Dios habla Hoy (DHH)
14

Josué reparte la tierra de Canaán

141Estos son los territorios de Canaán que los israelitas recibieron como posesión, tal y como se los dieron el sacerdote Eleazar,14.1 Eleazar, hijo y sucesor de Aarón (Nm 20.25-28) y padre de Finees (Nm 25.7). Josué y los jefes de clanes de las tribus israelitas. 2Los territorios se repartieron por sorteo entre las nueve tribus y media, como el Señor le había mandado a Moisés que lo hiciera.

14.2
Nm 26.52-56
34.13
3Ya antes Moisés les había dado tierras al otro lado del Jordán a las tribus de Rubén y de Gad y a la media tribu de Manasés;
14.3
Nm 32.33
34.14-15
Dt 3.12-17
pero a los levitas no les dio tierras. 4Los descendientes de José formaban dos tribus, la de Manasés y la de Efraín, pero a los levitas no les tocó ninguna porción de tierra, sino solamente ciudades habitables, con campos para criar ganado y rebaños. 5Los israelitas hicieron el reparto de la tierra tal como el Señor se lo había ordenado a Moisés.

El territorio de Caleb

6Los descendientes de Judá fueron a Guilgal para hablar con Josué, y Caleb el quenezita,

14.6
Nm 13.6
26.65
32.12
hijo de Jefuné, le dijo a Josué: «Acuérdate de lo que el Señor le dijo a su siervo Moisés en Cadés-barnea, en cuanto a ti y a mí.
14.6
Nm 14.30
7Yo tenía cuarenta años cuando Moisés me envió desde Cadés-barnea a explorar la región, y cuando volví le hablé con toda sinceridad.
14.7
Nm 13.1-30
8Los que fueron conmigo hicieron que la gente se asustara, pero yo me mantuve fiel a mi Dios y Señor. 9Entonces Moisés me juró: “La tierra en que has puesto el pie será siempre tuya y de tus descendientes, porque te mantuviste fiel a mi Dios y Señor.”
14.9
Nm 14.24
10Ya han pasado cuarenta y cinco años desde que el Señor le dijo esto a Moisés, que fue cuando los israelitas andaban todavía por el desierto, y conforme a su promesa me ha conservado con vida. Ahora ya tengo ochenta y cinco años, 11pero todavía estoy tan fuerte como cuando Moisés me mandó a explorar la tierra, y puedo moverme y pelear igual que entonces. 12Por eso te pido que me des ahora la región montañosa que el Señor me prometió.
14.12
Jue 1.20
Tú sabes desde entonces que los descendientes del gigante Anac14.12 Anac: Véase 11.22 n. viven allí, y que tienen ciudades grandes y bien fortificadas. Pero yo espero que el Señor me acompañe y me ayude a echarlos de allí, como él lo ha dicho.»

13Entonces Josué bendijo a Caleb, y le dio Hebrón para que fuera de él y de sus descendientes. 14Así fue como Hebrón llegó a ser de Caleb y de sus descendientes hasta el día de hoy, porque Caleb se mantuvo fiel al Señor, Dios de Israel. 15El nombre antiguo de Hebrón era Quiriat-arbá, pues Arbá fue un famoso descendiente del gigante Anac.

14.15
Jos 11.23

Después de esto hubo paz en la región.

