordán (Jos 3.14-17).

7Con su poder, gobierna para siempre;

vigila su mirada a las naciones,

para que los rebeldes

no se levanten contra él.

8¡Naciones, bendigan a nuestro Dios!,

¡hagan resonar himnos de alabanza!

9Porque nos ha mantenido con vida;

no nos ha dejado caer.

10Dios nuestro, tú nos has puesto a prueba,

¡nos has purificado como a la plata!

11Nos has hecho caer en la red;

nos cargaste con un gran peso.

12Dejaste que un cualquiera nos pisoteara;

hemos pasado a través de agua y fuego,

pero al fin nos has dado respiro.

13Entraré en tu templo y te ofreceré holocaustos;

así cumpliré mis promesas,

14las promesas que te hice

cuando me hallaba en peligro.

15Te presentaré holocaustos de animales engordados;

te ofreceré toros y machos cabríos,

y sacrificios de carneros.

16¡Vengan todos ustedes,

los que tienen temor de Dios!

¡Escuchen, que voy a contarles

lo que ha hecho por mí!

17Con mis labios y mi lengua

lo llamé y lo alabé.

18Si yo tuviera malos pensamientos,

el Señor no me habría escuchado;

19¡pero él me escuchó y atendió mis oraciones!

20¡Bendito sea Dios,

que no rechazó mi oración

ni me negó su amor!

67

SALMO 67 (66)

¡Que te alaben todos los pueblos!

1 (1) Del maestro de coro, con instrumentos de cuerda. Salmo y cántico.

671 1 (2) Que el Señor tenga compasión y nos bendiga,

que nos mire con buenos ojos,67.1 Esta plegaria se inspira en la fórmula de bendición que pronunciaban los sacerdotes, según Nm 6.23-26.

2 2 (3) para que todas las naciones de la tierra

conozcan su voluntad y salvación.

3 3 (4) Oh Dios,

que te alaben los pueblos;

¡que todos los pueblos te alaben!

4 4 (5) Que las naciones griten de alegría,

pues tú gobiernas los pueblos con justicia;

¡tú diriges las naciones del mundo!

5 5 (6) Oh Dios,

que te alaben los pueblos;

¡que todos los pueblos te alaben!

6 6 (7) La tierra ha dado su fruto;

¡nuestro Dios nos ha bendecido!

7 7 (8) ¡Que Dios nos bendiga!

¡Que le rinda honor el mundo entero!