Dios habla Hoy (DHH)
29

SALMO 29 (28)

La poderosa voz del Señor

1a (1a) Salmo de David.

291 1 (1b) Alaben al Señor, seres celestiales:29.1 Seres celestiales: lit. hijos de Dios. Cf. Job 1.6; Sal 89.5-7, y véase 8.5 n.

alaben el poder y la gloria del Señor,

2alaben el glorioso nombre del Señor,

adoren al Señor en su hermoso santuario.29.2 En su hermoso santuario: otras posibles traducciones: vestidos con ropas sagradas, o bien, al manifestarse su santidad.

3La voz del Señor29.3 La voz del Señor: es decir, el trueno (Sal 18.13). resuena sobre el mar;

el Dios glorioso hace tronar:

¡el Señor está sobre el mar inmenso!

4La voz del Señor resuena con fuerza;

la voz del Señor resuena imponente;

5la voz del Señor desgaja los cedros.

¡El Señor desgaja los cedros del Líbano!

6Hace temblar los montes Líbano y Sirión;29.6 Sirión: nombre que los fenicios daban al monte Hermón (Dt 3.8-9).

¡los hace saltar como toros y becerros!

7La voz del Señor lanza llamas de fuego;

8la voz del Señor hace temblar al desierto;

¡el Señor hace temblar al desierto de Cadés!

9La voz del Señor sacude las encinas29.9 Sacude las encinas: traducción probable. Heb. hace a las ciervas dar a luz.

y deja sin árboles los bosques.

En su templo, todos le rinden honor.

10El Señor gobierna las lluvias;

¡el Señor gobierna cual rey eterno!

11El Señor da fuerza a su pueblo;

el Señor bendice a su pueblo con paz.