15

El territorio de Judá

151El territorio que les tocó en suerte a los clanes de la tribu de Judá llegaba hasta la frontera de Edom, y por el sur hasta el desierto de Sin. 2Por ese lado la frontera partía de la punta que está en el extremo sur del Mar Muerto, 3corría después hacia el sur por la cuesta de Acrabim, pasando por el desierto de Sin y al sur de Cadés-barnea; luego seguía hasta Hesrón, subía hasta Adar y daba la vuelta hacia Carcá, 4de donde continuaba hasta Asmón, para salir al arroyo de Egipto y terminar en el mar Mediterráneo. Esta era la frontera por el sur. 5Por el este, la frontera era el Mar Muerto hasta la desembocadura del Jordán. De allí partía la frontera norte, 6que subía por Bet-hoglá y pasaba al norte de Bet-arabá, y de allí a la Peña de Bohan Ben-rubén; 7después subía del valle de Acor a Debir y volvía hacia Guilgal,15.7 Debir y Guilgal son aquí lugares distintos de los mencionados en la primera parte del libro de Josué (4.19; 10.38-39; 11.21; 12.13). que está frente a la cuesta de Adumim, al sur del arroyo; después la frontera pasaba por el manantial de En-semes y seguía hasta el de En-roguel; 8entonces pasaba por el valle de Ben-hinom, al sur de la cuesta de Jebús, es decir, Jerusalén; luego subía por la cumbre del monte que está al oeste del valle de Hinom, y al norte del valle de Refaim, 9para dar la vuelta desde la cumbre del monte hasta el manantial de Neftóah, y luego hasta las ciudades del monte de Efrón, pasando por Baalá, que también se llama Quiriat-jearim. 10De Baalá, la frontera se volvía hacia el oeste hasta el monte de Seír,15.10 Este monte de Seír es distinto del que llevaba ese mismo nombre y está al sur del Mar Muerto, en el territorio de Edom. y pasaba por Quesalón, al costado norte del monte Jearim, para después bajar hasta Bet-semes y pasar por Timná 11y por las cuestas al norte de Ecrón, girar hacia Sicrón, pasar por el monte de Baalá, y salir a Jabneel para terminar en el mar Mediterráneo. 12Por último, la frontera occidental era el mar Mediterráneo. Estas eran las fronteras de las posesiones que les tocaron a los de la tribu de Judá, y que se repartieron entre los clanes de la tribu.

Caleb conquista Hebrón y Debir

(Jue 1.10-15)

13Josué dio a Caleb, el hijo de Jefuné, una parte de los territorios de la tribu de Judá. Conforme a lo ordenado por el Señor, le dio Hebrón,

15.13
Gn 13.18
Jos 14.15
la ciudad principal de los descendientes del gigante Anac. 14Caleb echó de allí a tres descendientes de Anac, llamados Sesai, Ahimán y Talmai.
15.13-14
Jue 1.20
15Después marchó contra los que vivían en Debir,15.15 Debir: localidad distinta de la mencionada en el v. 7. Cf. Jos 10.38; 11.21; 12.13. que antes se llamaba Quiriat-séfer, 16y dijo: «Al que ataque y conquiste esta ciudad, yo le daré por esposa a mi hija Acsa.»

17El que conquistó la ciudad fue su sobrino Otoniel, el hijo de Quenaz, y Caleb le dio por esposa a su hija Acsa. 18Cuando iban a salir hacia su casa, Otoniel convenció a Acsa15.18 Otoniel convenció a Acsa: según versiones antiguas. Heb. Acsa convenció a Otoniel. de que le pidiera a su padre tierras de cultivo. Entonces ella se bajó del asno, y Caleb le preguntó:

—¿Qué se te ofrece?

19—Quiero pedirte un favor —contestó ella—. Ya que me diste tierras en el desierto del Négueb, dame también manantiales.

Y él le dio los manantiales de arriba y los de abajo.

Las ciudades de la tribu de Judá

20Estas fueron las posesiones de la tribu de Judá, que se repartieron según el número de sus clanes. 21Las ciudades que les tocaron en la región sur, hacia la frontera de Edom, fueron: Cabseel, Éder, Jagur, 22Quiná, Dimoná, Adadá, 23Quedes, Hasor, Itnán, 24Zif, Télem, Bealot, 25Hasor-hadatá, Queriot, Hesrón (que también se llama Hasor), 26Amam, Semá, Moladá, 27Hasar-gadá, Hesmón, Bet-pélet, 28Hasar-sual, Beerseba, con sus aldeas, 29Baalá, Iim, Ésem, 30Eltolad, Quesil, Hormá, 31Siclag, Madmaná, Sansaná, 32Lebaot, Silhim y En-rimón.15.32 En-rimón: texto probable, según Neh 11.29 y la versión griega (LXX). Heb. y Ain y Rimón. En total, veintinueve ciudades con sus aldeas.

33En la llanura les tocaron las siguientes ciudades: Estaol, Sorá, Asná, 34Zanóah, En-ganim, Tapúah, Enam, 35Jarmut, Adulam, Socó, Azecá, 36Saaraim, Aditaim, Guederá y Guederotaim, o sea catorce ciudades con sus aldeas.

