Dios habla Hoy (DHH)
113

SALMO 113 (112)Salmo 113 Con este salmo comienza una colección de seis himnos (113—118) que la tradición rabínica llama Halel, palabra vinculada con la exclamación litúrgica Aleluya, ¡Alabado sea el Señor! Estos salmos se cantaban en las principales fiestas litúrgicas de Israel, especialmente en la celebración de la cena pascual (Mt 26.30).

Alabanza a la bondad del Señor

1131¡Aleluya!

Siervos del Señor, ¡alaben su nombre!

2¡Bendito sea ahora y siempre

el nombre del Señor!

3¡Alabado sea el nombre del Señor

del oriente al occidente!

4El Señor está por encima de las naciones;

¡su gloria está por encima del cielo!

5Nadie es comparable al Señor nuestro Dios,

que reina allá en lo alto;

6y que, sin embargo, se inclina

para mirar el cielo y la tierra.

7El Señor levanta del suelo al pobre,

y saca del lugar más bajo al necesitado

8para sentarlo entre gente importante,

entre la gente importante de su pueblo.

9A la mujer que no tuvo hijos

le da la alegría de ser madre

y de tener su propio hogar.

¡Aleluya!