Dios habla Hoy (DHH)
19

SALMO 19 (18)

La gloria de Dios en la creación

1 (1) Del maestro de coro. Salmo de David.

191 1 (2) El cielo proclama la gloria de Dios;

de su creación nos habla la bóveda celeste.

2 2 (3) Los días se lo cuentan entre sí;

las noches hacen correr la voz.

3 3 (4) Aunque no se escuchan palabras

ni se oye voz alguna,

4 4 (5) su mensaje llega a toda la tierra,

hasta el último rincón del mundo.

Allí Dios puso un lugar para el sol,

5 5 (6) y este sale como un novio de la habitación nupcial,

y se alegra como un atleta al emprender su camino.

6 6 (7) Sale el sol por un lado del cielo

y da la vuelta hasta llegar al otro,

sin que nada pueda huir de su calor.

7 7 (8) La enseñanza del Señor es perfecta,

porque da nueva vida.

El mandato del Señor es fiel,

porque hace sabio al hombre sencillo.

8 8 (9) Los preceptos del Señor son justos,

porque traen alegría al corazón.

El mandamiento del Señor es puro

y llena los ojos de luz.

9 9 (10) El temor del Señor es limpio

y permanece para siempre.

Los decretos del Señor son verdaderos,

todos ellos son justos,

10 10 (11) ¡son de más valor que el oro fino!,

¡son más dulces que la miel del panal!

11 11 (12) Son también advertencias a este siervo tuyo,

y le es provechoso obedecerlas.

12 12 (13) ¿Quién se da cuenta de sus propios errores?

¡Perdona, Señor, mis faltas ocultas!

13 13 (14) Quítale el orgullo a tu siervo;

no permitas que el orgullo me domine.

Así seré un hombre sin tacha;

estaré libre de gran pecado.19.13 Libre de gran pecado: probable alusión al gran pecado de la idolatría, mencionado con esas palabras en Ex 32.31-33 y 2~R 17.21, en el texto hebreo.

14 14 (15) Sean aceptables a tus ojos

mis palabras y mis pensamientos,

oh Señor, refugio y libertador mío.

20

SALMO 20 (19)

Oración por la victoria

1 (1) Del maestro de coro. Salmo de David.

201 1 (2) Que el Señor te escuche cuando estés angustiado;

que el Dios mismo de Jacob te defienda.

2 2 (3) Que te envíe auxilio y ayuda

desde el santuario de Sión.20.2 El santuario de Sión: es decir el templo en Jerusalén. Véase 2.6 n.

3 3 (4) Que se acuerde de todas tus ofrendas

y acepte con agrado tus holocaustos.

4 4 (5) Que cumpla todos tus deseos

y lleve a cabo todos tus planes.

5 5 (6) Celebraremos así tu victoria,

y levantaremos banderas

en el nombre del Dios nuestro.

¡Que el Señor cumpla todas tus peticiones!

6 6 (7) Estoy convencido de que el Señor

dará la victoria al rey que ha escogido;

de que le contestará desde su santo cielo,

dándole grandes victorias con su poder.

7 7 (8) Unos cuentan con sus carros de guerra

y otros cuentan con sus caballos;

pero nosotros contamos con el Señor nuestro Dios.

8 8 (9) A ellos se les doblan las rodillas, y caen,

pero nosotros seguimos firmes y en pie.

9 9 (10) Señor, ¡dale la victoria al rey!

¡Respóndenos cuando te llamemos!

21

SALMO 21 (20)

Un canto de victoria

1 (1) Del maestro de coro. Salmo de David.

211 1 (2) Señor,

el rey está alegre porque le has dado fuerzas;

¡está muy alegre porque le has dado la victoria!

2 2 (3) Has cumplido sus deseos;

no le has negado sus peticiones.

3 3 (4) Lo recibiste con grandes bendiciones

y le pusiste una corona de oro.

4 4 (5) Te pidió vida, y se la diste:

vida larga y duradera.

5 5 (6) Gracias a tu ayuda, es grande su poder;

le has dado honor y dignidad.

6 6 (7) Lo has bendecido para siempre;

con tu presencia lo llenas de alegría.

7 7 (8) Tú, oh rey, jamás caerás, pues confías en el Señor;

¡confías en el amor del Altísimo!

8 8 (9) Tu poder alcanzará a todos tus enemigos;

tu derecha alcanzará a los que te odian;

9 9 (10) los pondrás en un horno encendido

cuando aparezcas para juzgar.

El Señor, en su furor,

los consumirá con un fuego destructor.

10 10 (11) Borrarás del mundo y de entre los hombres

a sus hijos y sus descendientes.

11 11 (12) Aunque quieran hacerte daño

y hagan planes contra ti,

no se saldrán con la suya,

12 12 (13) pues tú los pondrás en fuga;

con tu arco apuntarás contra ellos.

13 13 (14) ¡Levántate con tu poder, Señor!

¡Celebraremos con himnos tus victorias!