37Las ciudades de Senán, Hadasá, Migdal-gad, 38Dileán, Mispá, Jocteel, 39Laquis, Boscat, Eglón, 40Cabón, Lahmam, Quitlís, 41Guederot, Bet-dagón, Naamá y Maquedá, o sea dieciséis ciudades con sus aldeas.

42Las ciudades de Libná, Éter, Asán, 43Iftah, Asná, Nesib, 44Queilá, Aczib y Maresá, o sea nueve ciudades con sus aldeas.

45La ciudad de Ecrón con sus pueblos y aldeas, 46y de Ecrón al mar todo el territorio cercano a Asdod, junto con sus aldeas.

47La ciudad de Asdod con sus pueblos y aldeas, y la ciudad de Gaza con sus pueblos y aldeas, hasta el arroyo de Egipto y los límites del mar Mediterráneo.

48En la región montañosa les tocaron a los de Judá las siguientes ciudades: Samir, Jatir, Socó, 49Daná, Quiriat-saná (llamada también Debir), 50Anab, Estemoa, Anim, 51Gosen, Holón y Guiló, o sea once ciudades con sus aldeas.

52Las ciudades de Arab, Dumá, Esán, 53Janum, Bet-tapúah, Afecá, 54Humtá, Quiriat-arbá (llamada también Hebrón), y Sior, o sea nueve ciudades con sus aldeas.

55Las ciudades de Maón, Carmel, Zif, Jutá, 56Jezreel, Jocdeam, Zanóah, 57Caín, Guibeá y Timná, o sea diez ciudades con sus aldeas.

58Las ciudades de Halhul, Bet-sur, Guedor, 59Maarat, Bet-anot y Eltecón, o sea seis ciudades con sus aldeas.

60Las ciudades de Quiriat-baal, llamada también Quiriat-jearim, y Rabá, con sus aldeas.

61En el desierto les tocaron las ciudades de Bet-arabá, Midín, Secacá, 62Nibsán, Ciudad de la Sal, y En-gadi, o sea seis ciudades con sus aldeas.

63Los descendientes de Judá no pudieron echar de Jerusalén a los jebuseos que allí vivían, de modo que hasta la fecha los jebuseos viven en Jerusalén junto con los descendientes de Judá.

16

Territorios de Efraín y Manasés, descendientes de José

161El territorio que les tocó en suerte a los descendientes de José empezaba, por el este, en el río Jordán, a la altura de los manantiales de Jericó, y de allí se extendía por el desierto, a lo largo de las montañas que van de Jericó a Betel. 2De Betel, es decir, Luz,16.2 Es decir, Luz: traducción probable. Heb. a Luz. Cf. Gn 28.19; Jos 18.13; Jue 1.22-26. pasaba por el territorio de los arquitas hasta Atarot; 3luego se extendía hacia el oeste por el territorio de los jafletitas, hasta la frontera con Bet-horón de Abajo, y hasta Guézer. De allí salía al mar Mediterráneo. 4Las posesiones que recibieron las tribus de Manasés y Efraín, descendientes de José, fueron las siguientes:

Territorios de la tribu de Efraín

5Los límites del territorio de los clanes de la tribu de Efraín se extendían, al este, de Atarot-adar hasta Bet-horón de Arriba. 6De allí se extendían hasta el mar Mediterráneo. El extremo norte de sus territorios era Micmetat, y de allí la frontera se extendía hacia el este, hasta Taanat-siló, para luego pasar por Janóah 7y bajar a Atarot y Naará, hasta tocar Jericó y salir al río Jordán. 8Desde Tapúah, la frontera se extiende hacia el oeste hasta el arroyo de Caná y el mar Mediterráneo. Este es el territorio que le tocó a la tribu de Efraín, y que se repartió entre sus clanes. 9Hubo además algunas ciudades y aldeas dentro del territorio de la tribu de Manasés, que les tocaron a los de Efraín. 10Pero los de la tribu de Efraín no echaron de Guézer a los cananeos que allí vivían,

16.10
Jue 1.29
sino que los dejaron vivir entre ellos, aunque los obligaron a pagarles tributo. Y hasta la fecha los cananeos viven allí.