Dios habla Hoy (DHH)
1

SALMO 1

Felicidad verdadera

11Feliz el hombre

que no sigue el consejo de los malvados,

ni va por el camino de los pecadores,

ni hace causa común con los que se burlan de Dios,

2sino que pone su amor en la ley1.2 Ley: La palabra hebrea torá, traducida habitualmente por ley, significa instrucción o enseñanza. Esta instrucción, que está contenida especialmente en los primeros cinco libros de la Biblia, es concebida como palabra viva de Dios, que sale al encuentro de los hombres para manifestarles su voluntad y conducirlos por el camino del bien y de la vida. Cf. Sal 19.7-14; 119. del Señor

y en ella medita noche y día.

3Ese hombre es como un árbol

plantado a la orilla de un río,

que da su fruto a su tiempo

y jamás se marchitan sus hojas.

¡Todo lo que hace, le sale bien!

4Con los malvados no pasa lo mismo,

pues son como paja que se lleva el viento.

5Por eso los malvados caerán bajo el juicio de Dios

y no tendrán parte en la comunidad de los justos.

6El Señor cuida el camino de los justos,

pero el camino de los malos lleva al desastre.

2

SALMO 2

Tú eres mi hijo2.0 Salmo 2. Salmo real, utilizado originariamente en la ceremonia de entronización o de ascensión al trono de un nuevo rey, perteneciente a la dinastía davídica. Sobre los ritos de entronización, cf. 1~R 1.28-53; 2~R 11.12.

21¿Por qué se alborotan los pueblos paganos?

¿Por qué hacen planes sin sentido?

2Los reyes y gobernantes de la tierra

se rebelan, y juntos conspiran

contra el Señor y su rey escogido.

3Y gritan:

«¡Vamos a quitarnos sus cadenas!

¡Vamos a librarnos de sus ataduras!»

4El Señor, el que reina en el cielo,

se ríe de ellos;

5luego, enojado, los asusta;

lleno de furor les dice:

6«Ya he consagrado a mi rey sobre Sión,2.6 Sión era el nombre de la fortaleza que David arrebató a los jebuseos para hacerla capital de su reino (2~S 5.7). Luego, ese mismo nombre se aplicó a la colina situada un poco más al norte, donde Salomón construyó el templo del Señor (cf. Sal 78.68-69), y también pasó a designar toda la ciudad de Jerusalén (cf. Sal 48.12-14). Los salmos aluden constantemente a Sión y a su templo, y lo llaman monte santo porque el Señor lo ha elegido para vivir allí (Sal 132.13). mi monte santo.»

7Voy a anunciar la decisión del Señor:

él me ha dicho: «Tú eres mi hijo;

yo te he engendrado hoy.2.7 En el día de su elevación al trono, el rey era constituido hijo de Dios por adopción, de acuerdo con la promesa de 2~S 7.14: «Yo le seré un padre, y él me será un hijo» (cf. Sal 89.26-27).

8Pídeme que te dé las naciones como herencia

y hasta el último rincón del mundo en propiedad,

y yo te los daré.

9Con cetro de hierro destrozarás a los reyes;

¡los harás pedazos como a ollas de barro!»

10Reyes y gobernantes de la tierra, entiendan esto,

¡aprendan bien esta lección!

11-12Adoren al Señor con alegría y reverencia;

inclínense ante él con temblor,2.11-12 Adoren al Señor… con temblor: traducción probable. El texto hebreo dice lit.: Y alégrense con temblor. Besen al hijo.

no sea que se enoje

y ustedes mueran en el camino,

pues su furor se enciende fácilmente.

¡Felices los que buscan protección en él!